Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por Aron G. Lindberg el Dom Mayo 11, 2014 4:11 am

El firmamento mostraba signos de que la noche estaba por caer, teñida de un peculiar tinte oscuro y rojo, aquello sólo indica una cosa: llovería. Los relámpagos se hacían escuchar aún más, sin duda la lluvia sería fuerte y caería en cualquier momento a torrenciales. Algo gruñón revolví mi cabellera dorada que lograba resplandecer debajo de los rayos solares, la razón del porqué estoy inquieto y fastidioso, es que no he traído paraguas. El agua empaparía mis prendas, ¡y eso que las acabo de comprar!

A pasos taimados, fui a mi encuentro con un compañero que quería darme noticias frescas. El olor a humedad se iba pronunciando cada vez más, y por fin la llovizna se largo solita, tapando por completo el cielo con una manta negra. Enfurecido, sin tener misericordia de nosotros los que estamos caminando cerca del mar. Las olas incrementaban por el viento, pero no era uno frío, sino uno de esos cálidos que sofocan. Las personas que disfrutaban de su paseo, comenzaban a correr para refugiarse en alguna parte. Chasqueé la lengua, no veía por ningún lado a Christopher o no me llamaría por nada. Mis ojos recorrían el hilo el hilo de gotitas, y no detuve mi andar hasta llegar a mi principal objetivo, ¡momento!, mi celular está sonando y lo saqué del bolsillo para darle un vistazo. Mordí mi labio inferior tras leerlo atentamente:

“Lo siento Aron, hubo un improvisto. La próxima vez te contaré a detalle. ¡Qué lindo está para dormir!  Smile ”

La puta madre que la re mil parió, ¡me hubieras avisado antes inútil! ¡De seguro lo hiciste a propósito! —Exclamaba en mi idioma, y junté fuerzas para no estrellar el celular contra el suelo, respiraba profundamente, arremolinándose en mi interior sentimientos negativos e inciertos, nadie querría entrar en ésa mente, ¡es un laberinto y yo, el minotauro! Incluso parecía ya una bestia que bufaba por la nariz, rechinando los dientes porque ahora estaba de mal humor, mojado y encima lejos del coche. No siempre dejaba a relucir está clase de sentimientos, siempre aparentaba calma o simplemente burla y sarcasmo a niveles insospechables. Y créanme, muy pocas personas me sacan de quicio, una de ellas es éste chiquillo. Le tuve que responder, y no me andaría con falsas sonrisas:

"Retrasado mental, espero que la próxima vez no me hagas lo mismo o juro que colgaré tus bolas de trofeo"

Que bonita es la amistad. Y di OK para enviar. Retomé el ritmo de mis pasos, intentando no putear más de la cuenta, y cómo si el tiempo leyera mis emociones, se volvió intensa e insoportable. Mi cabello a estas alturas estaba empapado, y yo allí, caminando sombrío, en busca de soltar mi enfado con cualquier cosa que se cruzará por mi camino. Pensé que iba a tener un día que llaman: normal, más fue un grave error de mi parte. Siempre habrá algo que dará un giro, la vuelta de tuerca o ésa cosa que no se puede describir tan fácil, pero doy por hecho que vuelve la vida más interesante. Un condimento que varía de sabor según aquellas sorpresas desconcertantes. Estaba incluso seguro que no habría nada que me detuviera en el camino, sin dar fe de que alguien se atrevería a meterse en el medio de mi viaje sin previo aviso. Tuve que dar la vuelta, quizás un café caliente me calmaría.
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por B. Freya Basken el Dom Mayo 11, 2014 8:08 am

Clack. Clack. Clack. El sonido de mis uñas mientras tamborileaba los dados en mi escritorio comenzaba a molestarme. Un hábito adquirido años atrás que sólo me sucedía cuando estaba impaciente. Hoy lo estaba. Había leído por tercera vez consecutiva el archivo de Benjamin Foster buscando algún indicio de su paradero y el viejo raboverde de recursos no paraba de darme miradas insinuantes y lascivas desde el momento en que había puesto un pie en esta estación. - Asqueroso- dije para mí, mientras me paraba y tomaba mi bolso del cajón del escritorio donde lo guardaba. Un último vistazo al reloj me indicaba que no podía pensar en algo coherente si eran las 6 de la tarde y no había ingerido mi segunda porción de cafeína durante el día. Tomé el folder con el archivo y me dirigí hacía el estacionamiento, en casa podía terminar mi tarea. Tras despedirme de mi jefe, caminé hacia el estacionamiento.

Hoy el viento olía a tierra mojada, mientras pequeñas gotas de lluvia comenzaban a caer del cielo, aumentando su intensidad poco a poco. Me detuve un momento disfrutando de ella, alzando el rostro para enfrentar un cielo repleto de nubes enfurecidas y dispuestas a dejar caer todo su peso en la ciudad. Amaba la lluvia, sin embargo hoy algo se sentía diferente en ella.

Negué con la cabeza alejando ese pensamiento e hice mi camino hacia mi Rover. Desbloqueé el seguro y entré al auto para después ponerme en el tráfico del centro de la isla y dirigirme al café que estaba en una de las orillas cercanas a la playa. Me enfadaba un poco la idea de que hoy no podría sentarme en uno de los mesones destinados en el balcón y escuchar las olas. Tendría que conformarme con el Drive Thru, un capuchinno mocha y probablemente terminaría pidiendo tambien un brownie de chocolate; ya tendría tiempo de bajar las calorías en el gym al siguiente día.

Iba tan inmersa en mis pensamientos, cuando de pronto un golpe en el capo de mi carro me sorprendió y enfoqué mi vista a tiempo para ver la figura de un hombre antes de que este desapareciera en el freno de mi auto, por suerte no iba rápido al ser una zona transitada- Mierda!- grité en mi idioma natal y salté fuera de mi auto con la lluvia torrencial empapándome en el paso. De donde demonios había salido?!-  Esta bien?- pregunté con la voz aguda por susto tratando de ver su rostro cubierto por una mezcla de lluvia y cabello de color dorado. Afortunadamente se movía. No lo había matado.

Un suspiro de alivia escapó de mis labios y me acerqué aún más a él, aún sin darme el rostro, tal vez había fracturado su nariz o algo- Necesita que llame a una ambulancia? quiere que lo lleve al hospital?- Coloqué mi mano en su hombro con preocupación y una vez este alzo el rostro, mi mundo se congelo y a pesar de que la lluvia seguía mojando mi cuerpo yo no lograba sentir nada- No puede ser...- dije aquello en danés, sabiendo que esa persona no necesitaba un traductor, me entendería a la perfección. Solté su hombro como si este quemara mi mano y retrocedí hasta que mi espalda quedó contra la puerta abierta del conductor de mi Rover- No es posible..- que absurda broma era esta?
avatar
B. Freya Basken
агентов-7
агентов-7

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 06/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por Aron G. Lindberg el Dom Mayo 11, 2014 3:48 pm

Revisaba mi celular en caso de haber una contestación próxima de aquél bastardo, si no fuera por él, estaría disfrutando de un café caliente en mi habitación, mirando una película de artes marciales y de paso, estando acompañado por alguna mujer, quizás una colombiana. Tenía dos hipótesis: lo hizo a adrede para gastarme una broma o en verdad sea algo importante para no decírmelo con un mensaje de texto. Limpie la pantalla, la lluvia hundía en gotas el celular y lo guardé inmediatamente. Hacía calor, pero el agua me estaba dando frío, hasta sentía mi cerebro congelarse. Froté suavemente mi rostro para intentar en vano secarme, entonces recordé que mis manos también se estaban mojando. De pronto sentí un pequeño choque, obligándome a caer de cara y sufrir un doloroso desequilibrio, ahora no sólo estaba enojado con Christopher, también con el que me tiró. Cosa que me llevó a sacar una presurosa conjetura, ¿será él?

El empujón provocó un efecto de caída porque el suelo estaba resbaladizo, había que caminar con prudencia. ¿Quién fue el idiota que se puso a transitar por un lugar que no es apto para vehículos? ¡Es una calle exclusiva para correr, para bicicletas y patines!, genial, mi día no puede embarrarse más de lo que está. Estaba ahí, tirado al suelo y boca abajo, intentando recapacitar y volver a la realidad, la lluvia me adormecía, y tensaba mi cuerpo por el calor. En tanto, una voz femenina inundó mis oídos, chocando y retumbando para despertarme de mis ensoñaciones, logró a su vez aumentar mi ritmo cardiaco porque estaba de mal humor para tener que dar una respuesta amable. ¿Habla en serio?, no estúpida, sólo estoy probando el sabor del suelo, ¡ñam, que rico! Un error lo puede tener cualquiera, pero nunca hay que poner las mujeres al volante, no saben manejar. Y aunque eso suene machista es un hecho que tengan, un sentido pésimo. Sentí su mano sobre mi hombro, abriendo por completo los ojos, ¿no estoy muerto? Seguramente no, no hay hermosas mujeres y hombres recibiéndome con muchas frutas y bebidas mientras suena una música de fiesta.  

La cabeza me daba vueltas; tuve que levantarme muy despacio para no volver a caer, y aunque el auto no me pegó gravemente, el caer fue doloroso. Me puse en cuatro, clavando mi vista en el pavimento y por fin me puse de rodillas. Ahora me estaba dando cuenta que la había entendido perfectamente, es una danesa como yo. Masajee mis sienes, y solté un suspiro de mis labios, comenzando a encarar a mi posible homicida quién estaba pegada a la puerta como si hubiera visto un fantasma. La oscuridad apenas podía darme a conocer su rostro, sólo podía visualizar un cabello rojo intenso. — No se preocupe rojita, estoy bien… —me comencé a parar, sosteniéndome del auto para impulsarme, entonces decidí que sería mejor acercarme para tener un contacto aún más intimo.

Sonreía, pero aquella sonrisa fue cambiando a una expresión diferente: sorpresa y una sensación de extrañes. Tragué saliva, el golpe quizás me estaba dando alucinaciones aunque lo dudo, apenas fue severo y no estaba tan mal de la cabeza para estar viviendo un espejismo debido a un raro sentimiento de querer reencontrarme con alguien que conocía, aquella que ha hecho mis días muchos más alegres y vivaces, haciéndome conocer el significado de “familia”. — Be… —balbuceaba, no podía decir su nombre, no estaba seguro si era ella, ¿lo era?, ¿y cuando se puso tan buena? Tomé su rostro con ambas manos, inspeccionando de pies a cabezas la fémina para sacar toda duda. Es ELLA. Me sentía afiebrado, experimentando viejas sensaciones ya olvidadas, creí que no volvería a suceder después de mucho tiempo. Debía mantenerme a raya para ella y demostrarle que puedo ser un gran actor que quiere ganarse un Oscar. No es que vaya a decir mentiras y actuar como un hipócrita, de hecho solo trastocaría ciertas acciones de mi parte. ¿Qué mejor cosa que decir la verdad y encima disimular un sentimiento? Es que ahora mismo sentía, no se qué pero algo es. — Primita —dije irónico—. ¿Por qué carajo metiste el auto en estas zonas?, ¿se te zafó un tornillo?, ¿o acaso querías matarme?, seguramente sea lo último, siempre quisiste hacerlo. —Sin pensármelo mucho me metí al auto sin permiso, poniéndome en el asiento del conductor. — Dame las llaves, conduzco yo... Por cierto, te extrañe—murmuré, desviando mi rostro hacía otra parte y admirando el mal tiempo.
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por B. Freya Basken el Vie Mayo 16, 2014 6:59 am

Miré a mi primo atónita durante un par de segundos, sin saber que decir, joder si que se había puesto bueno en todos estos años- no Frey concentrate!-abrí y cerré mi boca un par de veces, mientras un sin fin de sentimientos se acumulaban en mi interior: extrañeza, tristeza, decepción, ira, excitación y tan pronto como Aron abrió la boca, un intenso deseo asesino. Mandé al trasto mi cordura y me erguí de manera suficiente sobre él, no le permitiría ver que de alguna manera me afectaba; en cambió alcé una ceja y lo miré con aborrecimiento marcado en mi rostro- veo que sigues siendo el mismo idiota primito- enmarqué la última palabra con el mismo tono salamero que él había utilizado hacia mi-  de saber que eras tú a quien había golpeado me habría dado reversa un par de veces para así magullar tu lindo rostro- chasqueé mi lengua y fingí decepción - quizá tenga mejor suerte para la próxima-

La lluvia aún caía a torrenciales, empapando mi cuerpo y pegando mi pelo a mi rostro, debía verme patética justo como un gato remojado. Bufé y me adelante un pasó hacia él para encararlo justo en el momento en que esté se metía en el asiento del conductor de MI auto. Ok, allí iba lo último de mi racionalidad- pero... pero que demonios crees que haces?!!- ah joder no! sentí mi cuerpo agitarse y el enojo comenzó a acumularse a raudales en mi cuerpo, si esta noche cometía asesinato probablemente debería buscar un buen lugar para esconder el cuerpo- te doy mis llaves un carajo! baja de mi auto imbécil!!-  grité llamando la atención de un par de peatones pero no me importó estaba lista para arrancar sus brazos si decía alguna estupidez más.

Tomé una larga respiración tratando de calmarme - yo no te extrañé para nada- mentira, desde que nos habíamos separado no había día en el que no pensará en él y en cuanto lo extrañaba, pero no le daría la satisfacción de saberlo, no lo merecía. Odié el hecho de que me había abandonado por irse corriendo a los brazos de papá, cuando yo lo había necesitado más, ahora estaba acabado-  no se que haces aquí en Krakoa y no me importa- cerré mis ojos y tomé el puente de mi nariz entre mis dedos contando hasta diez- mientras más lejos esté de ti mejor- quedé a un palmo de distancia de él y extendí mi mano- ahora sal de MI PUTO AUTO y desaparece de mi vista Aron, o que Dios me ayude, mi paciencia no es infinita y tu estas presionando los botones correctos para una muerte lenta y dolorosa, te lo juro-.

[Lamento la tardanza]
avatar
B. Freya Basken
агентов-7
агентов-7

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 06/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por Aron G. Lindberg el Jue Mayo 22, 2014 3:46 am

¿Hace cuanto tiempo no tenemos la fortuna de encontrarnos? Anhelaba el día en que tuviéramos contacto de nuevo, vernos, porque nos agradábamos el uno al otro con nuestras presencias. Si claro, porque nos demostramos tanto amor. Aunque hubo un tiempo en el que sí nos llevábamos muy bien, ¿qué paso?, pues me volví un seguidor más del señor Basken. No pude evitarlo, sentía una gran admiración laboral, y eso era más fuerte que otra cosa. Acallé apenas tenerla cerca, me sentí pequeño, nervioso, y algo ansioso apenas observar su impactante figura femenina, había cambiado muchísimo. Sin duda era un hipnótico efecto que empalagaba mis sentidos. Hasta parecía un adolescente con sus hormonas alborotadas, ¡dios!, ¿qué me pasa?

Apreté un poco los labios, y solté el aire que estaba conteniendo, me estaba alterando la jodida y lamentablemente es algo que siempre existió, sólo que preferí evitarlo porque no quería que me cortarán las pelotas. Conociendo al tío, seguramente hubiera sido aniquilado y erradicado de la tierra. Ni siquiera estaría aquí hoy día. Así que fue mejor mantener las distancias, más que la cercanía, ella fue quién terminó por cortar el lazo unido. — Al menos admites que tengo lindo rostro —sonreí con aires de satisfacción, sé que ella odia ésa sonrisa, demuestra cuan orgulloso de mí puedo ser. Sí, me había metido al auto, y no precisamente porque se me dio la jodida gana, sino que llueve. Enarqué una ceja, ¿se molesta por qué intento protegerme de la lluvia?, madre santa, la misma chica quisquillosa que conocía sale a flote o quizás está en la época menstrual, que mal momento para topármela.

Comencé a reír levemente, y terminé por estornudar ante el cambio de clima; el auto está suficientemente cálido y afuera mucho más denso. Debería rezar para no pescar un resfriado, y en tanto ella me gritaba, busqué algún pañuelo. Necesito un café y ropa seca.¿Acaso quieres que camine debajo de ésta lluvia?, no seas tosca y dame las llaves. —Está vez lo pedí en un tono mucho más sosegado, pero sabría decir que eso la iba a enfadar mucho más, las mujeres les hables como les hables, se emperran solas por cualquier estupidez. — Vale, no me extrañaste, ¿debo llorar ahora? —En el fondo presentía que no, aún cuando le soy sincero, me escupe semejante mentira pero no diré nada. Tal vez realmente no me haya extrañado, ¿quién lo haría? Clave mis orbes azules en los suyos, se habían vuelto más fríos que los páramos antárticos, salí de su “puto auto”, y cerré la puerta con brusquedad. Me había dolido bastante sus palabras, no porque hayan sido dichas con enojo, sino que calaron mi alma y la pincharon con una aguja. ¿En serio ya no le importo?

Vete a la mierda, tú y tu puto auto. Dejaré a Aron a la intemperie, total, que se enferme el imbécil. —Lo último lo hice en plan burla, una vocecita afeminada que denotaba sarcasmo y rabia. Me giré antes de poder seguir con mi camino — Una cosa más, antes de hacerme humo y esfumarme de tu vista… —retrocedí, esto no tenía que decirse a los cuatro vientos. — Erik ha desaparecido —murmuré claro, y suspiré para dejar que la lluvia sea mi consuelo. — Sólo para que lo sepas. —Mantuve una expresión neutra, y sin más que agregar fui alejándome de su presencia. ¿Drama?, quizás, pero es para que sienta lástima, las mujeres suelen partírseles el alma con éstas cosas. Vale, soy un bastardo a veces, no lo puedo remediar.
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por B. Freya Basken el Sáb Mayo 31, 2014 6:03 am

Mierda. Mierda. Mierda. ¿Desde cuando Aron se había vuelto tan dramático? Vale, estaba enojada con él y quería borrar esa estúpida y sensual sonrisa de su rostro con mis uñas de ser posible, pero lo amaba, lo amaba tanto que cada vez que pensaba en su abandono, me calaba en lo más profundo y entonces hice lo impensable. Di un paso hacia él, dispuesta a bajar mis defensas y decirle que lo llevaría a donde quisiera. Joder, incluso le prepararía un té y le daría una manta caliente en casa si podía; pero entonces el soltó una bomba en medio de nosotros y aquellas palabras murieron en mi garganta.

¿Que había dicho? Debía estar bromeando. Jugando conmigo. Porque a Aron le encantaban los juegos, ¿no es así?- estas mintiendo- dije más como una negación para mí que para él, Erik no podía estar desaparecido. Si lo estuviera, Aron ya habría recurrido a mi padre y mi primo estaría sano y salvo en casa. No, no era posible.

-Porque dices eso?- pregunté aturdida; mi voz sonaba rasposa y distante, sin quererlo di otro paso acercándome aun más a él- no juegues conmigo de esa manera Aron- comenzaba a exasperarme, sus ojos turbios y de color del ártico, me decían que no estaba mintiendo. ¿Entonces que esperaba? ¿porqué no había corrido por ayuda hacia mi padre?. Mi semblante cambió, pasó de la prima que odiaba y quería estrangular a su primo, a alguien desesperado por reunir de nuevo a las personas que amaba, su familia, y por último, a la chica dura detective.

Coloqué las llaves en su pecho, rozando mis dedos con los suyos a la vez que él las tomaba y lo miré- vamos, necesitamos algo más privado en donde hablar, llévame a tu lugar- no esperé a que dijera más allí, di media vuelta llevando su esencia almizclada en mi nariz, aquella que me gustaba tanto oler cuando éramos jóvenes. Me subí en el asiento del copiloto, esperando a que él hiciera lo mismo en el lado del conductor.
avatar
B. Freya Basken
агентов-7
агентов-7

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 06/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por Aron G. Lindberg el Dom Jun 01, 2014 5:07 am

Parpadeé, no se creía mis palabras. Normal que al principio sienta una irrefutable negación a creerlo, pero ésa es la verdad, ¿cómo podría mentirle a la persona en que puedo confiar abiertamente?, mi familia, otro lazo en el que no temo buscar refugio como un niñito desamparado. No quería que nadie lo supiese, pero ella es la excepción a la regla. Temo que si esto se divulga y se desparrame, se metan personas que no deberían involucrarse y que tampoco deberían de importarle pero, sé que a ella le importa demasiado Erik por lo que esto no me lo puedo guardar para mí solo. De hecho, yo soy el único que lo sabe. Mis padres no se preocupan demasiado por nosotros y nunca lo hicieron realmente, más que mi padre, procurando guiarme por la línea recta del lado correcto e idolatrando a mi hermano por ser el mejor en la escuela.  

Mordí un poco mis labios, la veía desmoronarse, el pilar firme y la apariencia dura que creó se iba lentamente, ahora me mostraba una persona totalmente opuesta. Más dulce, más frágil… Masajee mis sienes, ¿cree que bromeo con estas cosas?, siempre hablo en serio por más que camufle sarcasmo y raros jueguitos de mi parte, pero la verdad siempre está en su esencia más pura y próxima, o al menos eso intento. — No estoy jugando, sabes que también quiero a Erik, demasiado para intentar mencionarlo en una broma —aclaré pacíficamente, intentando enmendar la fuerte conmoción que ahora mismo debería tener. Yo aún sigo sin creérmelo, ¿cómo?, ¿por qué?, si Erik es el único de la familia que nunca le ha hecho daño a nadie, ni siquiera a una mosca. Tengo muchas teorías y conjeturas, pero no va al caso, necesitaría la ayuda de Beatrice para saber en donde mierda le tienen.

De seguro debe estar muerto, ojala no pero al menos que sean justos y me entreguen el cadáver, ¿o acaso esperan que sea mi cumpleaños?, que emoción. Bastardos. En cualquier momento tomaré una calibre 44 y empezaré a dar tiros a cualquiera que se tope conmigo en la calle hasta que alguna rata leprosa hable. El tiempo se acaba. No, no, mi paciencia se acaba, y yo no estoy haciendo nada, me siento tan impotente... No tengo ni una mínima pista más que ésta isla, el punto clave de todo porque aquí fue el último sitio que él fue a parar. Me sorprendió bastante notar que me entregaba las llaves, y las miré un buen rato para procesarlo. Sonreí tenue, la hice cambiar de opinión en un soplo.  

Terminé sentándome en el asiento del conductor, abrochándome el cinturón porque la seguridad es lo primero. Arregle el espejo retrovisor, y coloque las llaves para encender el motor. Hice los cambios y retrocedí el auto sin todavía abrir la boca. Estando el auto en marcha, la miraba de reojo, el silencio de apoderaba del viaje, por lo tanto decidí cortar la tensión — En estos momentos me estoy hospedando en el hotel —comenté—. No tengo ropa de mujer pero te puedo prestar algo mío, seguramente te quede grande… —De reojo observé su cuerpo, calculando las medidas a simple vista hasta volver a poner la mirada en la ruta porque podría darme un repentino ataque de hormonas revoltosas. Los parabrisas de movían de un lado a otro, ayudando a tener una mejor visión de la calle. — ¿Y qué haces aquí exactamente?, ¿vino tu padre también contigo? —pregunta curiosa, concentrado en el manejo y algo inquieto por saber la respuesta.
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por B. Freya Basken el Mar Jun 17, 2014 6:38 am

Ante la mención de mi padre me tensé, por supuesto el quería saber si mi padre venía conmigo. Su estúpido y jodido héroe. Tomé una bocanada profunda de aire antes de regresar mi rostro y responder- No Aron, mi padre no esta aquí- dije sin más explicaciones. Aun después de todos estos años seguía sin soportar la idea de él siendo una marioneta de mi padre; porque en su jodida vida nunca sería más que eso, una estúpida marioneta que Markus Basken movió a su antojo. Masajeé mi sien. Necesitaba tiempo para procesar lo que Aron acababa de decirme y encontrar una manera de ayudarlo, de ayudar a Erik. ¿Qué me había preguntado?

-Vine aquí por asuntos de la policía danesa, nada de incumbencia sin embargo y cualquier cosa estará mejor que andar mojada o desnuda- contesté de una esta vez antes de girar mi rostro y mirarlo. Memoricé cada uno de los rasgos que creí había olvidado- ¿Cómo es que estas aquí?- pregunté antes de que la tensión entre nosotros fuera aun más palpable- ¿Tienes alguna idea de porqué Erik ha desaparecido? - llevé un mechón de mi cabello detrás de mi oreja- y la pregunta más importante Aron, ¿sabes si Erik estaba metido en algún tipo de revuelta o ...es una venganza en contra tuya?- eso no me sorprendería sin embargo, era más probable, Erik era una persona muy pacífica, no estaba interesado en nada de esa mierda aun cuando mi padre le había puesto el mundo a sus ojos.

- Odio decir esto.. pero, ¿porqué no has llamado a mi padre?- mordí mi labio inferior esperando por su respuesta, mis ojos fijos en sus nudillos blancos por apretar el volante.

[Libre al fin! gracias por esperar (: ]
avatar
B. Freya Basken
агентов-7
агентов-7

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 06/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por Aron G. Lindberg el Miér Jun 18, 2014 6:42 pm

Una parte de mí se decepcionó al saber que él no venía con ella; la otra, simplemente se alegraba,¿por qué?, porque ahora yo sería el que cuidaría de ella y tomase la responsabilidad de su bienestar por primera vez. Todo tiene su lado positivo. Manejaba con precaución, no sea  cosa que de después atropellé a alguien como la mensa de mi prima por error, siendo esto una calle transitada por peatones. Sigo sin creerme que con un simple accidente, me la encuentre por estos lugares... ¿El destino?, jamás creí en coincidencias, y la verdad, ella llegó en el momento justo. Aunque lamento mi sentido pésimo de dar noticias malas pero, fui lo suficientemente sutil o eso creo, para revelarle el problema en el que ahora estaba metido. Ambos. — ¿Policía danesa?, ¿qué haces con la policía danesa? —Genial, ahora ella estaba del bando justiciero pero no la culpo, siempre aborreció estas cosas y su padre a falta de un heredero, me escogió a mí. — Espero que no te hayas metido a una escuela de policía y te hayas convertido en... "una chica del bien". Seguro que CSI Miami te lleno la cabeza. —De ser así, ella podría soltar la lengua y arrestarme, ¡mi propia prima!, podría tenerme amarrado de una soga al cuello y manejarme a su antojo. ¡Que horror! Respiré hondo, esperemos que no se le ocurran cosas así, porque a ella las ganas de mandarme lejos no le faltan. Ahora tendre que tratarla de Su Majestad, diablos. Pensé, aunque la otra parte de la oración me llamó la atención.

Sonreí con picardía. — Bueno... Mojada o desnuda... —acallé, mejor guardarme los comentarios. Con ropa o sin ropa, de cualquier manera le doy igual. Cambio de tema, es normal que también le de curiosidad ¿pero por qué saberlo si se supone que no le importo? — No sé si deba decírtelo, después de todo, tú eras la que quería matarme y la que dijo que no me extrañaba —volteé la mirada para alzar las cejas, sin borrar la sonrisa de mis labios. Volví a posar los ojos sobre la ruta, mostrándome apagado, y disminuyendo la chispa que hace un rato mostré. — No tengo idea. Lo único que sé, es que vino a parar aquí después del funeral del abuelo. —Era la verdad, de un día al otro, recibí la noticia de su esposa que él ya no volvió a casa. — No lo sé, si quieren vengarse contra mí, lo lograron, dieron en mi debilidad. —Quería demasiado a Erik, después de mí, por supuesto. Permanecí callado un momento, aún cuando ella disparó la pregunta sobre el por qué no llame a su padre. ¡Por dios!, ¡ni que fuera un maldito nene que debe depender de alguien!

Porque él no se interesaría en comenzar una búsqueda para encontrar a un sobrino no-favorito que ya  está por alcanzar los 40 —Erik era bastante crecidito, y las probabilidades de secuestro podrían ser de un 30 por ciento, mientras que, desaparecer por su cuenta, tenía una probabilidad mucho más alta. ¿Y qué pasa si en realidad está en la isla y se ha viciado con el juego?, nuestra familia tiene ya un linaje de viciosos. Mi madre, una adicta al alcohol; mi padre, un adicto al perfeccionismo y claro, el abuelo que descanse en paz, un adicto a las apuestas y podría seguir dando una larga lista. Paré una vez tener enfrente el hotel Imperial, y me quedé pensando, negué con la cabeza, Erik no se metería en esas cosas, ¿o si? Opté por bajar, y nuevamente sentí la lluvia empaparme, caía con más fuerza que antes y algunos relámpagos rugían con fuerza. — El último en llegar debe dormir en el sofá —reí, sacando mi lado competitivo, y comencé a dar una carrera hasta la entrada del hotel, un digno refugio.
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por B. Freya Basken el Mar Jun 24, 2014 5:33 am

Ladeé mi rostro apenas dejando ver una sonrisa engreída en mis labios- asustado de que pueda meter tu apretado culo en la cárcel primito?- pregunté con sorna; por supuesto podía hacerlo, si en realidad lo quería, pero por ahora sólo me enfocaría en ayudar al primo que en realidad valía la pena, el único que había visto más allá de la fachada de padre protector de Marcus Basken y que ahora estaba en problemas en alguna parte de esta jodida isla.

Sus siguientes palabras me sacaron de balance y casi podía jurar haber visto un atisbo de lujuria en los ojos de mi primo, tanto que apreté mis piernas en respuesta para aliviar una punzada de dolor que se suponía no debía estar allí ¿que demonios?. Lo miré durante un par de segundos antes de aclararme la garganta para volverme a meter en la piel de chica detective- entiendo- dije sin más y miré por la ventana. Durante un par de minutos los dos nos mantuvimos en silencio hasta que Aron aparcó en el valet del Hotel Imperial, mierda conocía este hotel, aquí había venido con Alex la última noche.

Había estado tan metida en mis pensamientos que por un momento olvidé que fuera del auto una lluvia torrencial esperaba y estuve empapada de nuevo en cuestión de segundos y justo en ese momento a Aron se le ocurrió la brillante idea de hacerla de chiquillo malcriado, y no dudé en seguir su juego hasta el elevador más cercano- detente! yo no se donde está tu habitación idio..- no pude terminar la frase porque tan pronto como la puerta del elevador se abrió me tropece con el bordé y caí en los brazos de mi primo quien me sostenía cerca de él, por un momento no dije nada.
avatar
B. Freya Basken
агентов-7
агентов-7

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 06/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por Aron G. Lindberg el Sáb Jun 28, 2014 3:18 am

Una vez correr a prisas, abrí las puertas de la entrada. Sintiendo la calefacción, está encontrándose en temperaturas moderadas por el clima de afuera, era templado pero tampoco había un calor sofocante. Adentro, fue percibir un cambio abrupto, de esos que el cuerpo no soporta y enferma más rápido por razones obvias. Apenas visualicé a la recepcionista; me ha visto al menos muchas veces porque salgo constantemente, quizás paso más tiempo afuera que en el mismo hotel pero, puedo decir con certeza que la mujer en el hall, la encontraba hablando por teléfono siempre que salía o entraba. ¡Como si tuviera el aparato pegado en la oreja!, al menos así lo veía desde mi perspectiva. Me aseguré de dejar atrás a Freya pero antes, me fije si el ascensor estaba desocupado. No es que sea muy limpio que digamos pero aplico: en la guerra todo se vale. Incluso estaba bastante adelantado cuando deje que aquellas palabras se las comiera el aire, flotando en el espacio una vez dichas.

No iba tan apresurado para que al menos, ella no juegue en desventaja y aún así, no le dije el número de la habitación. Sentí unas irremediables ganas de llegar pronto, cambiarme, estar mojado era muy incómodo y me desesperaba estarlo, en cierto modo. Pero nunca imagine que sucedería algo tan… No encuentro las palabras justas, porque aún no sé como es que todo pasó en un parpadeó y demoró más de lo previsto. Ella me había dirigido unas palabras, en tanto yo, miraba como el ascensor se disponía a abrir sus puertas, estuve a unos centímetros dentro, con un pie fuera y otro dentro, cuando ésta tuvo la desgracia de caerse debido a cosas místicas del destino.

Por pura inercia la sostuve entre mis brazos, habiendo una leve inclinación entre ambos cuerpos mojados. Cerca, demasiado pegado a ella, y sentía como mi sangre hervía por sus curvas voluptuosas. A mis adentros maldije en todos los idiomas que conocía, ¡¿por qué mierda mi familia tiene que tener el gen del atractivo?! Me la quedé mirando un buen rato, mudo, sin emitir otro movimiento en falso y acercándome lentamente a sus labios, percibiendo su cálida respiración acariciar mi cara. No le apartaba la vista, y en cuanto la veía la intensidad era más notoria. Mi corazón se detuvo en ése momento, y rápidamente aparté la cara: — Nunca cambias, Freya, siempre tuviste pies torpes —sonreí tranquilo, picándola en los momentos más tensos para aminorar aquél deseo prohibido. No tengo la culpa de que mi libido se despierte en momentos menos indicados, intente no pegarme contra la pared metalizada, y suspiré casi bufando. Metiéndome con ella en el elevador y una vez hacerlo, comenzar a soltarla lentamente, pues, su delicada cintura quemaba mis dedos, un efecto imperceptible. Mi cara estaba un poco enrojecida, y gracias a la luz escasa del elevador, no se notaba demasiado, ni hablar de los nervios y la adrenalina que comencé a experimentar.

¿Qué tengo que decir ahora? — Y… ¿Tú dónde te estás alojando? —pregunte curioso, vinimos aquí por ser el lugar más cerca, aunque es casi seguro que mañana deje de llover, dando por hecho que ella podría volver en donde se éste quedando. Arreglé algunos mechones mojados, subir a un bendito piso parecía una eternidad. La observé de reojo, no sé que mierda tengo en la cabeza, ¿desde cuando me va el incesto? Además, cada vez que le miraba, descubría nuevas curvas, en como es que se le notaba la piel y su sostén apretujando sus senos. Deben estar asfixiándose. Estoy hecho un lío, pues ella tenía un cartel claro: Mira pero no toques. ¡Por favor!, ¡es de mi familia! Aunque es cierto que tuve estas crisis cuando rondaba cerca...
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por B. Freya Basken el Jue Jul 10, 2014 6:38 am

Parecía que había pasado una eternidad mientras Aron me sostenía entre sus brazos en vez de un par de minutos. Su cálido aliento rozando mi rostro hizo que mi corazón se detuviera durante unos segundos para después comenzar a golpetear a un ritmo frenético ¿que me estaba sucediendo? Mis labios cerca de los suyos y mi cerebro rodeado de una neblina de confusa agitación sexual no me permitía emitir una sola palabra, solo me quedé allí como si fuera un ciervo que veía los faros de un auto en medio de la nada a punto de ser atropellado. Tan pronto como Aron abrió la boca, mi cerebro hizo click y recobré un poco de la dignidad que el estar como un gato remojado me permitía- y tu no cambias Aron, siempre fuiste un idiota- digo en respuesta, recargándome en la pared opuesta del elevador.

Hice una lenta evaluación de mi primo, recreando los años que me había perdido de su vida. Su ropa mojada aferrándose a su cuerpo, su camisa que no dejaba nada a la imaginación, se ceñía a sus hombros anchos y una estrecha cintura, junto a un pantalón que colgaba de sus cadera de manera perfecta. Demonios. Sino fuera mi primo, probablemente estar aquí solos hubiera sido una buena cosa. Aparté mi mirada apreciativa castigándome mentalmente, ¿que me pasaba? era mi primo por el amor de dios! Me había hecho una pregunta ¿cual era? ah si que donde me quedaba- No muy lejos de aquí- fue todo lo que dije haciendo un leve mohín. No necesitaba que mi primo conociera donde me estaba quedando, o por lo menos no aún. Eso, sin contar el hecho de que a veces los demás detectives se pasaban por el lugar para dejar información que recopilaban de la isla.

El sonido del elevador anunciando la llegada al piso y después las puertas abriéndose frente a una bonita suite, me dijo que Aron vivía de una manera cómoda. Con la mirada escaneé el lugar a la vez que caminaba hacia la sala de estar. Un ligero escalofrío recorrió mi cuerpo, sino me cambiaba de ropa estaba segura que iba a enfermarme. Sin decirle nada localicé su habitación y me dirigí hacia ella para posteriormente entrar en el baño y quitarme la ropa mojada. Cuando busqué por una bata para ponerme encima no encontré nada. Mierda. Después de todo necesitaría la ayuda de mi primo.

Tomé una de las toallas de la estantería y envolví mi cuerpo en ella antes de salir del baño para encontrarlo caminando en su habitación. Apreté mi agarre en la toalla- podrías darme algo de ropa seca?- señalo al baño con la cabeza- no había ninguna bata de baño allí dentro- digo como si eso explicara el porqué estaba envuelta en solo una toalla frente a él.

U. Sé que no tengo perdón! pero me quedé sin internet durante un largo periodo D: te debo una disculpa enorme! no volverá a pasar te lo prometo Wink
avatar
B. Freya Basken
агентов-7
агентов-7

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 06/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por Aron G. Lindberg el Jue Jul 17, 2014 12:59 am

El ascensor por fin se abría, aquél reducido espacio podía ser un infierno, al menos desde mi perspectiva porque, te tortura, te castiga, te vuelve un loco que busca agua en el desierto del  Sahara y todo por la presencia femenina. Nunca en mi vida me reproché tanto como hoy, esto era como estar en los campos de concentración, o, como una maldita escuela militar que probaba tu resistencia, en este caso, tu resistencia sexual. ¿Cuánto tiempo duraré?, ¿media hora en estas nefastas condiciones? Me odiaba. Las preguntas se arremolinaban en mi interior con fuerza, dudosas y sin poder hallar una respuesta certera del porque mierda tengo una prima tan buena y porque mierda me estoy resistiendo a sus encantos natos. Además, ¿realmente vale la pena resistir? De pensar que era capaz de lanzarme a la boca del lobo, mi alma se estremeció y se encogió, llegando a sentir una gran decepción también por mí mismo. No puedo hacerle eso. ¿Y sí ella quiere?, soy demasiado atractivo, de modo que muchas mujeres tampoco podían negarse a la tentación. Y sí, el físico influye muchísimo.

A marcha fúnebre camine hacía la entrada de mi habitación, sacando las llaves con mis manos temblorosas, posiblemente del frío, posiblemente de excitación, quién sabe. Entramos. El lugar estaba ordenado, gracias a ser un compulsivo por la limpieza. Hasta el lugar olía a un delicioso desodorante ambiental que se esparcía por todas partes. Silenciosamente, caminé a mi habitación, siguiéndola en tanto la pelirroja se metía en mi baño a buscar algo para secarse. En cambio yo, buscaba en el armario ropa seca, tirándolas sobre la cama con despreocupación. Después ella verá que se pone. Atiné a agarrar una toalla para secarme mi melena rubia, frotando suavemente en la espera que ella saliera.

Oh —rompí el silencio apenas verla en paños menores; sus caderas se figuraban, sus piernas doradas a la vista, y aquellos pies pálidos y perfectos, terminaron por hacerme estallar. Acerqué mi cuerpo hasta el de ella y de manera prudente, arrime mi cara contra el suyo, invadiendo su espacio personal y de paso, olfatear su delicada fragancia. Suave, con matices de aromas diversos en un solo perfume, muy femenino y distintivo. Sé que las personas tienen una esencia única, ella la posee y me hace olvidar por momentos quién era.

Me trasladé a la realidad, escuchando su pregunta obvia y, apenas ella giró el rostro yo estaba más cerca, chocando catastróficamente las miradas y creando un tifón interno. No contesté presurosamente, no, esperé un par de segundos antes de recapacitar mi estado. Mierda, mira lo que provocas, desnuda y en bandeja frente de mí. ¿Qué coño eres?, ¿una bruja?, de seguro muchos hombres ya perdieron la cabeza por tu culpa, cuanto te aborrezco y cuanto te estoy deseando con ansias—. Si, está sobre la cama —murmuré trémulo, apartando la vista desesperadamente a otro punto pero, la volví a mirar, con una mirada traviesa—. No pensé que los años te sentaran tan bien… —canturreé zorro—, ¿ya tienes novio, Freya? —pregunté al tiro, tomando entre mis manos una bata. La deje reposar sobre la cama, y me quité la camiseta mojada, sí, me estaba desvistiendo frente a ella, como si no me importará. Total, de seguro ya habrá visto cuerpos masculinos en su vida.
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Somebody That I Used to Know || B. Freya Basken

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.