Live On (Candace)

Ir abajo

Live On (Candace)

Mensaje por Invitado el Vie Feb 21, 2014 9:41 pm

Había estado dos día fuera. Dos.
Solo dos días para reorganizarse. Había pedido permiso a su “encargado” para hacer unos tramites personales (o esto es lo que le dijo a su empleador). En realidad había hecho contacto con su enlace exterior para explicar la situación actual, el cambio de 380 grados que había tenido la misión al ser transferido a cuidar a Candace.
Si es que cada vez que lo pensaba se quería dar la cabeza contra lo primero que encontraba...había estado tan cerca, tan cerca, que incluso podía oler el olor a podrido que se gestaba es ese lugar. Pero estaba casi en un 98% seguro que el Señor Summers no estaba metido en este embrollo podrido, la peste venia de otro lado.
Se miró en el espejo intentando hacerse el maldito nudo de la corbata frente al espejo, pero estaba tan despistado que sus dedos no respondían como deberían, por lo que terminó tirando con fuerza al corbata sobre la cama de una plaza que ocupaba en ese pequeño apartamento que compartía con otro guardaespaldas de la familia.
-Mierda. Mierda. Mierda- espetó con los dientes apretados. Es que no creía que alguien podía tener tan mala suerte. Encima, la chica era inquieta y sumamente escurridiza, no le facilitaba realizar su trabajo, más bien todo lo contrario. Llevaba unas tres semanas con ella y casi le había explotado el cerebro. Se abrió los primeros botones de la camisa blanca que tenía puesta al mismo tiempo que escuchaba la puerta abrirse.
-Dom...gracias a Dios que volviste- resopló cansado su compañero de cuarto, tirándose sobre su cama boca abajo-. No entiendo como podes aguantar el ritmo de esa chica…-su voz sonó ahogada por la colcha. Dom solo lo miró por sobre el hombro abotonando los puños con una media sonrisa divertida. Por lo menos no era el único que la pasaba mal-. Aunque admito que con ese caramelito tan…-gruño un poco y levantó las manos como si estuviera  estrujando algo con ellas- suculento, podría aguantar varios días más. Que buena que está…-callándose de repente porque mordía la colcha con los dientes, un tanto exagerado, pensó Dom.
-Tiene 22 años Aaron- lo miró censurándolo con la mirada de soslayo-. 22 ¿ok?.
-¿Y?...un suculento caramelito de 22 años...suena mejor todavía…
-Hija de tu jefe ¿te suena?
-¿Me vas a decir que nunca la miraste? cuando camina y se mueve así- moviendo sus manos de un lado para el otro como si estuviera recordando un bamboleo sumamente apetecible-. Ese culito es algo digno para admirar…-lo miró como si esperara una afirmación rápida, pero lo único que recibió de Dom fue silencio.
Nunca lo admitiría. Era atractiva pero tampoco para tanto. Pero sobre todo era la hija del jefe, le gustaba creer que tenía sentido común y cagar donde se duerme…no.
-Deberías buscarte urgente compañía si te pone una mocosa de 22 años. Es todo lo que te diré.
Escuchó el resoplido escéptico pero no se giró.
-Nos vemos luego. Me toca seguir a la niña que te pone tanto- dijo con gracia al salir por la puerta. Hoy retomaría sus actividades, ni siquiera le había dicho nada a ella de que se ausentaría. El señor White (a quien tenía en la mira), fue el encargado de firmarle su pedido al salir de la isla el Señor Summers.
Al llegar al hotel, bajó del auto, que por lo general se movilizaba para llevarla a donde ella quisiera ir. Pero al pedir en recepción que le dijeran que su escolta estaba allí, le dijeron que había salido. Cerró los ojos cuando sintió esa punzada reconocida de cuando la muchacha se le perdía de vista. Era rápida y ágil. Además de ocurrente. Sacó su celular y busco la aplicación que ubicaba donde estaba ella por medio de su celular, idea de su padre.
Salió rápido y arrancó el auto con las ruedas chirriando en el pavimento. Aparcó frente a la playa y empezó a correr por todo el borde con ojo de águila. Por lo general siempre la veía, no importa cuanta gente había, él la veía. Y así pasó en ese momento.
Se acercó a ella con la respiración agitada con un trote más lento…justo hoy hacia calor. Podía sentir las gotas cayendo por su sien. Se enderezó y juntó sus manos al frente en una postura muy profesional (?).
-Señorita Summers- saludó sin mirarla intentando acompasar la respiración. Encima tenía el traje negro y se estaba asando.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Live On (Candace)

Mensaje por Candace Summers el Sáb Feb 22, 2014 9:06 pm

Llevaba un par de días sin ver a Dominic, mi gorila particular, y eso era de extrañar, ya que lo habitual era que intentara seguirme a todas partes, aunque hubiera veces en las que conseguía despistarle para poder hacer lo que me diera la gana. En su lugar, había estado viniendo otro tío, también segurata, pero me había resultado igual de fácil escabullirme de él, o incluso más.

Aquella mañana me fui a la playa, simplemente porque me apetecía disfrutar de un día tranquilo. A lo mejor por la noche me daba por salir de fiesta, pero eso estaba aún por decidir. Mi padre me había puesto a trabajar, pero en ningún momento habló de un horario o jornada que debiera cumplir, por lo que me tomé el día libre, negándome por completo a repartir una sola tarjeta. Solía ponerme siempre en el mismo sitio cuando iba a tomar el sol, pero esa vez preferí quedarme en la arena, sobre la toalla, en lugar de sentarme en una hamaca como normalmente hacía. Llevaba allí mas o menos una hora, y todavía no había tocado el agua, algo raro en mi. No tardaría en hacerlo, porque ya empezaba a notar el calor excesivo en mi piel. Pero estando aún tumbada boca abajo, escuché a alguien dirigirse a mi.

Alcé la mirada, y vi a un tío bastante estirado, y vestido con un traje completamente negro. Enseguida supe que se trataba de él. -¡Dom! ¿Qué haces? Hace días que no te veo.- Le dije, con una sonrisa picarona, porque ambos sabíamos perfectamente que había días en los que apenas nos veíamos, y era principalmente por mi culpa. Le observé con curiosidad, el pobre estaba sudando la gota gorda. No entendía por qué mi padre obligaba a sus hombres a vestir de esa manera, y más cuando tenían que vigilarme a mi, que normalmente andaba por lugares donde era mejor estar fresquito, o tenían que perseguirme a la carrera. Ahora que lo pensaba... que mala que era ¿no? -Te vas a cocer como un cangrejo. -Comenté, sin quitarle el ojo de encima. -Anda, siéntate y bebe un poco. Todavía está fría.- Le pasé la coca-cola que yo me estaba bebiendo, estirando el brazo para que la cogiera.

Era su día de suerte, esta vez no le haría correr, pero claro, no podía decírselo. Apostaba a que el hombre tendría que estar hasta los cojones de ir detrás de una niñata como yo, pero era su trabajo al fin y al cabo, y no era culpa mía que mi padre no se fiara de mi. Bueno, en realidad sí que era un poco culpable, pero no la única. -¿Dónde te has metido? Te echaba de menos.- Comenté, juguetona. En cierto, modo lo estaba provocando, pero a mi me divertía chincharlo un poco.
avatar
Candace Summers
туристы-3
туристы-3

Empleo /Ocio : Relaciones públicas/Vividora
Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Live On (Candace)

Mensaje por Invitado el Dom Feb 23, 2014 5:16 pm

Acompasando su respiración, la miró de reojo, evitando deslizar la mirada por ella y solo concentrarse en su rostro. Él no era Aaron. Él la veía como la hija del jefe. Solo eso…
-Me tomé unos días libres por asuntos personales- respondió de manera escueta, moviendo su cuello de un lado al otro sintiendo una brisita en su nuca que lo ayudo a bajarle un poco el calor. Evitó responder a la puya, ya que no se le escaparía ni hoy ni mañana. Debía reconocer que siempre se decía lo mismo, pero la chica tenía mucha imaginación para escabullirse.
Sintió su mirada en su perfil pero no volteó la cabeza para devolvérsela. Se pasó la mano por cabeza mirando el mar y sintiendo como una gota caía por mi cuello...maldito traje de mierda, la próxima preguntaría si podía ir más informal.
Se ve que ella estaba pensando en algo similar porque lo molestó diciendo que se cocería como un cangrejo. Ahora si volteó la cabeza para mirarla y devolverle la puya, pero vio que no se estaba riendo de él, no había burla en sus ojos, por lo que desvió rápido la mirada otra vez.
-Estoy bien- dijo solamente. Se sentó junto a ella luego de unos momentos, cuando ella se lo sugirió, al principio no lo iba hacer pero estaba llamando mucho la atención por estar parado en traje. Sentado tal vez fuera menos (????). Recibió la gaseosa que le ofreció.
-Gracias- murmuro, llevándose la botella a los labios y dando un trago largo. Dios, estaba fresca, cerró los ojos con placer y se la devolvió. Apoyó sus brazos en sus rodillas flexionadas y dejó caer la cabeza unos momentos. Disfrutando de la relajación que daba el sonido del mar.  
No quería bajar la guardia, nunca bajaba la guardia cuando estaba junto a ella. Le obligaba a estar siempre pendiente de cada uno de sus movimientos.
Con lo siguiente que dijo, de que lo había extrañado, sonrió de lado entretenido con la picardía que podía mostrar en esos ojos grandes, y alzó la cabeza mirándola sin poder creer nada de lo que decía. También obvio la pregunta, no quería mentirle de ser necesario.
-Claro, yo voy hacer de cuenta que le creo- sonrió ahora abiertamente, obligándose a desviar la mirada al frente. Removió un poco de arena con el talón.
-El pobre Aaron, lo vi más avejentado que la última vez, y sospecho que la causante es usted con sus escapadas.
Apoyó el codo en la rodilla y dejó descansar su cien en su puño, con la cabeza girada en direccion a la morena. La observó unos segundos, teniendo que reconocer que era bonita...tal vez más que bonita, sobre todo sus ojos. No tenía nada de malo pensarlo, era una chica muy atractiva y sabía que llamaba la atención de los hombres, lo había visto con sus propios ojos como caían a sus pies como moscardones. Incluso tipos grandes que pasaban de la mano con su señora se daban vuelta para mirarla…las veces que los había visto los miraba con una amenaza implícita en los ojos.
-¿Por qué no esperaste hoy en el hotel?- hablo en tono más bajo e informal que antes-. Nuestro deber es protegerte, no lo hagas tan complicado.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Live On (Candace)

Mensaje por Candace Summers el Miér Feb 26, 2014 2:53 am

Cambié de postura, para poder hablar de forma más cómoda con el recién llegado. Adopté mi habitual postura de indio, quedando frente a él, y observé, distraída, sus gestos de sofoco. -Jajajajaja ¿Dónde está la gracia si no os hago trabajar un poco?.- Comenté, como si de un chiste se tratara, lo que opinaba acerca de que los hombres que se encargaban de mi custodia, se vieran obligados a perseguirme como si ellos fueran galgos y yo una liebre escurridiza, en pleno coto de caza. -Hoy tenía ganas de venir a la playa y, bueno, parece que tampoco te ha costado mucho encontrarme.- Añadí esto último guiñándole un ojo.

Resultaba curioso, pero Dom no me molestaba en absoluto. Me divertía teniendo que ingeniármelas para huir de él cuando quería irme por ahí a hacer el cafre, y me gustaba la forma en que mi miraba cuando al fin conseguía dar conmigo, hecho que solo ocurría cuando yo me dejaba atrapar, claro. A veces, incluso me daba pena el hombre, porque había momentos en los que realmente se le veía fatigado, y preocupado por no encontrarme. Yo ya no sabía bien si lo que le preocupaba era la posible bronca de mi padre, que llegaran incluso a despedirlo por mi culpa, o si de veras se preocupaba por mi seguridad y bienestar. En ocasiones, me sorprendía a mi misma, fantaseando con la posibilidad de que fuera esto último lo que le llevaba a perseguirme sin descanso, como el sol, intentando alcanzar a la luna, en un bucle interminable. Pero, cuando al fin volvía a la realidad, se cernía sobre mi la única e irrefutable verdad. Dom era simplemente un empleado de mi padre, contratado para asegurarse de que la alocada de Candy se mantenía sobria, y civilizada durante su estancia en la isla. Únicamente se trataba de eso, de que no se fiaban de mi, y querían tenerme como a un perro, atada siempre a una correa.

Por un instante, perdí aquella sonrisa que tanto me caracterizaba. ¿Que no lo haga tan complicado? pensé. Giré la cabeza, y miré para otro lado mientras él descansaba, sentado sobre la hamaca. Cerca de nosotros, había una pareja de novios bastante linda. Ambos estaban tumbados en la misma toalla, y charlaban mientras se reían y jugueteaban entre ellos. Parecían realmente felices, y enamorados. Me pregunté qué se debe sentir cuando sabes que una persona está dispuesta a entregarte todo su amor, de forma incondicional y sincera, simplemente porque te quiere por cómo eres, y le gusta todo de ti. Al notar que estaba decayendo, enseguida aparté la mirada de aquella estampa de película romántica, y me dirigí de nuevo a mi guardaespaldas. -Eh, Dom. ¿Tienes familia? ¿Dónde están los tuyos?.- Pregunté, de forma curiosa, ladeando la cabeza, y pasé a flexionar las piernas y ponerlas por delante de mi torso, mientras las sujetaba pasando ambos brazos por debajo de ellas.

La familia, eso tan importante para casi todo el mundo, y tan desconocido para mi. Hasta una persona como yo, necesita sentirse querida e importante para alguien, y eso era algo que en mi casa nunca había encontrado. Ni cariño, ni comprensión, ni consejo... Y resultaba triste pensar que me había obligado a mi misma a vivir sin eso, o peor, a buscarlo donde no lo encontraba nunca. Incluso la idea de que un hombre trajeado me guardara, me incitaba a fantasear con que le importaba a alguien.

Sacudí la cabeza, intentando espantar a mis demonios una vez más. -No me digas que tienes un hermano gemelo, y os turnáis para vigilarme. Que contra dos como tú, no sé si podría ¡Jajajaja!.- Bromeé de forma instantánea, poniendo gesto de pequeña burla, pero únicamente para volver a ser la Candy de siempre. -Es coña. En serio ¿tienes hermanos o hermanas? ¿Cómo son tus padres?.- Era la primera vez que me daba por preguntarle a Dom acerca de su vida fuera de la isla. Y si bien hablar de él, me servía para no pensar en mi, sin duda resultaba mejor que seguir lamentándome.
avatar
Candace Summers
туристы-3
туристы-3

Empleo /Ocio : Relaciones públicas/Vividora
Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Live On (Candace)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 26, 2014 2:40 pm

Dom negó con la cabeza, alzando la comisura del su labio mientras apartaba la mirada de la chica. Era alguien que se reía con suma facilidad, lo había notado desde el inicio. De ánimo siempre alegre, inquieta, impulsiva, se podría, decir ya que esto último era lo que hacía más complicado leer sus movimientos y muchas veces te quedaras preguntando ¿porque va a allá? ¿De dónde salió eso?. Tenía salidas que incluso no esperabas, y de apoco se estaba acostumbrando. Pero cuando borraba esa gran sonrisa que solía tener, era como si de una alarma se tratara. Era casi un enigma andante. La observó cuando esto sucedió ¿que estaría pasando por su mente?. El moreno ladeo la cabeza, concentrado en intentando leer sus expresiones pero  apartó su atención de ella, para ver la dirección que tomaba la mirada de la joven.
Vaya…, pensó alzando una ceja. La chica debía andar en algo con algún chico, pensó, dejando de prestarle atención casi de inmediato a la escena de la pareja a su derecha. Se rascó la nariz y luego la cabeza, no era extraño...debía tener a alguien rondándole o a varios. Empezó a mover su dedo pulgar en el aire.
Se dio cuenta que se estaba involucrando demasiado y solo debía cuidarla de que nada malo le pasara. Punto. De sus misterios... los descubriría otra persona, no él. Inhaló profundo hasta que escucho que preguntaba por su familia, los “suyos”. No la miró para contestarle, pero medio sonrió intentando volver a levantar el muro que los separaba. Jefa-empleado, 22-35.
-Ahhh su curiosidad me da mala espina...solo intenta distraerme. Y no logrará, no la perderé de vista…- contesto yéndose por las ramas, ahora sí mirándola... y se arrepintió al instante. Ahí estaba de nuevo...esa mirada…¿que era?. El  humor desapareció del rostro del agente y la miró con intensidad, entornando los ojos como quien ve un rompecabezas y no sabe por dónde empezar.
Le empezaba a molestar que se mostrara así frente a él… prefería que fuera la niña caprichosa, que se escapaba y lo hacía bufar, a esta que tenía en frente...dando un aspecto vulnerable. Sí, esa era la palabra, vulnerable. Su dedo pulgar volvió a moverse arriba- abajo de manera rápida.
Y luego ¡pum!, cambio de nuevo. La observó con gesto ausente, y no cambio la expresión ni siquiera con esa broma extraña que hizo. Se dio cuenta que la estaba mirando demasiado fijamente, y se obligó a pestañear alterando la mirada entre ella y lo que había detrás de sus delgados hombros de manera natural. Y ella volvió a preguntar por su familia...que Dom recordara, no se lo había preguntado antes, o por lo menos con demasiada insistencia.
-Cuide su vocabulario- le llamó la atención suspirando como si fuera un caso perdido-. Tan bonita y con esa boca- murmuró al pasar, sacando el celular de su bolsillo para ver la hora-. No sé porque está tan interesada en saber de mi familia- lo guardó una vez que vio lo que quería ver en el bolsillo delantero del pantalón y alzó la vista a la joven-. No es nada de otro mundo: madre, padre. Hijo único- se encogió de hombros sin darle mucha trascendencia. Le sabía mal mentirle, y peor le sabía que le pasara eso, tendría que ser moneda corriente. Pero era su misión y no podría salirse de los planes, de todas maneras en parte era verdad, ¿había tenido padre? sí, ¿madre? sí, ¿hijo único? sí. ¿Alguna mentira? no. Y si le tocaba mentir lo haría, lo habían entrenado para eso.  
-Creo que debería seguir tomando sol. Haga de cuenta que no estoy acá.
Mirando para los costados para ver a las personas que se encontraban a su alrededor.  Registrando sus rostros.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Live On (Candace)

Mensaje por Candace Summers el Sáb Mar 01, 2014 10:34 pm

En cuestión de segundos, sentí que me estaba estaba saltando la vena "tripolar"... Había pasado de estar melancólica y algo triste, a hacer todo lo posible por ser la de siempre, la que fingía ser y que ya casi se había apoderado de todo mi ser. Pero la reacción de Dominic y sus comentarios, empezaron a encabronarme, como pocas veces solía suceder. ¿Tan bonita y con esa boca? ¿Quién se creía que era, mi padre? Bufé, tensa como una tabla de madera, y apretándome las piernas al pecho. Le dediqué una antipática mirada, con el ceño claramente fruncido. -Perdóneme usted, "mister simpatía".- Dije, con rencor. -Solo intentaba ser amable, para variar.- De nuevo, una mirada inquisitiva. Tal y como estaba, ni siquiera fui consciente de que, hacía tan solo un momento, y de no ser por la presencia de Dom, seguramente habría acabado con las lágrimas saltadas, hundida en mi propia miseria.

Indignada, me di la vuelta, dándole la espalda por completo a mi "protector". Me crucé de brazos, dejando las piernas reposar sobre la toalla, e hice como la que miraba al mar, cuando en realidad mis ojos se encontraban atravesándole de medio a medio, aún sin estar observándole directamente. Entonces, volví la cara, rápidamente, y solo para dar la discusión que yo sola había iniciado, por terminada. -Y para que lo sepas, esta vez no pensaba salir corriendo.- Repliqué, más como una cría de siete años, que como prácticamente una adulta que era.

No me llevó demasiado tiempo planear una forma de poder incomodar a mi cancerbero. No lo esquivaría como acostumbraba a hacer, aún cuando no estaba enfadada con él, porque esa habría sido la excusa perfecta para que siguiera echándome en cara mi "mal comportamiento", pero no pensaba dejar las cosas como estaban, eso seguro. Sin dejar de mostrar mi irritación, y a base de movimientos un tanto bruscos, rebusqué en mi bolso hasta dar con un pareo y la cartera, y me puse en pie para comenzar a caminar. No me molesté en dar explicaciones de a dónde me dirigía, pero pensé que resultaba obvio que no iría demasiado lejos dejando allí el resto de mis cosas. Así que, salí de la playa mientras ataba el trapo a mi cintura, sin volver la mirada atrás. Crucé la calle, y me metí en una tienda cercana al lugar. Cuando tuve en mis manos lo que había ido a buscar, volví hasta donde estábamos asentados, y solté una bolsa de plástico encima de Dominic. -Para ti.- Comenté con desaire, al lanzarla. -Ya estás tardando en ponértelo y venir conmigo.-

¿Que quería ponerse en plan borde? Vale, jugaríamos a ver quién resultaba más desagradable de los dos. El bañador que acababa de comprar, le obligaría a pasar una "encantadora velada" con su custodiada. Si había algo que yo odiaba, era que las personas me hablaran de forma tan cortante e intransigente. Por mucho que le diera por culo a aquél hombre con mis escapadas, nunca lo hacía con intenciones de joderle personalmente. Pero a pesar de mis buenas intenciones, al tener algo más de acercamiento entre los dos, él prefirió crear esa estúpida barrera, dejando claro lo que le parecía todo aquello. -Aquí te espero. No tardes.- Pasé completamente por alto su gesto interrogante, y me limité a sentarme de nuevo, y esperar a que volviera con la prenda puesta. No me gustaba tratar así a las personas que trabajaban para mi padre, como si me debieran más respeto por ser yo quién era, pero fingir para él todo lo contrario, sería una forma de devolverle lo mal que me había caído su comportamiento conmigo. Aún a riesgo de quedar como la "princesita de papá", la niña mimada y caprichosa que todos creían que era.
avatar
Candace Summers
туристы-3
туристы-3

Empleo /Ocio : Relaciones públicas/Vividora
Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Live On (Candace)

Mensaje por шеф el Lun Abr 28, 2014 12:16 am


Tema Cerrado

avatar
шеф

Mensajes : 440
Fecha de inscripción : 25/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Live On (Candace)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.