Asi son las cosas [S. Barker]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por Hans K. Lepori el Vie Abr 25, 2014 2:52 am

No es que fuese precisamente aficionado al golf. Ni de coña. Lo mas que sabia de dicho deporte de pijos era que se usaban palos y pelotitas blanca… A tomar por culo, la version maricona del hockey.
Entonces la pregunta es que coño hago en el campo de golf una magnifica mañana de domingo que podria estar durmiendo hasta tarde en una cama mullida con alguna golfa a la que decirle que se largase. Pues simple y sencillo, mi puto telefono habia sonado porque alguna pija histerica andaba armando un numerito en el campo de golf con un trabajador que decia le habia robado y a mi, por cojones, me tocaba arreglarlo. Sali por patas y llegue lo mas rapido que pude, no queria cabrear mas a la clienta, porque una mujer cabreada es algo de temer.
Desde la entrada al club me indican donde ir y otro de los trabajadores me acompaña hasta una sala donde una iracunda morena camina de lado a lado.- Buenos dias- salude, educado.- Me han informado que ha tenido un altercado con un chico de mantenimiento, he venido a intentar solucionarlo.
avatar
Hans K. Lepori
третий-1
третий-1

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 04/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por E. Sabine Baker el Vie Abr 25, 2014 3:52 am


Así son las cosas

Hans K. Lepori


Observé como los hombres comenzaban a repartir los “juguetes”, investigando que clase de palos tomarían para éste día de divertimento. Al menos podían estar jugando sin tener que discutir por un trozo de tierra, por poder, y claro, mujeres. Provocando disputas desde tiempos inmemorables, hasta en la mitología cabe resaltar en color la famosa guerra de Troya, la cual empezó por una mujer, pero detrás habían razones más oscuras: política y ambiciones. Mi mirada seguía a los caballeros que se movían de un lado a otro, el juego que menos te cansaba: golf. Mi ex lo jugaba y yo tenía que concurrir con él, ahora, este hobby se me pego una vez tomarle el gusto, pero prefiero mil veces el tenis. Claro, no tomaban muy bien en que una mujer estuviera entre tantos empresarios, doctores o algún actor que se dedique al deporte pero eso es porque sólo se dedican a subestimar.

No fue entonces que otra mujer – increíblemente otra aquí jugando como yo –, se puso a gritar y armar escándalo por un robo. Me asusté, mis pertenencias también podían ser tocadas y sinceramente, eso a cualquiera le disgusta. No estaba bien exagerar, ¿o tal vez porque era demasiado calmada para enojarme con cosas así? Tenía una abrumadora paz, aunque por dentro sienta demasiado. Ladeé el rostro, y encima de mi cabeza tenía una gorrita por el fuerte sol demandante, entre para saber mejor lo sucedido y me acerqué para calmarla. No me gusta nada meterme en asuntos ajenos, pero le hice un poco de apoyo emocional porque los hombres de allí huyeron espantados y rajaron a seguir jugando, ignorando totalmente la situación tan lamentable.

Tranquila, ¿sabe que pasó?, ¿cómo hicieron? —pregunté sosegada, dejando en evidencia ese acento afrancesado. En parte me incomodaba preguntar; por otra, la curiosidad era tal, que quería asegurarme que aquél que se atrevió a hurtar no siguiera rondando por aquí. Aunque ella no hacía más que gritarme, enojada, rabiosa… Simplemente miraba y permití que se desahogara.  — Un robo le puede pasar a cualquiera. —Rompió en llanto, hasta que un hombre rubio apareció en la escena. Un vistazo rápido al nuevo personaje, y nuevamente la chica comenzó a demandar — ¡Me cago en todos ustedes!, ¡nadie puede aquí tiene respeto! —parpadeé en tanto permanecí callada, y decidí tomar la palabra. No, mejor no. Ojala que el caballero tuviera paciencia, hasta sentía algo de pena por las broncas que se iba a comer. — Con su permiso, creo que esto deben resolverlo ustedes —me moví por su lado, grácil y elegante, una brisa que vino y se fue. Emigrando como una golondrina.  
avatar
E. Sabine Baker
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Diseñadora
Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 20/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por Hans K. Lepori el Mar Abr 29, 2014 8:30 am

Cuando me asomo a la sala me encuentro a una pelirroja lloriqueando como si acabase de salir de ver Titanic en el cine, acompañada por una morena con gorra. Genial, dos contra uno. Y encima dominadas por el histerismo y las hormonas, que entonces no son mujeres, son arpias insoportables… Lo primordial es quedarme con una, que la otra no pinta nada y no tengo ganas de aguantar el tipico momento ‘cuento lo que pasa y mi amiga me hace los coros como una cacatua’. O lo que fuese la morena. Intento ser amable pero sin pasarme, que si les das la mano te agarran el brazo y enuncio que estoy alli para ayudarla… Mala idea, salta como una fiera y de forma inteligente y ahorrandome un problema, la otra se retira, comienza mi calvario.
Calmar a la pelirroja, lograr que se siente, lograr que deje de volver a llorar, que beba algo de agua y me cuente que coño a pasado me lleva los ¾ de hora largos. Mientras asiento a su relato y tomo nota de los datos relevantes, me cago en todos los muertos pisoteados del tio de mantenimiento, independientemente de que realmente robase o no, dar pie a esto y a mi jaqueca, merece la pena de muerte. Para empezar, este mes no cobra, me ocupare de eso si es que sigue trabajando para el resort. Finalmente, hora y media despues de llegar, logro que se meta en su coche y se largue a descansar prometiendo llamarla cuando todo este arreglado, aunque le dejare el marron a un subordinado sin lugar a dudas. Ahora, me meto otra vez al club y me voy al bar para pedirme un copazo de ginebra, me dan igual las horas, esa zorra me ha amargado la maldita mañana.
avatar
Hans K. Lepori
третий-1
третий-1

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 04/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por E. Sabine Baker el Mar Abr 29, 2014 2:50 pm


Así son las cosas

Hans K. Lepori


Una vez salir de la habitación, me encamine al primer bar del recinto. Obviamente, una copa en el día siempre podía “renovarte”, además que muchos ya estaban rumoreando sobre lo sucedido y las ganas de jugar se me han ido, suficiente tengo con saber que aquí existe panda de ladronzuelos, ¿no les alcanza el sueldo?, porque lo más seguro que cobren muchos ceros debido al gran lujo de la isla... La mente humana, tan compleja. Ignoré los pequeños murmullos, porque ya es un asunto que no debería darse mucho revuelo, es decir, una situación en la que nadie debería entrometerse. ¿Y si era cleptómano?, ¿un infiltrado?, tantas preguntas; tan pocas respuestas. Me senté en el banquillo, frente al bartman que atendía. Me miró fijamente porque aún no decía ni pío. — ¿Qué vas a tomar? —ladee el rostro, y desperté del trance. No lo había decidido.

Un martini blanco —apoyé mis codos sobre la mesada, esperando que me sirvieran el licor. Jugué distraídamente con mi cabello, admirando ese color oscuro hasta que el hombre pregunta sobre lo de hoy, asentí suavemente, pero no le dije más nada. No sea que me atormente con interrogantes, suficiente tengo con tener mis propias dudas. Viré lentamente mi rostro hacía mi lado, sorprendida. El rubio que estuvo con la anterior chica, ahora mismo estaba pidiendo una copa.  ¿Hablarle o no hablarle?, he ahí la cuestión. Nunca era buena en esto de la comunicación, y muchos pueden confundir amabilidad con coqueteo, lo hacen porque solo quieren una cosa. No los culpo, ésta en su naturaleza, y no hay que juzgarlo. — ¿La chica está bien? —solté por fin, esperando su contestación. Soné algo insegura, no siempre uno obtiene respuestas buenas y su cara de amargura indica cuantas tormentas tenía en el interior. Tomé la copa que me habían dejado y sorbí un poco de ésta, iba a ser un largo día.

Silencio. Acallé mis labios en tanto encerraba mis ojos, soy una mujer de pocas palabras, pero si me daban tema, charlaba, una en la que podía desviarse a lo frío y descongelarse por los calores más abrasadores. Miré una vez más a mi acompañante. Unos impresionantes ojos claros, cualquier ser podría perderse en ellos con una mirada; cabello rubio en un peinado elegante y un cuerpo que posiblemente despierte muchos deseos, pero ahora mismo se escondía detrás de un uniforme de trabajo. Bastante atractivo, pero algo me incomodaba. Su aura, aquella aura que no te brinda sosiego. ¿Cómo un animal salvaje y arisco? No es bueno toparse con gente arisca, pero sólo sus ojos lo indican. Sí, tengo una mente que analiza todo los detalles posibles, ¿por qué no me metí de psicóloga? Es una respuesta sencilla: amo la alta costura. ¿Qué tendré con los rubios?, hace pocos días también me había encontrado a un importante empresario, monsieur Alex, sino mal recuerdo de la misma tonalidad que su cabello. Mi ex marido también es rubio. Pensé automáticamente. Ahuyente su imagen, lo que menos quería era recordarlo y mírenme, con una copa en la mano como si me lamentará de la separación.
avatar
E. Sabine Baker
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Diseñadora
Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 20/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por Hans K. Lepori el Lun Mayo 19, 2014 11:20 am

La gente no callaba con la puta aquella y el imbecil. Que les gustaba tener de que murmurar, sobre lo que cacarear como jodidas gallinas de corral. Bien podria decirse que yo tenia el lugar del gallo, pero habia aprendido que uno contra docenas nunca tenia posibilidades, por lo que me centre en mi copa y a tomar por el culo. Me la tomaba y me largaba.
En esas estaba cuando la otra de antes me hablo, lo supe al mirarla. Me parecio mucho menos atractiva que antes, demasiado blancuzca, de ojos hundidos y cabello demasiado negro, me recordaba a la clasica imagen hollywodiense de una drogadicta, de las que se esnifaban las rayas con billetes de cien, pero no le quitaba lo poco atractivo, aparte de faltarle curvas por todos lados. Me recordo a un monigote de Tim Burton. Segui a lo mio.
-Vaya y le pregunta a ella- respondi sin mss con tono sosegado. A fin de cuentas, yo siempre seria un trabajador y ella una huesped. Pero no me pagaban para ser simpatico.- Aunque antes de ir, yo de usted me bebía dos copas mas y le llevaba a ella una botella.
Contra el histerismo, el alcohol era la mejor cura. Tanto para el que lo sufre, como para el que lo aguanta… Bien aprendido lo tenia yo de mi infancia.
avatar
Hans K. Lepori
третий-1
третий-1

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 04/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por E. Sabine Baker el Sáb Mayo 24, 2014 9:29 pm


Así son las cosas

Hans K. Lepori


Le admiraba en los pequeños minutos de silencio de su parte, estaba en su mundo, y lo mejor era no despertarlo. No aparté la mirada, podía decirse que sus ojos brillaban cuando hubo un crucé de miradas, un juego intenso e hipnótico que duro demasiado poco. Procuré seguir sus movimientos, incluso cuando bebía de su copa. Asentí en mutismo. Yo al menos, no soy alguien que aguanta dramas o charlas extensas de desahogo, tenía bastante con mi vida para aguantar las porquerías de otra persona. Sí, tengo lados oscuros que no suelo revelar. Mientras tanto, procuraba descifrar sí él siempre es amargado u hoy se le dio serlo. Intento entablar una conversación con él pero, tal parece que no es una buena idea intentar forzarlo. Suspiré tenuemente, y terminé de beber mi copa. La primera y la última del día, no sé que podría salir de mi boca si me pongo en un estado de embriaguez, prometí no excederme… y eso intento.

Buscaría mis cosas e iría a almorzar, eso me dio un rayo de luz que prendió la lámpara de mi cabeza. La pregunta es, ¿rechazará secamente? Mentalmente estoy preparada, pero vamos, imagino que está en su hora del descanso y solamente será un almuerzo. Pagué por la copa y fui levantándome del taburete. A saber que dirá, pero cualquier contestación serviría. —  ¿Te apetece ir conmigo a almorzar? —parpadeé, sonaba a cita, pero no lo era, sólo que sería demasiado raro comer sola y eso me incomoda, además que es el único que conozco aquí. — Yo pago —murmuré en un tono sugerente, es comida gratis para él, no veo porque negarse a tal oferta. Encogí mis hombros, espanté las ideas que me daban mal pesar y sonreí tranquila. — Si no quieres no te preocupes, comprenderé. Pero sólo quiero ir a otra parte para no escuchar la historia de cómo una mujer fue robada, es algo muy típico para ponerle leña al tema —anuncié sincera.

Ni siquiera había lástima en mis palabras, todos los días existen desgracias y nadie llora por eso, ¿por qué lamentarme por una mujer que no conozco? Aquello ya se volvió dolor de jaqueca. Despacio comencé a caminar y miré por el rabillo del ojo para esperarle, en caso que aceptase la propuesta. De ser el efecto contrario, no podría hacer nada porque acepto las decisiones ajenas, y que decir, no estoy para apuntar con un arma y obligarles a que digan que sí. Pero la idea no es tan mala.  
avatar
E. Sabine Baker
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Diseñadora
Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 20/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por Hans K. Lepori el Sáb Mayo 31, 2014 9:56 pm

Crei dejar claro que no me interesaba mucho el seguir una conversacion. Bueno, comenzarla, porque no habia dado pie a mas. Habia dias que era mejor no salir de la cama y quedarse enredado en las sabanas, como mucho, follando como un campeon con la mujer dispuesta mas cercana.
No parecia pillarlo y seguia mirandome, lo que me hizo bufar por lo bajo. No me gustaba sentirme un puto mono de zoologico. Pero la invitacion me pillo un poco de sopeton… Vamos, que a la tia le iba o que la tratasen como el culo o que la ignorasen, en ambos casos, me llamaba la atencion. Me termine el contenido del vaso y pedi otra al camarero, que tardo poco en rellenar mientras ella seguia ¿Tentandome? A aceptar. No necesitaba que una mujer me invitase, eso sobraba.
Pero no teniendo nada mejor que hacer, sabiendo que Tatiana no estaria en casa y que mi humor no podia empeorar demasiado en este punto, mejor comer algo antes de terminar afectado por el alcohol. Me termino la copa y me pongo en pie con movimientos lentos pero seguros, caminando algo distanciado de ella.
-¿Algun sitio en especial?- pregunte sin mucho interes.
avatar
Hans K. Lepori
третий-1
третий-1

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 04/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por E. Sabine Baker el Sáb Jun 07, 2014 3:18 am


Así son las cosas

Hans K. Lepori


Sonreí a medias, le estaba picando que le mirase o al menos así entendí por su mirada, ¿qué hay de malo en ello? Es guapo, ¿y le fastidia que le miren? No entiendo a los hombres, son sencillos pero éste es más complicado que una mujer en su época menstrual. Lo digo, porque yo también soy así, y él se está comportando de la misma forma: como una mujer que sólo sufre en silencio por tener tremendo dolor de útero y a la menor palabra optimista, te arranca los ojos con un tenedor. ¡Igual, igual! Ésa es la cara de una mujer sufrida de útero o en el menor de los casos, de ovarios para las personas ignorantes. No era de invitar muy a menudo, aunque al menos le haría cambiar el día por las molestias que paso por culpa de la pelirroja. Como darle un dulcecito a un niño después de una consulta con el doctor. Sin embargo, es un hecho que me atreví a dejarlo a la deriva con ella, técnicamente, huí.

Abrí los ojos en par en par, se terminó la copa y se arrimó hasta donde estaba parada. Un poco alejado para mantener las distancias. Ladee el rostro, comenzando a caminar, sin olvidar que tenía que recoger mis cosas. — Si hay un Burguer King cerca, posiblemente ése es el lugar en el que pienso. —Me podía la comida chatarra a veces, no parecía una mujer de ése estilo, ¿verdad? Más lo era, a pesar de todo, no engordo y a veces pretendo llevar una alimentación sana para que mis arterias más tarde no se la desquiten conmigo. Considerando que desde pequeña siempre practiqué tenis, así que es normal en mí comer abundante y luego quemar calorías. Sumando que tuve una hija. — Mi hermano que es cheff siempre me reta: "no comas esas cosas de baja calidad, ¡come tofu!, ¡ensaladas!," Agh —rodé los ojos, de pensar en tofú sentía nauseas a pesar de ser queso oriental. Siempre en las fiestas jocosas y de la alta sociedad tenían alimentos en pequeñas porciones que nunca satisfacían mi voraz hambre, ¿como piensan acabar la hambruna en el mundo si apenas ellos comen? Por eso me volvía exigente con mis modelos, que no parezcan esqueletos bulímicos ni anémicos. Incluso cada vez que puedo, en mis pasarlas anunciaba que estoy en contra de esas cosas.

Iré por mi bolso —anuncié mientras fui en busca de mis cosas—. No demoro nada. —Y atravesé un pasillo con los lockers, buscando el número del casillero que contenía mis cosas guardadas, saqué la llave de mi bolsillo. Tras unos segundos, volví a donde estaba para caminar a la salida en silencio. Todavía no pregunte su nombre, me intimidaba el sólo pensar que debía decir la pregunta. Pero en algún momento tendré que hacerlo, o él. Porque no creo que nos estemos llamando en todo momento: Mr extraño y Miss desconocida.

avatar
E. Sabine Baker
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Diseñadora
Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 20/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por Hans K. Lepori el Lun Jun 16, 2014 10:44 pm

-No hay sitio mas repugnante en este mundo que un Burguer King- dije con toda la rotundidad del mundo, un colega habia trabajado en uno y lo que llevaban esas hamburguesas le revolveria el estomago al mas valiente. Para empezar, la carne picada era todo el bicho, tendones, tripas, ojos y lo que cayese. Si es masticable, va dentro.- A comer mierda puedes ir sola.
Asi de claro, no necesitaba ir a un restaurante a comer ostras y mierdas raras de diseño, tortillas de patatas deconstruidas. Pero a comer basura pasaba de largo. Habra muchos hombres a los que una mujer sin complejos para comer les pondra, a mi me gustan las mujeres con gusto y paladar, pero la miel no esta hecha para la boca del asno igual que la casqueria no esta hecha para la gente con papilas gustativas. Ella se entretuvo en contarme algo que ni oi sobre un hermano o algo asi, no era como que me importase mucho, me estaba planteando cada vez mas el largarme, sobretodo cuando se largo por el bolso a lo que solo asenti. Pero nada, para cuando decidi tomar puerta, ya habia vuelto y decidi seguir para delante con la decision que habia tomado, aunque no me apeteciese demasiado. No, no me apetecia una puta mierda, cada vez me daba mas cuenta que no soportaba a las tias asi, que se creen distintas y lo mejor de lo mejor y son iguales a todas. Y un toston.
Las mujeres deberian llevar bozal.
avatar
Hans K. Lepori
третий-1
третий-1

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 04/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por E. Sabine Baker el Lun Jun 16, 2014 11:30 pm


Así son las cosas

Hans K. Lepori


Tranquilo, dije que es una posibilidad, no creo que aquí haya restaurantes de comida rápida dado el costo de la isla. —Que se le va a hacer, sin pensar uno dice cualquier sandez porque “sí” y quedar como el gran hijo de puta, la verdad no le salió y tampoco me inmuto. No digo que lo culpo de que piense así, tiene su derecho, y yo tengo los míos. Aunque debe haber tenido una infancia triste, o así es lo que prefiero juzgar pues, ¿por qué ser tan pero tan mal humorado?, sólo me hace creer que es un hombre primitivo que prefiere actuar a lo bestia, aunque, era divertido en cierta parte. Y jugar con fuego no es la mejor idea de todas. — Pero uno que viene desde la comodidad, ya se cansa uno poco de lo mismo. ¿O me vas a decir que no te gusta la pizza y el helado?, déjame decirte que en ese caso, eres el hombre más raro que he conocido. —Esas cosas, eran deliciosas, pero muy malas en exceso, a nadie le hace daño comer algo así al menos una vez. Pero yo comía cosas variadas sin hacerle asco a nada, más que al tofu. — Y si vamos a hablar de mierda, la bebida alcohólica lo es. Bebes en exceso, y terminas ahogándote en una adicción —Parpadeé sugestiva, sonando de lo más apacible sin importarme su reacción. Hasta podría darle una lista de “mierda”, si vamos al caso. Yo estaba en la línea fina, un pie fuera de la moderación y de la adicción.

Cuando volví lo noté aún más desesperado que antes. Oculté una sonrisa, pues, si no le gustaba mi compañía, ¿por qué no aprovecho largarse sin más? ¿Qué lo retenía?, ¿qué esperaba de mí?, yo no soy la gran maravilla y lo acepto pero no acepto a los hombres que le dan mil vueltas a una cosa y encima no decirlo. Caminé por su lado, sin mediar palabra ya que, no tenía nada interesante que acotar… ¡Dios!, ¡que mujer poco interesante soy!

Dime, ¿por qué aún sigues cerca de mí? —pregunté sin rodeos, directa y al frente. — No pareces contento. Te recuerdo que no estás obligado a venir conmigo, ni te puse una correa —aclaré, suspirando levemente, que manía de ser complejos, luego dicen que nosotras lo somos. Corté la caminata, y comencé a retroceder lentamente para ir en el sentido contrario, decidí beber un café con medialunas, bastante simple. — Si te gusta ser un lobo solitario, adelante, puedes irte y hablar con tu consciencia pero creeme, una discusión no es divertida si no hay dos —ladeé el rostro divertida, porque la verdad no me molestaba la decisión de un desconocido. De hecho, fue la suya venir a acompañarme. Pero en cierta parte, me daba cierta picazón de malestar: tiene la apariencia de un hombre que no gusta de socializar o que se le dificulta hacerlo. ¿O será que el problema soy yo?  

Y caminé directamente a la cafetería que quedaba no muy lejos, quizás unas pocas cuadras, en tanto mi cabello pelinegro al compás del viento, en una cola alta y bailando rítmicamente con cada paso. A veces la soledad no es buena aunque, me lo imagino hablando con perros callejeros porque a falta de buenas charlas, un perro es el amigo más confiable.


avatar
E. Sabine Baker
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Diseñadora
Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 20/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por Hans K. Lepori el Vie Jun 20, 2014 12:13 am

-Si los hay, pero te atienden en la mesa y se supone todo es de mejor calidad- vamos, que los higados siguen estando, pero son higadillos de vaca de alta calidad. Tocate los cojones.- No hablabamos de una pizza decente o un helado en condiciones, hablabamos de hamburguesas que parecen suela de zapato. Y si hablas de pizzas y helados de los congelados, por mi, podría desaparecer del mundo, menudo asco. Somos lo que comemos ¿Te suena?
Que fuese un hombre ya con unos años y soltero no hacia que me gustase esa mierda de comida. Que la habia tenido que comer en su momento, pero oye, ahora que podía evitarlo, huia de esas mierdas como de la peste.
-El alcohol sabe bien y no por beber, te vuelves un borracho.
Y de borrachos sabia mucho, que habia aguantado a mi padre. Luego de que se largase, me dispuse a marcharme, pero efectivamente tardo menos de lo esperado y me quede, por lo visto, ella notp que su compañia precisamente no me resultaba encandiladora. No me resultaba lo bastante interesante como para preferir ir con ella a ningun sitio en vez de ir a dormir a mi cama o tirarme a ver algun partido en el sofa, esa idea ya mejoro mi humor.
-Creia que serias mas interesante- me encojo de hombros- pero no lo suficiente para mi gusto. Pasa un buen dia y que encuentres alguien dispuesto a ir a comer hamburguesas de esas contigo… Puedes mirar en un plano de la isla donde estan los locales, tienen burguer-auto- lo dije asi porque en un sitio se llama mc-auto y en el otro king-auto y sus putos muertos. Al menos, fue amable como me exigia mi trabajo con los clientes y me gire para irme.- No me gustan las discusiones, bastantes soporto en el trabajo, adios- y emprendi mi camino al coche.
avatar
Hans K. Lepori
третий-1
третий-1

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 04/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asi son las cosas [S. Barker]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.