Como un buen trago de vino || Talia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Lun Mar 24, 2014 12:39 am

Hacía poco que había regresado a Krakoa, un par de días dónde no tenía tiempo ni para respirar, menos, para atender obligaciones laborales. Sus jefes le habían advertido que le quedaban pocas vacaciones por ese año, ya que había gastado buena parte, pero ella no pensaba en eso ahora.
Pero como en todo, siempre hay obligaciones que son más agradables de cumplir. Una cena con Talia no era ni de lejos una obligación, más bien un placer remunerado. Muy bien remunerado. No es de extrañar, que aceptase y pusiese esmero en arreglarse para la cena en el restaurante de lujo que coronaba el hotel. Además, llamó a sus conocidos del restaurante para que por si acaso, le diese la mejor mesa, apartada y con buenas vistas a los acantilados.
Lo primero fue elegir la lencería, pues no tenía muy claro si pasaría de ser un trabajo solo de compañía o algo más, pero siempre había que estar lista y más, con el traje que había elegido. Era sencilla, de encaje negro, pero le lucía bien y como toque decorativo, llevaba unas correas que iban en torno a su cadera y cintura, unidas a un collar de cuero negro igual, al cuello, lo cual le daba un toque fetichista.
El traje era una obra de diseño, caro, pero mereció el gasto en su momento. Una falda de tubo negra por encima de la rodilla simple, ceñida que le quedaba como una segunda piel y la pieza maestra, una especie de chaqueta del mismo color, con hermosos detalles en relieve que se lucía abierta hasta por encima del ombligo, dejando que el sujetador se mostrase igual que la piel de su escote, sus clavículas y su cuello. Estaba tan ajustada, que parecía hecha a medida y resaltaba las curvas naturales de la rubia, que desde su regreso de Berlín, lucía morena gracias a un tinte. El pelo se quedó suelto, en suaves ondas, cayendo por su espalda, sin necesidad de nada más aparte de unos vertiginosos tacones de más de doce centímetros rojos y un bolso de mano a juego.
Condujo tranquila, la puntualidad era algo innato en ella, por lo que llegó ligeramente temprano, asi que se dejó conducir por el camarero a la mesa y pidió una copa de tinto para abrir boca mientras esperaba a la irlandesa.



Última edición por Danielle M. Hudson el Lun Mar 24, 2014 12:30 pm, editado 1 vez



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Lun Mar 24, 2014 1:50 am

Por fin estaba de regreso en Krakoa, poco a poco estos viajes a la isla se habían convertido en su principal fuente de escape para poder relajarse y olvidarse de todos los problemas que le causaba el dirigir la empresa familiar. A pesar de ser tan inteligente y de tener ideas para mantener el negocio vivo las presiones la estaban acabando poco a poco. Apenas tenía 26 años pero se sentía como de 30 y tantos. Es por eso que viajaba con frecuencia a Krakoa, para volver a sentirse joven y a olvidarse aunque fuera solo por dos días de todas las obligaciones que representaba el puesto que tenía. Y poco le importaba lo que los demás pensaran de ella, ya había dejado atrás a la chiquilla inocente e incauta que insistió en iniciar desde abajo para no ser vista con odio. A final de cuentas la empresa era de su padre y de ella, y a quien no le gustara como manejaba su vida privada bien podía irse buscando un trabajo nuevo. Pero bueno, éste no era momento para perderse en pensamientos ni mucho menos. Había logrado convencer a Yllithia de cenar con ella y no pensaba arruinar desde antes el ambiente tan cálido que la chica le proporcionaba. Como siempre que venía a la isla, se había quedado en una de las mejores habitaciones del Hotel Imperial, así que había decidido citar a Yllithia en el restaurante del Hotel, después de todo era bastante lujoso y con un excelente servicio.
Al ver que ya iba a ser hora de la cita buscó entre la ropa que había llevado uno de sus vestidos favoritos, de color negro strapless y sacó unas sandalias de tacón del mismo color. Rápidamente se dio una ducha ligera y se puso el vestido, así sin ropa interior pues la noche podría terminar en algo más que una simple cena. Era mejor ahorrar un poco de tiempo si las cosas llegaban a ir más allá. Recogió su pelo en un chongo bajo y algo suelto, se puso los zapatos y algo de maquillaje para darle un poco de vida a su rostro. Al ver de nuevo el reloj se dio cuenta que ya iba tarde, así que tomó rápidamente una cartera negra, metió la llave del hotel y algunas tarjetas de crédito y salió rápidamente de la habitación. Lo último que deseaba era llegar muy tarde a la cita.
Esperó pacientemente a que un ascensor subiera hasta su piso y luego esperó hasta que bajó a la planta baja en donde se localizaba el restaurante. Caminó con paso firme y rápido hasta donde se encontraba el capitán de meseros y le dio el nombre de su acompañante, diciendo que posiblemente ya la estaban esperando. Así era. Mientras caminaba detrás del capitán vio a Yllithia, dejó que en su rostro se dibujara una amplia sonrisa y en cuanto se detuvieron a un lado de la mesa despidió al hombre.-Lamento el retraso, me distraje con unos problemas que se presentaron luego de mi partida y bueno... para que aburrirte con los detalles-dijo disculpándose y mintiendo un poco pues no quería que fuera a enojarse de que el retraso se debió a que se había perdido en sus pensamientos. Se acercó a darle un beso en una de las mejillas y luego se sentó frente a ella, poniendo entre ambas la mesa puesto que luego de ver el atuendo que la chica traía si no estaba un poco separada terminaría perdiendo el control. En cuanto apareció un mesero le ordenó una copa de vino tinto y luego volteó a ver a Yllithia. Distancia o no, no pudo evitar devorarla con la mirada.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Lun Mar 24, 2014 3:00 am

El tiempo pasó rápido, pues tenía mucho en lo que pensar, la vista del atardecer y las olas rompiendo a cientos de metros bajo ella y la pared de cristal, el infinito del mar y el cielo fundiéndose en uno en la distancia y el regusto del vino tinto en su paladar. Todo invitaba a la reflexión y en cierto modo, a la paz. A Danielle los cambios nunca la había asustado, más bien, estaba expectante de todo lo que le traería y lograría en esta nueva etapa de su vida que se adivinaba, estaba comenzando.
Por eso mismo no la irritó esperar, ni si quiera, se había fijado en la hora que era, a pesar de que como siempre que trabajaba, llevaba el caro reloj de Swarovski en la muñeca. No era muy fan de las joyas, la prueba era que excepto eso, nada más aparte de la provocativa ropa cubría su cuerpo, si quiera una pizca de maquillaje, pues era de la opinión de que no había nada peor que encima de ser puta, terminar con el rímel corrido como si fueses de las baratas. Aunque eso no venía al caso.
Cuando la sintió llegar, su cuerpo que estaba girado hacía la ventana, retomó la posición adecuada en torno a lugar y se rompió el hechizo magnético de la soledad. Aunque en público se mostraba alegre, extrovertida y el alma de cualquier fiesta, Dan era más bien un animal solitario, algo que había aprendido a dejar de lado y ocultar porque se ganaba la vida a costa de los demás.
-No pasa nada, aunque te perdiste la puesta de sol- dijo tranquila, sonriéndole de esa manera tan suya, siempre elevando más la comisura izquierda de sus carnosos labios.- Espero que estén bien resueltos y esos inconvenientes no nos pertuben esta noche, ni el resto de tu estancia- comentó al recibir el beso, viendo como luego se alejaba y se sentaba frente a ella, mirándola de forma reveladora una vez quedaron de nuevo solas.- ¿Sabes ya lo que quieres?- preguntó cogiendo la carta de forma delicada, aunque la pregunta iba a todas luces con un doble sentido que quitaba el sentido. Ella era así, juguetona, como un gran felino juega con su presa.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Lun Mar 24, 2014 3:45 am

Sonrió al escuchar que se había perdido la puesta de sol, a veces Yllithia podía llegar a ser toda una romántica, hablando de detalles tan simples pero a la vez significativos. Eran momentos como éste que la castaña se preguntaba si verdaderamente la chica era feliz con el trabajo que había elegido, ni siquiera sabía si en realidad había sido decisión propia o no había tenido más remedio que llevarlo acabo. Parpadeó lentamente cuando ella volvió a hablar y tardó un poco en responder el comentario, incluso se dio el lujo de darle un trago a su copa de vino antes de contestar.
-No los solucioné pero da igual, siempre es lo mismo con esa gente, esperan que sea algo así como una Diosa y les resuelva la vida con un chasquido de mis dedos-se encogió de hombros y soltó una pequeña risa-He apagado mi celular-añadió aun riendo. Honestamente sería lo peor tener que encontrarse aquí y estar al tanto de los problemas de su empresa, si hiciera eso sería como si no hubiera viajado para nada y aun estuviera en su oficina. Alzó una ceja al escuchar la pregunta que Yllithia le hizo. Sabía perfectamente que no era una pregunta inocente pero decidió hacerse la tonta por un rato, total, tenía bastante tiempo para jugar con ella.-Estoy un poco indecisa-murmuró mientras miraba el menú. Éste contenía tantos platillos extravagantes, que entre más leía más confundida terminaba.-Quizá ordene fetuccini en salsa Alfredo-dijo luego de unos minutos en silencio aunque no sonó convencida-O un filete mignon envuelto en tocino-añadió aun sin saber en realidad que quería. A la próxima que fuera a comer con Yllithia la convencería de pedir pizza y punto final, ésto comenzaba a rallar en lo exagerado. Además la pizza sabía deliciosa, nadie podía decir lo contrario.
Siguió leyendo el menú, no tanto por interés sino para matar un poco el tiempo. Había veces que le intimidaba un poco los lujos con los que Yllithia se rodeaba, tanto que Talia terminaba sobreactuando un poco lo culta y refinada que era y más de una vez gastaba cantidades exhorbitantes de dinero solo para ponerse a la altura de lo que la chica merecía. Y vaya que si en verdad ella era digna de todos esos lujos, pues independientemente de lo buena que era en la cama, fuera de ésta también lo valía. Fuera una actuación o no.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Lun Mar 24, 2014 12:30 pm

Si bien Danielle se consideraba más de hombres que de mujeres, en lo que se refería a sensualidad, siempre prefería a una mujer. Su alma de artista, que era lo que siempre había sido, la instaba a devorar cada detalle de la morena que tenía delante. Como la luz ténue del lugar hacía que sus rizadas pestañas proyectasen sombras en sus pómulos, el brillo de sus ojos, el leve rastro del maquillaje, como su pecho subía y bajaba con su tranquila respiración, la forma en que el vestido se ceñía a su cuerpo y como sus manos delicadas pasaban cada página de la carta. Podría haberla dibujado en aquel momento con los ojos cerrados.
-Bueno, si te vistes solo la mitad de arreglada para el trabajo, normal que te tengan por diosa. ¿Te hicieron ya el altar?- bromeó divertida, pues la experiencia dictaba que el primer paso para dejar de lado los problemas, aunque sea por breve tiempo, es reírse de ellos.- Buena solución. El siguiente paso es tirarlo al mar, entonces si que te sentirás liberada… Yo lo he hecho.
Soltó una sutil carcajada antes de centrarse en lo que les atañía, la comida. No eran dos anorexicas, gracias a dios.
-¿Te parece si en vez de pedir un entrante cada una pedimos a medias una ensalada? La ensalada de atún y salmón macerado a la albahaca, mezclum, vinagreta de cítricos, costrones y “ganxet” está de diez- comentó tranquila.
No es que fuese a menudo al restaurante por gusto, pero si por trabajo, asi que se conocía la carta casi de memoria gustativa, por otro lado, era una amante de la comida, tanto rápida como elaborada y de alta cocina. Nunca hacía ascos y siempre disfrutaba de la hora de la comida.
-Yo creo pediré ravioli trufado de butifarra del perol de Ventalló, foie gras y setas silvestres, aceite de trufa negra… Dios ¿No podían poner nombres más cortos?- rió antes de asentir a las opciones de Talia.- Te recomiendo los fetuccini. ¿Te parece que sigamos con el Fra Guerau 2007 D.O. Montsant o pasamos a un Raimat Chardonnay D.O. Costers del Segre?



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Lun Mar 24, 2014 10:35 pm

Se sintió sonrojarse al escuchar el halago de Yllithia, eran pocas las personas que en realidad notaban cuando se arreglaba esmeradamente, pues por lo general solo lo hacía cuando venía a éste lugar.-Dudo verme igual cuando traigo puesto un saco negro y ni una gota de maquillaje-dijo en voz baja y no pudo evitar reír un poco ante la broma del altar-Yo diría más bien que es un altar de brujería, sospecho que les sirvo más fuera del puesto de CEO-añadió tratando de no ponerle mucha importancia al asunto, estaba comenzando a dejarse llevar por todo lo que sentía respecto a muchos de sus empleados y si continuaba por ese camino terminaría arruinando el fin de semana. Miró fijamente a la chica sentada frente a ella y alzó una ceja al escucharla decir aquello de tirar el celular al mar-¿De veras lo has hecho?-preguntó con curiosidad-¿Y funcionó? ¿O simplemente fue un desperdicio?-continuó preguntando y luego, mientras esperaba las respuestas se planteó por un instante el hacer ella lo mismo. Al final recordó que probablemente terminaría decepcionando a su padre pues el actual aparato que traía consigo era un regalo de él por haber llegado a ser la CEO.-Ojalá fuera tan fácil para mi poder tirar mi celular al mar-murmuró distraídamente y continuó perdida leyendo el menú.
Escuchó la sugerencia de Yllithia respecto a la ensalada y trató de mostrarse como si de verdad hubiera comprendido todo lo que incluía el dichoso platillo. Era por situaciones como ésta que evitaba como vampiro al sol los restaurantes de comida tan... refinada.-Suena delicioso, me parece una buena recomendación, y bueno, con la manera en que dices que está de diez supongo que de verdad sabe bien-dijo contestando a la pregunta y decidió darse por vencida en cuando a comprender un poco más la lista de platillos. Levantó la vista del menú cuando le escuchó decir que le recomendaba el fetuccini, al parecer conocía el sabor de todos los platillos del menú.-Pues no se diga más, confío en tus recomendaciones y ordenaré la pasta-sonrió ampliamente y luego como si hablara del clima añadió-Además que no soy muy favorecedora de las comidas tan pesadas a estas horas-
Se quedó pensando unos instantes en la propuesta de vinos, tema del cual si tenía amplio conocimiento pues su madre tenía una gran colección de vinos en la cava que se encontraba bajo la mansión familiar en Irlanda.-Me parece que será mejor si cambiamos a un Raimat Chardonnay D.O. Costers del Segre, creo que es más apropiado para la comida que vamos a pedir-soltó una risa ligera y no pudo ocultar un nuevo sonrojo, aun más fuerte que el anterior-Debo confesar que el vino tinto siempre se me sube rápidamente a la cabeza-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Lun Mar 24, 2014 11:18 pm

-Mientras no comiencen a fabricarte como a una barbie versión muñeco voodo, todo bien- estiró el brazo sobre la mesa y tomó su mano, dándole un sutil apretón.- Y si, varias veces, aunque más  que tirar el móvil, es más efectivo tirar la tarjeta, sacarse otro número y dárselo solo a quien no moleste.
No era tan así, pero era la versión que podía contar. Nadie sabía o al menos, quienes sabían no tenían detalles, de los meses que Danielle pasó huyendo y de cómo tenía que deshacerse cada poco tiempo de los números prepago para evitar que la encontrasen. Tirar las tarjetas al agua era una buena forma de joderlas, más si antes las partía por la mitad, quedando insalvables.
-Lo único que te lo impide está en su cabeza…- alzó la mano de la ajena a su sien, dando un toquecito con el dedo.- Y la única con poder para decidir qué importa y qué puede o no hacer, eres tú… Solo no te equivoques dando prioridad a las cosas- le aconsejó.
Apenas las separaba un año, pero Dan había vivido mucho y muy deprisa y había visto un lado del mundo que muchos solo podría creer como ficción. Como un guión de película o una novela marcada de Best-selller. Por suerte, pasaron a hablar de la comida, retomando la distancia cerró la carta, para indicar al camarero que ya podía acudir, sonriendo a su acompañante.
-Vengo a menudo por trabajo. Además, la isla no tiene los suficientes restaurantes y bares como para que en casi cinco años no me conozca el menú de casi todos- se encogió de hombros.- Vivir permanentemente aquí tiene sus limitaciones.
Asintió ante lo del vino y cuando el camarero se acercó, ordenó la ensalada de primero y su segundo, dejando que Talia pidiese el suyo y el vino, el camarero ofreció entonces de entrante unas ostras frescas, por su puesto. Se encogió de hombros.
-Por mi vale, gracias- respondió, dejando la última palabra a la irlandesa antes de volver a quedarse sola.- Yo soy más amante de los tintos, pero lo cierto es que para los pescados y mariscos el blanco es mejor acompañamiento, luego para la pasta puede que me vuelva a pasar al tinto… Por suerte, tengo buen aguante del alcohol- la picó con confianza, insinuando que obviamente, ella no.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Mar Mar 25, 2014 10:50 pm

Sonrío brevemente al escuchar el comentario de la muñeca voodoo, agradecía que Yllithia le encontrara el humor a algo que a ella no le causaba mucha gracia y al final la hiciera aunque sea sonreír. Honestamente éste era uno de los principales motivos por los que le gustaba regresar tan seguido a la isla, de alguna manera u otra su acompañante siempre lograba restarle importancia a los malos ratos que pasaba la castaña en su trabajo.
-Que más quisiera, pero debo decir que no puedo hacerlo, me guste o no la gente de mi trabajo debe tener mi número de celular para localizarme en caso de que algo importante suceda en la empresa-hizo una pausa y dejó escapar un pequeño gruñido-Pero al parecer creen que todo es demasiado importante y deben de avisarme-añadió y luego decidió que era momento de dejar de lado ese tema de conversación.-Mejor olvidémonos de eso o se arruinará la cena-comentó y continuó revisando el menú por simple curiosidad.
Aunque no lo pareciera en ese momento, escuchó con mucha atención lo que Yllithia decía sobre conocer el menú de los pocos restaurantes que habían en Krakoa y como era parte de su trabajo. No pudo negar que se sorprendió un poco al saber con exactitud el tiempo que ella llevaba viviendo en la isla pues siempre había creído que llevaba toda su vida en este lugar, sin embargo no hizo comentario alguno pues no quería forzarla a contar algo personal.
Salió de sus pensamientos al ver que el mesero por fin aparecía, así que luego de que Yllithia ordenara ella hizo lo propio. Escuchó la propuesta de entrada e hizo una pequeña mueca.-No, gracias-contestó y esperó hasta que el mesero se retirara. No pudo evitar soltar una risa al escuchar lo que la chica le decía respecto a su confesión de no tener buena tolerancia al vino tinto.-Sonará ridículo pero prefiero tomar cerveza, o whiskey-se encogió de hombros y lanzó una mirada a su alrededor. Había notado que varias personas de vez en cuando lanzaban miradas hacia la mesa en donde estaban ellas sentadas, no sabía con exactitud porque lo hacían pero tenía la ligera sospecha de que era por Yllithia. Soltó un suspiro y regresó la mirada a su acompañante, preguntándose si ella también se habría dado cuenta de las miradas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Miér Mar 26, 2014 12:36 am

-Veo que las ostras no son de tu agrado ¿Algo en contra del marisco?- preguntó curiosa, sacando otro tema de conversación ya que como bien dijo Talia, el trabajo solo amargaría a la irlandesa a la velada y Danielle no buscaba eso, aunque al menos, esperaba que se hubiese desahogado un poco.- Tengo algo en contra de la cerveza- admitió, pero por en contra, entendamos que era olerla y darle arcadas, vestigios de haber trabajado en una fábrica de cerveza y estar a las siete de la mañana oliendo fabada en fermentación… Ascazo.- Y el whisky me agrada, como casi todo lo que tenga alcohol- rió.- Pero soy y siempre seré una amante del vodka. Estoy impaciente porque mi marca favorita a anunciado que sacarán un nuevo sabor, de vodka con naranja sangrienta… Seré feliz cuando tenga una botella de eso en las manos- rió.
Porque sí, Danielle seguía a Jack Daniel’s, Eristoff y otras compañías de alcohol en facebook y se enteraba de todas las novedades, sobretodo las de su amor georgiano. El que se bebe, no otro.
-Bueno, preciosa… ¿Por cuántos días me honrarás con tu presencia antes de volver con esos idiotas a los que deberías bajar el sueldo?
Sabía que no serían muchos días, que Talia tenía sus responsabilidades, igual que ella tenía las suyas propias, pero lo cierto era que quería darse una buena despedida del trabajo que cada vez parecía más claro iba a dejar y bueno… Una de sus clientas favoritas era Talia, no precisamente por las propinas. Aunque aún no tenía muy claro qué pasaría con todo... Era absurdo, pues se estaba preparando para mudarse, metiendo toda su vida en esos últimos años en cajas, sin saber dónde iría. Si se quedaría en la isla o se perdería por el mundo. No tenía claro hacía dónde seguir, pero era consciente de que su etapa como Scort había llegado a su fin, aquella vida no era para ella, pero no se arrepentía de nada... O al menos, no se arrepentía más de lo que se hubiese arrepentido de no vivir como vivía, sacando hasta la última gota de jugo a cada minuto del día.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Jue Mar 27, 2014 8:41 pm

Hizo una pequeña mueca cuando escuchó la pregunta de Yllithia, había esperado que no se fuera a notar mucho su desagrado por los mariscos pero al parecer falló espectacularmente.-No mucho, solo que hay algunos mariscos que prefiero evitar, así no corro el riesgo de intoxicarme-se encogió de hombros como para restarle importancia al asunto. La verdad es que desde pequeña era muy quisquillosa con sus alimentos y había una gran variedad de cosas que no le gustaban y por más que le insistieran que debía probarlos siempre diría que no. Alzó una ceja cuando su acompañante confesó que tenía algo en contra de la cerveza y no pudo evitar reír un poco puesto que ya se había imaginado que algo así iba a decir en alguna de las veces que se vieran.
Aunque suponía que era porque Yllithia estaba acostumbrada a cosas finas y caras, y definitivamente la cerveza no era ni lo uno ni lo otro... a menos que fuera algún tipo de cerveza artesanal pero ni siquiera sabían a cerveza. Salió de sus pensamientos al escuchar lo que dijo la chica sobre el vodka.-¿Naranja sangrienta?-hizo una cara de confusión por unos instantes hasta que recordó que era-Ah... la naranja esa roja-ahora la cara que puso fue de asco-No me gusta, prefiero la naranja normal que cuando la haces jugo parece naranja y no sangre-se estremeció visiblemente ante la imagen que se le vino a la cabeza cuando tomó por primera vez un jugo de ese tipo de naranja.
Soltó una risa un tanto fuerte sin importarle que la gente volteara a verla, después de todo no era su culpa que de la idea de Yllithia le causara tanta gracia. Tardó un par de minutos en tranquilizarse y luego tuvo que respirar profundo para volver a tener aire suficiente para hablar.
-Querida si me atreviera a bajarles el suelo me lloverían las demandas como si fuera lluvia del diluvio universal-hizo una pequeña mueca y luego decidió que lo mejor era apegarse a evitar el tema de la empresa.-Pienso quedarme hasta el lunes por la noche, debo irme temprano el martes para llegar a tiempo a una junta con un par de trabajadores quejumbrosos-hizo un gesto con la mano, no le quedaba más remedio que ver a esa gente tan molesta puesto que quería evitar complicaciones.-Espero para entonces estar lo suficientemente relajada para poder soportarlos a tan temprana hora-añadió y luego le dio un trago a su copa de vino. A veces se preguntaba por cuanto tiempo podría seguir con éstos viajes y éstas escapadas pero cuando comenzaba con esa línea de pensamiento pronto decidía que lo mejor era no seguir puesto que cualquier cosa podía suceder que afectaría su vida. Lo que menos debía de hacer era hacer planes a grandes plazos, le convenía más pensar solo en cortos plazos por si sucedía algo que quizá hasta terminaba por acabar con su vida.
Tuvo que desviar la mirada hacia la mesa para frenar esos pensamientos, de nada le servía pensar en ello cuando por ahora todo estaba bien y tranquilo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Vie Mar 28, 2014 4:56 am

-Talia, la intoxicación no es excusa- soltó una risilla.- No debes darme pretextos, que no te voy a obligar a comerlas, pero hoy en día a no ser que te vayas a sitios perdidos de la mano de Dios, hay controles sanitarios y créeme, aquí hay el mejor marisco y el más fresco… Solo mira lo que cuesta cada ostra. Sino están frescas prepárate porque me verás ir a tirárselas a la cara al gerente, con jugillo y todo- bromeó tranquilamente, que era mujer de carácter, lo sabía cualquiera.- Viéndolo por el lado bueno, tú estás un paso más lejos de tener gota y ácido úrico… Creo.
Con la mala vida que tenía Danielle, la gota y el ácido úrico no le preocupaban. Sabía que no llegaría a los cuarenta y cinco y tampoco tenía deseos de pasar de esa edad, era de las que piensan que hay que “morir joven y dejar un lindo cadáver”.
-No parece sangre, es solo zumo rojo- rió.- La sangre es más espesa y pringosa, en los efectos especiales la hacen con miel y colorante normalmente- comentó como curiosidad.- Sin duda, señorita Noland, es usted de gustos claros…- dijo con tono divertido.
Logró al fin que se entregase a la risa por unos instantes y en ese tiempo, terminó la copa de tinto, pues el camarero no tardo en retirar las copas y servir el nuevo vino, además de las ostras que dejó en medio de la mesa, aunque solo la ex rubia les hizo caso mientras. Cuando volvieron a estar solas, se limitó a comer tranquilamente mientras la escuchaba, tomándose su tiempo antes de responder.
-Debería ver los contratos para hablar con conocimiento de causa, pero créeme, como medio abogada que soy- soltó una suave carcajada- te digo que siempre hay cláusulas legales y sino, lagunas, que permiten los despidos, las bajadas de sueldo y cualquier perrada que quieras hacer, solo hay que saber cómo y tener un buen gabinete de abogados que se coma a los demandantes en los juzgados y lo bueno es que con el sistema jurídico imperante en Europa, los que pierden los juicios pagan los costes del proceso, por lo que cuando dos perdiesen el juicio, el resto se lo pensaría antes de demandar… - comentó tranquila mientras preparaba la siguiente ostra, de haber terminado su carrera, sin duda sería una abogada de miedo. Siempre lo habían pensado, por eso, había elegido aquella carrera hacía tantísimo tiempo, antes de pasarse al lado equivocado.- Que te sea leve, pero ponlos en la lista negra, este año se quedan sin felicitación de navidad- bromeó antes de terminarse las ostras, que tampoco eran muchas, las justas antes de que llegase la ensalada, con toda la floritura que se esperaba dado el nombre.- Si es necesario, el lunes me quedaré toda la noche dándote masajes en el jacuzzi- prometió coqueta.- Pero nada de dejar que te agüen la fiesta.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Dom Mar 30, 2014 1:34 am

-Bien me atrapaste, no le temo a una intoxicación-dijo y luego se encogió de hombros-Detesto la mayoría de los mariscos desde que tengo uso de razón y se que seguiré haciéndolo hasta que se acabe mi vida-añadió y luego hizo una pequeña mueca al escucharla decir aquello de la gota y del ácido úrico. Si había algo de lo que estaba segura la castaña era que no iba a permitir que su cuerpo fuera a deteriorarse hasta esos niveles. De todas maneras, llevaba una vida bastante sana como para que en verdad fuera a terminar tan mal. Al escuchar como Yllithia le decía aquello de que no parecía sangre porque en realidad no era tan espeso, soltó un pequeño bufido. Ella tenía razón pero vamos, la comparación no tenía que ser exacta.-Pero el color es casi igual, por eso dije que parece sangre, obviamente no es tan espeso-dijo y dio por finalizado el tema. No sabía porque pero le había causado algo de impresión el que su acompañante supiera de que se hacía la sangre ficticia en las películas, digo no era algo tan difícil de saber pero no creyó que eso despertara la curiosidad de la chica como para ponerse a investigarlo.
Pero al parecer esa no era la única sorpresa que Yllithia le iba a dar ese día puesto que poco después le soltó aquello de que era medio abogada. Poco le faltó para que el trago de vino que se había llevado a la boca se le desviara en la garganta. Cuando pudo por fin tragar el vino la miró sorprendida y escuchó con atención su consejo. Verdaderamente sabía lo que estaba diciendo y no era cualquier tontería, cosa que la emocionó bastante puesto que comparando lo que acababa de decirle con lo que sus abogados le decían... bueno había un abismo de diferencia y conocimientos.-Debería despedir a todos los inútiles que dicen ser abogados y contratarte a ti-dijo sin pensarlo y luego para que Yllithia comprendiera a que se refiera continuó hablando-Eso que acabas de decirme es mucho más razonable que todas las estupideces que mis abogados me han recomendado y créeme que no tienen demasiado tiempo en la empresa-miró fijamente a la joven como si de pronto la estuviera viendo bajo una nueva luz. Si de verdad lograba convencerla iba a hacer todo lo necesario para que su estancia dentro de su empresa fuera lo más agradable posible-Hablo en serio sobre eso de contratarte como mi abogada-añadió haciendo que su tono de voz demostrara que no era ninguna broma.
Sonrió brevemente ante la idea de pasar el lunes en el jacuzzi, solamente a Yllithia se le ocurrían esas ideas con tal de verla contenta.-De acuerdo, acepto la idea del jacuzzi, después de todo se que estaré en muy buenas manos-comentó y le dedicó una de sus mejores sonrisas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Dom Mar 30, 2014 2:28 am

Visto lo visto, lo dicho había dejado a Talia sorprendida en exceso, tanto que no pudo evitar que Danielle lo notase, a lo que alzó una ceja. Era más que una rubia tonta, aunque se hubiese ocupado de que todos la tomasen por eso en muchos casos y con evidente buen resultado. Pero esa vida quedaba atrás y aún debía decírselo a la morena.
Pero lo que siguió a continuación la hizo reír sin reservas, negando suavemente mientras le retiraban el plato y observaba la ensalada, tan decorada como cara.
-Yo hablo enserio sobre lo de medio abogada, no puedo ejercer, no terminé la carrera- se encogió de hombros y dio un nuevo sorbo a la copa de vino, dejando que el sabor más fresco del dulce llenase el paladar.- Además, no tengo madera de laboralista, lo mío siempre fue y será el derecho penal. Amor a primera vista. Pero me pasé media infancia en un bufete de abogados, sé lo que me digo cuando te aconsejo que eches lo primero a esos abogados y te busques unos con pocos escrúpulos y ganas de patear culos.- Sonrió.- Bueno, no literalmente, que si se lían a hostias, el juez los echa de la sala y así no se ganan los juicios- bromeó.- Pero gracias por el ofrecimiento de trabajo, pero creo que ahora mismo mi vida se ve saturada de compromisos laborales.
Dejando por zanjado el tema de su parte, tomó el tenedor y pinchó un poco de escarola con el salmón, llevándose a la boca y masticando sin prisas, no estaba nada mal de sabor, seguí la línea fresca y ligera de la cena y resaltaba con el sabor del vino. Luego de saber cuándo se marcharía la empresaria,  hizo su ofrecimiento, que no tardó en ser contestado con la esperada afirmativa. Sonrió complacida, le encantaba ser irresistible.
-Pues entonces mi lunes noche será todo tuyo.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Dom Mar 30, 2014 9:29 pm

No pudo evitar sentirse un poco decepcionada por el rechazo a su oferta, incluso luego de que Yllithia le dijo que era solo medio abogada iba a proponerle ayudarla a terminar su carrera pero al parecer ella no quería eso y decidió dejar el tema por la paz, aunque si iba a hacerle caso y contratar nuevos abogados para la empresa. Lo que más necesitaba en esos momentos era lo que la chica le había propuesto y dejarles en claro a sus trabajadores que con ella no se jugaba y que no iba a tentarse más el corazón para que siguieran molestándola cada que se les antojara hacerlo. O no, eso ya no iba a ser más, como que se llamaba Adhara Talia Noland. Incluso si su padre se enojaba con ella y se sentía decepcionado de la actitud que iba a tomar, no se iba a amedentrar por el cariño que le tenía. Si él había decidido dejar la empresa en sus manos debió de haber sabido que ella metería cambios a su antojo para hacer de su trabajo algo más llevadero aunque no fuera sencillo. Dejó sus pensamientos de lado para comer la ensalada que habían ordenado. Tal y como Yllithia le había dicho, sabía bastante bien y no se arrepintió de haber seguido el consejo de la chica.-Debo admitir que tu gusto en comida es exquisito-le dijo como halago y le sonrió antes de darle un trago a su copa de vino.
No era muy fanática de las ensaladas y ese tipo de comidas puesto que siempre había dicho que era comida de conejos, incluso por más que sus doctores le decían que debía comer más frutas y verduras nunca les hacía caso. Al menos ésta ensalada tenía salmón y atún, así que no podía quejarse mucho de que fuera totalmente comida de conejos. Dejó que el silencio se extendiera por un rato más, aprovechando que no era uno incomodo sino más bien amigable. No le gustaba mucho hablar mientras comía pues sentía que solo se llenaba de aire y siempre terminaba por comer menos de lo que debía por culpa de eso, pero tampoco soportaba estar en silencio mucho rato. Al recordar uno de sus planes de salida para éste fin de semana decidió invitar a Yllithia a unirse a ella, así podrían pasar un poco más de tiempo juntas y aprovecharía para saber si la joven tenía más sorpresas escondidas.-Mañana iré de compras pues no he podido traer mucha ropa en este viaje y quisiera aprovechar para ir a que me corten un poco las puntas del cabello-comentó como si nada y miró de reojo a la chica dándole tiempo a que procesara lo que acababa de decirle-¿Quisieras ir conmigo de compras?-preguntó y sonrió brevemente. Si aceptaba ir bien podía aprovechar la salida para comprarle un par o dos de cosas a Yllithia para regalárselas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Lun Mar 31, 2014 9:56 am

Aunque Danielle se estaba planteando seriamente retomar la carrera, eso llevaría tiempo. El dinero ahora no era impedimento, pero igualmente, no sabía ella si ser abogada de día, mafiosa de noche, daría buenos frutos. Todo era tan extraño… Tenía mil caminos a su disposición, ella, que estaba acostumbrada a elegir entre malo y peor, veía ahora un mundo de posibilidades, a cual más atractiva, a su disposición, pero antes de poder decidirse por uno, quedaban cosas que zanjar. Cuando todos los capítulos empezados de su vida estuviesen cerrados, se pondría delante de una hoja en blanco y en ese momento decidiría qué hacer, pues había aprendido que las mejores decisiones se toman sin pensar, sin analizar, es la única forma de vivir.
-Bueno, como diría G. Burns, la felicidad son un buen cigarro, una buena comida y una buena mujer…- comentó con una sonrisa tranquila mientras comían en silencio.
No le molestaba estar en silencio, además, eso le permitía concentrarse en comer poco a poco y de forma tranquila, entreteniéndose con el vino de vez en cuando, hasta que practicamente dejaron el plato vacío y cruzó los cubiertos sobre el suyo, apurando la copa y cruzando las manos en su regazo y negó con una sonrisa de disculpa.
-Mañana tengo una reunión con mis jefes, no sé cuánto demore y de qué humor termine, siento que deberemos dejarlo para otra ocasión- comentó tranquila, esperando que poco a poco la conversación se diese hacía un punto donde pudiese comentar su salida del club. Aunque a decir verdad, Dan odiaba ir de compras o al menos, ir de compras con gente. Ella era de salir a fundir la Visa, pero sola. Era de ir a tiro hecho, de no demorarse mirando las cosas demasiado, la ponía nerviosa.
Se acercó entonces el camarero y tras la pregunta clásica sobre retirar los platos, la ex-rubia asintió y dejó que le retirasen los cubiertos y el plato, pidiendo otra copa de vino tinto, por lo que se llevaron su copa. Un minuto después, tenía una nueva copa con el borgoña contenido al que tenía preferencia. Sin mucha demora, llegaron los siguientes platos.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Miér Abr 02, 2014 1:08 am

Sonrío por el comentario de Yllithia. Al parecer poco a poco se estaban acabando los temas de conversación y a ella honestamente nunca se le había dado eso de buscar de que hablar, mucho menos las pláticas espontaneas. Así que decidió que el silencio siguiera andando y se ocupó solamente de prestarle atención al plato de ensalada que tenía frente a ella. Claro que solo pudo hacerlo por poca cantidad de tiempo pues pronto terminó con la ensalada y la copa de vino ya tenía un par de minutos vacía. Luego de haberle propuesto salir de compras a Yllithia, recibió una respuesta negativa que le hizo tener que hacer un enorme esfuerzo para no hacer una mueca. Lo logró, claro está, pero sabía que no tenía derecho alguno de quejarse, no era como si la chica fuera de su propiedad y solamente tenía cosas que hacer con la castaña.-Entiendo, espero que te vaya bien en la reunión y que al final no termines de mal humor-le sonrió ampliamente y decidió pasar por alto la parte en que ella le decía que lo dejaran para otra ocasión. No había necesidad de comprometer nada. Por suerte el mesero no tardó en aparecer para llevarse los platos vacíos y servir más vino en las copas de ambas. Talia aprovechó ese momento para distraerse un poco y ver la gente a su alrededor, aunque no había mucha.
Al regresar la vista a la mesa se puso a jugar un poco con la copa de vino, viendo como el líquido recorría el interior cristalino de la copa. No sabía que hacer, el aburrimiento le estaba ganando la partida a ésta cena y ella no tenía idea de como podría solucionar el problema. Una vez más el mesero la salvó de sus pensamientos al poner frente a ella el platillo que había ordenado. La pasta desprendía un olor exquisito que le estaba haciendo agua la boca, aunque antes de ponerse a atacar la pasta levantó su copa de vino en dirección a Yllithia-Propongo un pequeño brindis a tu salud-le dijo y le sonrió.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Vie Abr 04, 2014 7:12 am

Tras tanta negativa y tan seguida, Danielle no quiso que la situación se enfriase, que un muro se levantase entre ella y su acompañante, sabía cuan frágil era todo en ese mundo de falsedades en el que se movía. Como la sinceridad, tan elevada moralmente, solía ser el peor de los males.
-De todas formas, puedo darte el nombre de unos cántos abogados que seguro estarían dispuestos a poner firmes a los enanos de tu jardín- le dedicó una sonrisa.- Y son de confianza- de mucha confianza, la habían visto crecer, de chuparse el dedo a pasearse en minifalda.- Solo que el bufete está en Londres, pero no es extraño que se de eso en el mundo empresarial, te mandarían uno o dos a donde tengas la sede y lo demás se haría en el bufete.
Se había criado en el bufete de abogados de su padrastro, sabía lo que decía. La bocación de abogada no era muy fuerte, pues jamás había sentido verdadera bocación por nada que no fuese el baile, pero le gustaba y se manejaba bien en esos temas aunque nunca hubiese ejercido… Respecto a la salida, una vez tuvo la copa de vino tinto en la mano, se limitó a añadir.
-Si vas a que te corten el pelo, que te atienda Miguel, un chico cubano monísimo y con una pluma que da miedo… Corta el pelo genial, le dices que vas de mi parte. La otra peluquera, Anne, le dices “las puntas” y entiende un “rápame al dos”.- Soltó una ligera carcajada.- Creo lo hace a posta cuando una mujer es más guapa que tú, mejor que no se te acerque, no vaya a enloquecer de envidia…
Llegó el siguiente plato y Talia ofreció un brindis, Dan hizo lo propio alzando la copa y chocándola con absoluta delicadeza contra la de la morena.
-Por nosotras… ¿Te parece si luego de esto nos vamos a tomar unas copas y a bailar un poco?- propuso antes de sacudir la cabeza a lo que dijo sobre su reunión con sus propios jefes. Sería imposible que eso terminase bien, pero terminaría, era lo importante.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Lun Abr 07, 2014 12:36 am

Asintió levemente con la cabeza cuando ella le propuso darle el nombre de unos conocidos que podrían ayudarla con el asunto en su empresa, honestamente le estaba haciendo un gran favor al evitarle tener que buscar por si misma nuevos abogados y que fueran de verdad competentes. Al escuchar el comentario sobre la localización del bufete hizo un movimiento con la mano para restarle importancia.-No importa, tengo que ir mensualmente a Londres para visitar personalmente la filial de la empresa que se encuentra en esa ciudad así que puedo aprovechar las visitas para ir a verlos, además Irlanda no está tan lejos-comentó y sonrió un poco más contenta.-De verdad me estás salvando del desastre-bromeó y le dio un trago a su copa de vino. Pudo sentir que la atmosfera entre ellas perdió la tensión que había adquirido momentos atrás con el silencio que las había envuelto y se sintió de nuevo relajada.
Escuchó con mucha atención la recomendación de Yllithia sobre con quien debía de ir para cortarse el cabello, honestamente no era la primera vez que había escuchado de estilistas que hacían esas cosas por envidia, de hecho ella misma había sido victima un par de veces de ese tipo de personas aunque por fortuna siempre pudo salvar la situación.-De acuerdo, entonces mañana iré directamente con Miguel para ponerme en sus manos y que mi cabello quede de maravilla-comentó y jugó por unos momentos con el mechón de cabello que llevaba suelto. Había pensando por un momento en teñirse el pelo pero pronto desistió de la idea ya que no tenía el valor suficiente como para hacer un cambio tan drástico... quizá en un futuro si se atrevería.
Luego del pequeño brindis bebió de su copa de vino para después asentir con la cabeza ante la propuesta que Yllithia le hizo-Me parece estupenda idea, así podré relajarme más rápidamente-comenzó a comer de su pasta y al saborearla soltó un pequeño gemido-Jesucristo bendito, ésto está exageradamente delicioso-comentó y atacó con más vigor la pasta siempre teniendo cuidado de hacerlo de manera civilizada para no parecer mujer de las cavernas pero sobretodo para no mancharse el vestido. Pocas veces lograba encontrar un restaurante que sirviera comida italiana tan deliciosa pero al parecer éste si que cumplía con los requisitos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Lun Abr 07, 2014 7:27 am

-Nada está lejos en el siglo de los aviones, internet y los móviles- soltó una ligera carcajada y asintió.- Dame tu correo y yo arreglo todo para que la semana que viene a más tardar, tengáis una reunión- prometió. Eficiencia era su… ¿Tercer nombre? O algo así.- No me las des, solo espero que eso no signifique que vendrás menos a menudo y si, que cuando vengas no será al borde de volverte loca.
Había confianza como para que Danielle, que era rubia natural, pero no tonta, supiese qué traía siempre a Talia a Krakoa. Igual, la entendía en parte, ella no hubiese soportado tantas responsabilidades a esa edad, aunque ahora las tuviese y a montones. Y una equivocación no significaba una pérdida de millones o una demanda, significaba un tiro en la nuca, a quema ropa y gusanos en una franja junto a alguna carretera secundaria. Si los caminos del señor son inescrutables, lo de Danielle eran intransitables.
-Yo tengo que ir a verle solo para horrorizarlo con lo que me hice en el pelo- bromeó. Teñirse de morena de un día para otro fue una pequeña locura absurda, pero necesitaba un cambio y fue lo más rápido, barato y visible que se le ocurrió en la suite del hotel de Berlín.- Menos mal que lo único bueno del pelo es que crece.
Brindaron entonces ante los platos humeantes de pasta. Luego del trago de vino pertinente, pinchó un ravioli y se lo llevó a la boca, dejando que la explosión de sabores le llenase el paladar. El sabor a trufa negra, butifarra, setas y el ligero toque del foie gras, era un lujo.
-¿Qué te apetece bailar? Hay un sitio de salsa increíble,  buena música y mejor mojito aún. Suficientemente tranquilo para charlar sin necesidad de gritar y sin musculitos de playa sin cerebro intentando llevarnos a la cama- bromeó a medias, pues los sitios de fiesta de Krakoa en sus noches, estaban llenos de tíos así. Insufriblemente pesados. No eran lo mejor para relajar a nadie.- Ya te dije; se me da bien aconsejar sobre comida- comentó con una sonrisilla. De otra cosa no, pero de comida, incluso de negocios, Dan era una gran asesora.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Mar Abr 08, 2014 10:09 pm

Se sorprendió un poco por la velocidad en que al parecer se iban a hacer las cosas respecto a los nuevos abogados, pero le agradaba que así fuera. Entre más pronto resolviera sus problemas mucho mejor para ella, así podría también evitarse venir tan seguido a la isla y de paso ahorrarse tantas quejas de como desperdiciaba tanto el dinero. Justo en ese momento Yllithia le dijo que esperaba que no por eso dejara de venir tan seguido a Krakoa pero que lo hiciera más relajada. No supo que contestarle, no quería prometer algo que quizá al final no podría cumplir. Lo que si hizo fue hacerle otra propuesta a la chica aun y cuando corriera el riesgo de volver a ser rechazada.-¿Porque no vienes conmigo un fin de semana o dos a Irlanda? Te garantizo que podrás divertirte bastante-comentó y decidió no hacerse muchas esperanzas, si venía bien y sino pues igual bien.
Pronto regresaron al tema del estilista tan maravilloso y la castaña no pudo evitar reír por el comentario del pelo teñido de Yllithia. La verdad es que le había gustado bastante el cambio que se hizo y no consideraba que fuera algo horroroso.-Pues no se pero a mi me pareces muy guapa de morena, como que realza bastante tu color de piel-le dijo y luego se encogió de hombros brevemente-Aunque eso no significa que no me parecías hermosa de rubia-añadió pues lo que menos quería era que fuera a sentirse ofendida por sus comentarios. Dejó que el silencio se hiciera presente una vez más pero no fue como antes, ésta vez fue necesario para poder continuar comiendo de su plato de pasta.
Al escuchar como Yllithia le preguntaba sobre que le apetecía bailar decidió esperar hasta que ella terminara de decirle su recomendación para ver si le gustaba o no la idea.-Me parece bien, no soy muy buena para bailar ese tipo de música pero que más da, la idea es irse a divertir-comentó riendo ligeramente. No era muy dada a bailar, casi siempre cuando lo hacía era las pocas veces que salía a los antros de Irlanda y la mayoría de las veces era música electronica y todo ese tipo que ponían en esos sitios. De todas maneras no le decía que no a descubrir algo nuevo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Miér Abr 09, 2014 10:38 pm

-No creo que eso sea buena idea- comentó divertida, pasando un dedo por el filo de su copa, de forma distraída.
Dan tenía serios problemas en su vida, era una buena compañía para un rato, pero convivir con ella más de 24h era un reto, primero para ella, que intentaba mantenerse metida en el papel que jugaba como scort y segundo, para la otra persona, que debía atisbar los rasgos de su personalidad. Era neurótica, hiperactiva, tenía problemas de atención, adicción a las drogas duras, serios problemas con sus horarios y además, un mal carácter que daba miedo. Era demasiada mierda bajo la alfombra como para taparla mucho tiempo y no olvidemos, un egoísmo que no conocía límites, lo cual, podía ocultar por un rato, pero dos días fingiéndose la desinteresada y complaciente con alguien más, era pedirle peras al olmo.
-Gracias por los cumplidos… Pero me da que volveré al rubio según caiga el tinte. Solo necesitaba un pequeño cambio- se encogió de hombros.
En realidad, ya estaba pensando en algo más permanente, su próximo tatuaje… Aunque bueno, eso siempre se lo tomaba con calma y era partidaria de no hacerse los tatuajes más seguidos que uno cada seis meses y del último, no hacía ni cuatro. Y quería que fuese algo especial, como todo lo que llevaba marcado en el cuerpo.
Siguió comiendo tranquilamente para luego ofrecer algo que hacer tras esa cena que iba llegando a su fin, en plan fue bien acogido.
-Suerte que estás con una bailarina ¿No?
Danielle bailaba casi cualquier cosa. De lo que no sabía, simplemente dejaba que el ritmo la llevase y solía destacar en todo, porque ciertamente hay gente que nace con un don y el suyo, era la danza en todas sus facetas.



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Invitado el Miér Abr 09, 2014 11:21 pm

Tal y como se lo había esperado su oferta de pasar un fin de semana en Irlanda había sido rechazada, pero ésta vez como ya se había preparado no le afectó tanto como los otros rechazos.-De acuerdo, ya será para cuando tu creas que sea una buena idea-respondió y le sonrió ampliamente para que se diera cuenta que las cosas seguían bien y tranquilas entre ellas. Lo que menos quería era que se repitiera un ejemplo del silencio tan sepulcral que las había rodeado momentos atrás. Estaba casi segura que el rechazo de Yllithia se debía a su trabajo aquí en Krakoa, lo más probable era que fuera que no quería arriesgarse a que sus jefes fueran a incordiarla por dejar la isla nada más para ir de vacaciones a otro país. No podía evitar sentir un poco de pena de que ese fuera el estilo de vida que la chica había terminado teniendo.
Cuando regresaron al tema del pelo entintado de Yllithia no pudo contener la pequeña risa que se escapó de sus labios. Honestamente ella, por más que quisiera hacerse un cambio, no lo haría por tan poco tiempo. Si llegaba el día en que se decidiera a cambiar el color de su cabello sería por bastante tiempo para aprovechar totalmente el que hubiese tomado la decisión.-Pues me alegra que no tengas problemas en hacer lo que debas para cambiar, aunque sea solo por poco tiempo-le comentó antes de proseguir con la cena. La verdad es que le agradaba que las cosas hubieran regresado a la normalidad puesto que lo sucedido hacía tan poco con aquello del silencio incomodo no le había gustado en lo más mínimo. El silencio y ella eran enemigos, siempre y cuando no fuera ella quien tuviera que romperlo.
Soltó una risa suave cuando Yllithia le recordó que ella era bailarina y que era obvio que la rescataría si en algún momento el ritmo de la música cubana se le fuera.-Bien mi estimada profesora, usted me guiará en la pista de baile para no hacer el ridículo-dijo en un tono serio falso y luego volvió a reír divertida ante la idea de bailar algo que no se le daba. Pero que más daba, la vida era para vivirla al máximo y no valía si no se arriesgaban las cosas de vez en cuando. Era por eso que había aceptado el ir al club cubano, pues lo veía como un riesgo de hacer el ridículo y un reto a aprender a bailar bien algo que apenas si conocía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Danielle M. Hudson el Dom Abr 20, 2014 4:34 pm

No dijo nada más, porque para ella aquello nunca pasaría. No tenía nada en contra de Talia, la tenía cariño y llevaban muchos años tratándose. Pero Dan no era de vincularse y menos en sus horas de  trabajo y una vez esas horas pasaban, la gente que estaba en esa parte de su vida, ya no tenían sentido. Y pronto esas horas nunca volverían… Estaba en parte, expectante por el cambio.
Sonrió en respuesta y comió tranquila, el silencio siempre le resultaba agradable, aunque sabía que eso para los demás significaba incomodidad, miró de reojo a la irlandesa para asegurarse de que no se había tomado nada a mal.
-Será doble cambio. El cambio a morena y de golpe, el cambio a rubia. La vida es eso, cambio constante- respondió sin más. Ella nunca había tenido miedo a los cambios, le gustaban, la apasionaban y siempre se lanzaba al vacío para saborearlos, desde los más ínfimos a los más profundos.
Cuando terminó con su comida, dejó los cubiertos apoyados en el plato, el cuchillo cruzado entre las puas del tenedor, indicando que había terminado, para cuando Talia lo hizo, el camarero de acercó nuevamente a retirar los platos, para luego dejarles la carta de postres y hacerles algunas recomendaciones que Dan no escuchó. Miraba de reojo la ventana antes de quedarse solas y volver a mirar a su acompañante.
-Por supuesto, yo nunca dejo que mis acompañantes hagan el ridículo- dijo con tono bromista.- No llevo bien la vergüenza ajena- dijo soltando una carcajada, bromeando de forma notoria.- ¿Quieres postre o nos vamos?



Chaos:

♥B
avatar
Danielle M. Hudson
второй-6
второй-6

Empleo /Ocio : Coreógrafa y organizadora de eventos del club
Mensajes : 718
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por шеф el Vie Abr 25, 2014 1:14 am


Tema Cerrado

avatar
шеф

Mensajes : 440
Fecha de inscripción : 25/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como un buen trago de vino || Talia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.