Una tarde agradable... ¿o no? (Lach)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una tarde agradable... ¿o no? (Lach)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 20, 2013 12:21 am

Esto si que eran vacaciones, aunque claro estas recien estaban comenzando por lo cual tenia que adecuarme al clima y toda esa chorrada lo cual una muchacha de 22 años como yo no estaba acostumbrada en el ambito de comer comida chatarra o andar sola por la vida sin que tus guardespaldas o la ama de llaves estuviera alli para asistirte en caso de cualquier situacion. Sentada en la silla mirando desde la ventana del hotel hacia afuera mientras la señora de la limpieza hacia de las suyas me puse a pensar en la situacion que me encontraba  antes de venirme hacia aca con acompañante incluido sencillamente por proteccion segun mis padres cosa que yo no lo creia necesario pero finalmente estos hicieron de las suyas y bueno...aqui me encontraba a lo cual sonrei sin pensarlo dandole luego una pequeña propina a la señora quien me dejo un shampoo adicional simplemente por que con un tubito chiquitito no me alcansaria para la maraña de cabellos dorados que tenia yo, una vez que cerro la puerta no sin antes entrar Robert esta se fue volviendome a mirar a mi "gorila" quien sonrio de forma tierna sentandose en la cama recien hecha. Esa sonrisa algo me decia que deseaba decirme algo pero me quede callada esperando que me lo mencionara y cuando asi fue sonrei de oreja a oreja ya que se tenia que devolver a New York a pedido de mi padre quien solicitaba sus servicios para no se que cosas. - ¿Quieres que te valla a dejar al aerodromo?- murmure a lo que este se opuso acercandose a mi y dandome una flor de plastico argumentando que al no marchitarse jamas la tendria que tener limpia y perfumada cuando el volviera...¿volver de nuevo?, lo fulmine con la mirada y lo deja partir tirando la almohada a la puerta ya cerrada suspirando metiendome a dar una ducha para bajar los humos de la cabeza y asi quedar fresca y radiante preguntandome donde rayos iria, amaba la naturaleza asi que esperaria como un par de horas a lo mucho que mi Robert se fuera para yo salir a dar un paseo.

Al mirar la hora de mi movil sonrei pidiendo una hamburguesa a la habitacion mas una coca-cola prendiendo la television y sentandome a la espera de un almuerzo de las 13:00 hrs, cosa que este llego a las 13:15 agradeciendole al muchacho joven y cuando ya se fue comence a comer riendo de vez en cuando ante un show de talentos donde el jurado seleccionaba a un grupo selecto de personas ya sean actores, actrices, cantantes o nuevos talentos para pasarlos a siguiente ronda. Deje al poco rato despues las cosas encima de la mesa ya que luego las sacaria y se las daria a la señora de la limpieza quien seguramente a esta hora deberia estar almorzando o que se yo, tomando la tarjeta de mi habitacion, mas las gafas de sol sali de la habitacion no viendo el carro de limpieza, dejando el letrero de "no molestar" en la manilla de la puerta sencillamente por que asi quise, bajando en ascensor, debido a que estaba en el 8° piso saliendo del mismo echando los cabellos hacia atras disfrutando del aire calido que habia en aquellos momentos saludando a los choferes de los taxis que estaban afuera del mismo quizas esperando a personas o dejando a nuevos huespedes, acomodando mejor mi mochila y comenzando a caminar donde me llevaran mis pies. Cosa que lo hicieron ya que guiandome por mis sentidos me encontre caminando por un sendero hacia un ruido de agua ladeando la cabeza y encontrandome al poco rato despues de lleno con la cascada soltando un grito de jubilo ya que era primera vez que lo veia, y no era chiste ya que de las salidas familiares jamas fuimos a un pic-nic o un lugar como una granja, solo estabamos rodeados o de playa o de edificios. Suspire olvidandome por el momento de aquello y me apoye en la baranda de madera que habia entrecerrando los ojos solo para escuchar el ruido del agua al caer y luego de unos minutos decidi sentarme en unas bancas de madera, sacando el diario de vida de mi mama primero, acariciando la tapa rosa con letras doradas pensando que a lo mejor estaria como loca buscandolo pero que jamas sabria que yo lo tenia...¿o si?, en fin...abri y comence a leer dandome cuenta que comenzo a escribir cuando tenia sus escasos 15 años.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde agradable... ¿o no? (Lach)

Mensaje por Aron G. Lindberg el Jue Nov 21, 2013 3:22 pm

Lo primero que recibí al despertar fue un mensaje. Se trataba de un policía de Italia; informándome de algo jugoso. Bueno, ahora tendría que: Buscar en toda la bendita isla a una persona para interrogar. ¿Cómo?, es como buscar una aguja en un pajar.Sin embargo, no por nada algunas me llegaron a llamar: acosador. ¡Eso no es cierto!, no acosaría… Tal vez un poco. Un hermoso día, tanto que los pájaros cantaban cerca de mi ventana. Afortunadamente ya estaba casi todo en su lugar, pero todavía estaba desordenado, algo que no me agradaba en lo absoluto. Como alguien pulcro, ver este desastre implica frustración de mi parte. Hasta que me tome las molestias de abrir las cajas faltantes y re-ordenar todo en su respectivo sitio. Limpie con la palma de mi mano el sudor que caía sobre mi rostro, ahora el que estaba sucio era yo. Por casualidad miré el calendario que estaba sobre un mueble; hoy era domingo. Enseguida mire el reloj, era un pooco tarde, así que aprovecharía darme una ducha rápida.

Tras llegar a la habitación del baño, poco a poco fui despojándome de mis prendas. Presione el botón y el agua caía en lluvia, obviamente, estaba fría ya que necesitaba aclarar mis ideas y a su vez, me relajaba bastante. Mi cuerpo esbelto en segundos se empapo y las gotas recorrían cada gramo de él, escurriéndose de forma traviesa. Agradable era la sensación, tomé el jabón y lentamente di masajes en las zonas de mayor importancia: abdomen, torso, piernas, espalda... lo típico cuando alguien se ducha. Pase mi mano sobre mis húmedos cabellos para revolverlos un poco y por último tome el shampoo y lo desparrame en mi cabeza para luego comenzar a refregarlo con las yemas de mis dedos de manera suave y precisa. Salí de la fría habitación, y el teléfono sonó — ¿Diga? —pregunté, tenía la intuición que se trataba de Luca. — ¡Bambino!, un placer contactarte… De seguro ya recibiste mi mensaje. —asentí con mi cabeza, aunque sería extraño porque él no me ve. — Eh, sí. Sólo tengo una duda. —murmuré, mordiéndome un poco la yema del pulgar y sin esperar respuesta contraria solté lo que diría: — ¿A quien demonios interrogaré?, ¿a Eber mi loro?, pero claro… ¡El no sabe! Y podríamos estar horas jugando al interrogatorio. Créeme, es divertido. —su risa ronca resonó en la otra línea, y cesó para poder responder.

Tienen una hija, encuéntrala e interrógala. Tú eres bueno en buscar mujeres. —asentí nuevamente, debo dejar esa manía. Y me peine el cabello húmedo hacía atrás — Tengo otra duda… —dije de repente, para mantener la charla unos breves segundos más. — ¿Puedo seducirla? —pregunté curioso, con una sonrisa notable en mi cara. Sí, era ese rostro de picardía. — Ha ha, haz lo que quieras, Sherlock. Ahora mismo te enviaré su foto. —luego de ello, cortó. Escogí un par de pantalones, y una camisa de Marco Polo. Me eché perfume en todo el cuerpo y con la foto imprimada, más otros datos arranque junto al coche hacía un lugar sin rumbo.

Sería difícil. ¿Dónde encontraré una rubia candente en toda esta isla?, sus ojos deben ser mejor para observarlos en persona. Suspiré en cuanto conducía, por lo que antes de ir a hacer cualquier trabajo daría una parada a la cascada. Eso me dará ánimos para mi nuevo caso. Detuve el vehículo y guardé todo en la cajuela. Entre busque entre mis bolsillos un cigarro, hace 2 días que no fumaba ya que, no era un vicio, podía fumar como simple pasatiempo. Muy cerca, en los bancos había alguien. La miré por encima, ya que luego me fije en como el agua caía y chocaba contra las rocas. Una escena particularmente agradable.
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde agradable... ¿o no? (Lach)

Mensaje por Invitado el Vie Nov 22, 2013 1:55 am

Se que era un pecado casi capital o segun mi mama "legal" que leyeran algo privado de la otra persona pero si ellos no me querian mencionar en que tipo de negocios estaban vinculados...¿por que me lo estaban ocultando?, se que debia confiar en ellos y toda esa onda pero yo solia ser alguien muy curiosa cosa que a lo mejor lo saque de algunos de ellos, o pensandolo muchisimo mejor ¿que saque de ellos? puede que su inteligencia a lo mejor, ya que en referencia al fisico pues... no habia nada escrito cosa que aparte de mis pensamientos dichos parentescos o sino no llegaria a ninguna parte. Me volvi a enfocar en la lectura que tenia escrito el diario de vida de mi mama cuando a los pocos minutos me sono mi movil nuevo donde al ver la pantalla solte una leve risita aceptando dicha llamada que era mi mama y que se le notaba en tono preocupado -¿Que si me eh topado con la policia o los detectives?, no mama lo siento... pero...¿por que?-Pregunte algo preocupada, dejando el diario de vida de mi madre encima de la banca y al levantarme me tope con una leve mirada de un muchacho algo mayor y luego este miraba la cascada sonriendo de lado colocandome al lado de el suspirando cuando mi mama me menciono que no les diera ninguna informacion a la policia acerca de ellos ni de su trabajo alzando una ceja negando lentamente con la cabeza -¿Como quieres que no les platique de su trabajo si ustedes jamas me lo mencionaron?-Se que alli alce algo la voz pero yo misma me encontre la razon, escuchando las replicas de mi madre al otro lado del aparato, soltando un suspiro de frustracion -Si lo se que nuestra familia al ser Marshall Sterling tienen una reputacion que cuidar y blablabla, pero... mama lo encuentro bastante injusto todo...o sea solo falta que lo apunte con mi dedo como si fuera un arma y le dijera que si es detective o policia y que desea platicar conmigo....-Movi la cabeza negandome a mi misma a escuchar lo que mi mama me estaba platicando para luego de decirle un "Adios" un tanto frio corte la comunicacion volviendo a mi asiento para sentarme cruzandome de brazos y piernas mirando de reojo el diario de vida de mi mama negandome a leerlo ya que de alguna forma habia encontrado injusto lo que habia sucedido.

Estaba algo dubativa en si seguir leyendo o guardar el diario de vida, por lo cual opte por lo segundo guardandolo en la mochila aunque cuando estaba guardandolo una hoja o carta resbalo y fue a dar a los pies del chico soltando una maldicion por lo bajo, cerrando la mochila y dejandola tirada para ir hacia los pies de el y recogerlo mirandolo hacia arriba con gesto de disculpa y asi fruncir el seño al ver que era del hospital de New York algunos años antes de que yo naciera, rompiendo el sobre por la orilla y frente a el comenzar a leer, pero a medida que leia en voz baja me di cuenta que era una falta de respeto lo que estaba haciendo asi que, pese a la sorpresa de llevarme al ver que mi mama habia dado en adopcion a un niño que ahora tendria dos años mas que yo y que las razones aun no las sabia, bueno no habia llegado a esa parte asi que doble en dos la carta y mire al chico fijamente sonriendo suavemente -¿Que descortes soy no?, digo el leer una carta en voz baja frente a ti y....- Mordi mi lengua por dentro al pensar que estaba hablando de mas asi que me calle y le dedique una suave sonrisa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde agradable... ¿o no? (Lach)

Mensaje por Aron G. Lindberg el Jue Nov 28, 2013 2:47 am

¡Ah!, ¡que hermoso es el mundo!, no podía creer que algo tan simple, sencillo podía dejarme completamente fascinado. Admito que soy fácil de impresionar con las maravillas de la naturaleza pero tampoco no hacía la excepción con las mujeres porque, ¿eran parte de la naturaleza, verdad? No importan si eran rubias, castañas, morenas, pelirrojas, o incluso de otra nacionalidad, todas eran tenían ese don de envolver al hombre en una especie de trance. Un magnetismo. Es fácil de pensarlo, sin embargo se torna difícil cuando se intenta expresar en palabras concretas. Hasta que, una voz: Dulce, clara y que llamó rápidamente mi atención llego a mis oídos. Apenas ver el cuerpo contrario me impresioné. Tuve que fijarme dos veces para estar seguro que es la chica que buscaba, ¡por las barbas de Zeus!, ¿esto es destino o fueron las plegarias a Don Cangrejo que me ayudaron? La respuesta nunca la sabría, sólo tengo que aprovechar que la tenía justo allí. Acaricie entre mis dedos mi cabello ya algo seco gracias a la brisas, y sonreí satisfecho.

No podía creer que tuviera tanta suerte, seguía creyendo que era otra de mis alucinaciones o tal vez, ¿soñando despierto por la conmoción de la belleza de aquella joven de la foto? Si es todo lo inverso a lo que pienso, ¿cómo lograré acercarme? Sí, sé que soy seductor, sociable y demás, no obstante me puedo volver tímido en cuanto a conocer chicas de trabajo se trata. Es una extraña sensación que me impide siquiera decir algo, expresarme, me ponía bastante nervioso incluso más, eso tenía que acabar ahora o nunca. En serio, parecía una maldición. Tragué saliva. Era ese momento en que te reunías por casualidad con la guapa protagonista de una película, y allí, el otro protagonista haciendo de idiota, o sea yo. Intente verme natural, pero no podía dejar de mirarla hablar por teléfono, preste atención a su labios y pude leerlos aunque no era tan necesario ya que hablaba bastante alto.


"¿Como quieres que no les platique de su trabajo si ustedes jamás me lo mencionaron?"


Eso llamó bastante mi atención, la joven no sabía nada acerca de lo que hacían sus padres o siquiera donde estaban metidos. Y aparté mi mirada, yendo y viniendo entre mis pensamientos. Mordí incluso mi labio agachando la vista al suelo; pude reaccionar en cuanto un papel salió volando. Me había dispuesto a agacharme para tomar aquél papel, pero otra mano se interpuso: la de la chica. Lo habíamos tomado al mismo tiempo por lo que fui soltando flojamente y estos se deslizarán entre mis dedos. La analicé profundamente, tez clara, mirada inocente y verdosa, ojos esmeraldas e hipnotizadores. Vaya, nunca me sentí tan preso de la belleza como ahora. En susurros ella leyó, pero estaba más fijo en sus labios, esas rosáceas y tiernas frambuesas. Pisé tierra apenas oír sus palabras ingenuas. Estaba decidido en no decirle de qué trabajaba, por lo que poco a poco le sacaría información y que confiará en mí. Sí, suena desagradable pero tampoco quiero forzarla.

Tranquila, no me ha molestado en absoluto. Si le soy sincero, me he perdido en sus ojos —musite calmado, riendo un poco para sonreír pícaro. — Soy Lach, y bueno, estoy aquí de vacaciones simplemente, he venido a esta cascada para despejar mi mente y resulta que me encuentro con una linda mariposa que se acercó a mí—explique breve entendiéndose que la mariposa es ella, y no era mentira, había venido a esta isla por placer pero en el fondo siempre tuve la intención de resolver casos a la vez. Por qué según había escuchado, la mafia se concentraba en Krakoa más otros maleantes que se me es incierta la información. Aún así, estaría dispuesto a ver que tan lejos podría llegar en esta situación tan, ¿enigmática? — ¿Y tú? — mordí un poco mi labio, inconsciente de la acción, expresando cierta gracia en aquella pregunta “inocentona”.
avatar
Aron G. Lindberg
мафия-4
мафия-4

Empleo /Ocio : Traficante / Empresario
Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde agradable... ¿o no? (Lach)

Mensaje por Invitado el Jue Dic 05, 2013 9:36 pm

Regla numero uno: No ser de aquellas muchachas habladoras frente a alguien al cual recien conoces y regla numero dos: No ser impulsiva, gesto del cual en varias oportunidades me habia causado problemas y habia sido desde pequeña ya que al no ser aun consiente de las clases sociales y de lo importante que era la elite para ellos, mis padres, casi siempre los hacia pasar bochornos los cuales casi siempre terminaban en castigos bastantes duros para mi, pero ahora ya cuando estaba grande pese a que seguia siendo en ocasiones impulsivas intentaba pensar muy bien antes de actuar pero cuando las situaciones requerian de forma algo rapida mis movimientos o el acto en vez de palabras meramente tenia que solamente actuar, como habia sido con aquel papel revelador el cual fue como la bomba que descubri antes que explotara. La regla numero uno estaba erronea tanto por hablar en voz baja frente a un completo desconocido y luego a modo de disculpas no me digne meramente a decir un "lo siento" sino que fui mas alla y me calle abruptamente pensando que el se molestaria, abriendo mis ojos asombrada cuando este ni siquiera se molesto, arrugando brevemente la punta del sobre vacio y un poco de la hoja del cual estaba sobre aquello escuchando sus proximas palabras que me hicieron reir algo nerviosa sonrojandome suavemente.

-Mis ojos...-Vale, no se por que repeti lo ultimo que dijo el si no era parte de la respuesta que le queria dar, aunque en ocasiones tendia a quedarme en blanco o mirando como boba a dicha persona si esta era guapa, causando a simple vista una buena impresion esbozando una lenta sonrisa escuchando sus siguientes palabras que pese a que no le pregunte este sencillamente comento que venia a hacer tanto a la cascada como a la isla en si, aunque su nombre "Lach" me parecio curioso mas no dije nada ya que tampoco era quien para criticarlo, no era de esas muchachas lo cual solo me prepare mentalmente para responderle cuando este me pregunto lo mismo resumiendo en pocas palabras -Tambien estoy de vacaciones aqui, aunque espero que sea pronto ya que....aish mejor olvidalo, son bobadas mias... "Nuevamente hablando de mas...¿no te puedes callar asi nada mas?" fueron las LINDAS palabras de mi conciencia la cual siempre me sorprende con su sarcasmo ya sea en buena onda o en contra haciendo que en varias oportunidades me dieran ganas de noquearla para que se quedara callada, o bien omitir su presencia como si fuera la cosa mas insignificativa del mundo, recibi de forma interna un gruñido de su parte, pero yo simplemente sonrei a Lach estirando mi mano libre para presentarme, ya que no lo habia hecho anteriormente -Florencia, ese es mi nombre como la hermosa ciudad de Italia...y en referencia a esa mariposa, que afortunada es al estar frente a un chico tan mono como tu- !!!TOUCH¡¡¡, iba perfectamente bien en mis palabras pero eso de "tan mono como tu" no estaba dentro de mi parrafo lo cual solo tuvo que haber sido de mi "otro yo" simplemente para joderme la existencia o mas bien en revancha a mis ganas de asesinarla.

El chico si que era muy atractivo, de aquello no habia quedado duda alguna pero no era de aquellas que andaban coqueteando descaradamente, sino que puede que lo haga pero de forma bastante inconsiente ya sea por gestos tiernos o por tocarle el hombro haciendolo reir ya que muchas me decian que era una rubia tonta que solo se encaprichaba con chicos de mi misma posicion social o fisica o sea rubios tenian que ir con rubios, morenos con morenas y asi sucesivamente pero en lo que a mi me respectaba aquello era estupido sencillamente por que era el gusto de cualquiera. Volviendo al presente, meti la hoja dentro del sobre algo arrugado para asi doblarlo por la mitad y volver a mirar a Lach de forma fija, podia ser que el estuviera coqueteando conmigo, pero en ocasiones era bastante despistada y no me daba cuenta a la primera, sino que bromeaba casi siempre.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde agradable... ¿o no? (Lach)

Mensaje por шеф el Vie Feb 07, 2014 8:54 pm


Tema Cerrado

avatar
шеф

Mensajes : 440
Fecha de inscripción : 25/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde agradable... ¿o no? (Lach)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.