¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Alex Van Der Hoeven el Jue Nov 14, 2013 11:54 pm

Krakoa ofrece muchas cosas para aquellos que pueden pagarlo, y eso incluye un casino que nada tiene que envidiarle a los que se ven en Las Vegas. Hasta ocasionalmente las bailarinas hacen shows acá en el casino para amenizar las noches de apuestas, algo que sin duda sabe como hacer entretener a su clientela. Yo por mi parte, solo buscaba entretenerme, pero no de la clase usual de entretenimiento que busco y consigo, sino algo más "Normal", algo más en plan jugar y disfrutar del único lugar que no he pisado aún: el propio Casino. Muchos despilfarran su dinero ganado en este lugar, apostando siempre largas sumas, yo en cambio veo esto como un hobby, algo más para despejar mi mente cuando no lo logro en los métodos usuales.

Rulera Rusa, Blackjack, las Tragamonedas, era todo tal cual como se ve en Vegas, y vaya que este lugar se ha llenado, casi todos los que he visto en la isla han hecho acto de presencia para jugar. Camino elegante hacia la mesa de Poker, el viejo Texas Hold'em, el único estilo de poker que aprendí a jugar, y uno de los que mejor se manejar. Saco de mi chaqueta mi tubo de fichas, montando el mínimo para participar y acomodando el resto en la mesa, sentándome justo donde están un viejo con sombrero texano, un hombre de estatura alta pero de apariencia rusa y un chico que apenas debe tener los 21 cumplidos.

- ¿Comenzamos a jugar o estamos esperando al último participante?


avatar
Alex Van Der Hoeven
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Director Ejecutivo de TelKorp
Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Invitado el Vie Nov 15, 2013 2:18 am


No me creía la suerte que había tenido nada más ser contratada después de instalarme en mi nueva casa recibí la llamada de mis jefes en la que se me necesitaba debido a que un  hombre  que acababa de llegar pedía mis servicios para enseñar el lugar ese mismo día , por suerte había echo una visita  él día anterior a cada rincón de aquí para no acabar perdida. 

Cuando me di cuenta las horas habían pasado , el sol , el esplendor de ese astro caliente que alumbraba el día había sido sucumbido y cambiado por la bella luna y las estrellas, cuyo brillo nocturno hacía también que el frescor de la noche llegase.  Tras muchas dudar días antes por conseguir encontrar a una niñera que se hiciese cargo de mi hijo-hermano, pero al volver a casa ese mismo día la encontré, encontré a la persona perfecta una mujer que tenía una hija más o menos de su edad , Alessandro enseguida hizo amistad, por lo que cuando me presente en su puerta pidiendo por favor que se quedase con él , lo hizo sin dudar. Supongo que el echo de que ella tenía más o menos mi edad significaba que podía ayudarme , así como me ayudo a la hora de elegir ropa, nunca fui muy amistosa, no me gustaba confiar en la gente por lo que podía significar, pero esta me ayudo con ello así como a darme color.


Mis ojos miraban maravillados las luces que brillaban, esas luces que se iban y volvían en las que anunciaban el nombre del casino en el que me encontraba y es que tristemente a pesar de la hora nocturna y del leve frió nocturno aquí me encontraba esperando a que el hombre perdido viniese a mí,  aunque si soy sincera también buscaba ese valor perdido y es que no me encontraba valiente para entrar en un lugar que no me gustaba para nada, recordaba tristemente como esa mujer con la que vivía en ese hogar de acogida gastaba el dinero que le daban en juegos de cartas y lugares como estos, con mucha menos "categoría", pero era igual ya que volvía sin nada para poder comer , motivo por el cual si soy sincera nada de este sitio me gustaba, pero no podía hacer nada este era mi trabajo y tenía que entrar de un momento a otro con ese hombre el cual había echo ya su aparición.

Aunque no es que solo ese lugar donde el dinero desaparecía , si no el tener que estar en este lugar "vacacional", solo por querer hacer pagar a esa persona ese daño que una vez me hizo  y si soy sincera temía ese encuentro, no dude un segundo en venir, pero dudaba ser lo suficiente valiente para verle y actuar como si no quisiera matarle. Ya que eso era lo que quería, pero una parte de mí esa que ya creía olvidaba me decía mátale con tus caricias y cada vez que oía esa voz rebelde hablando mis mejillas ardían debido a la vergüenza.    Un suspiro salió de mis labios, mis ojos que se encontraban cerrados se volvieron a abrir nuevamente  y pude comprobar que ya era la hora de entrar y es que por suerte el hombre al fin había llegado ya que la fina tela del corto vestido que traía puesto debajo de esa gabardina gris no hacía nada que no fuese que el frió me inundase.  Aunque si soy sincera el corto de ese vestido no era vulgar al contrario era perfecto y más para un momento como este .

Cuando mis pasos llegaron a la entrada del local, sin dejar de responder a cada una de las dudas del hombre que estaba a mi lado, sin dejar de estar nerviosa como me encontraba debido a que era mi primera vez en un sitio como este,  intentaba disimular mi impresión así como la emoción y el  nerviosismo con el que miraba todo.


Cuando mis ojos se encontraron con esas mujeres que con sus bailes sensuales distraían al sector masculino y  a ciertas partes del sector femenino que allí se encontraban , con ese juego de su cuerpo solo conseguían que estos no prestasen atención a sus juegos de cartas una leve risita se escapo de mis labios, cuando pude ver como uno prestaba demasiado atención a ellas olvidándose de las sumas de dinero que apostaba, no si al final este negocio era bueno, siempre ganaría la banca si usaban ese acto , pero esos movimientos tan poco recatados más dispuestos para ser observados no me gustaban , bueno la verdad no me gustaba que fuesen ellos los que bailasen ya que echaba de menos el movimiento de mi cuerpo sintiendo la música nadar por mi cuerpo o como la gimnasia rítmica hacía de mi cuerpo casi invisible. Desde el nacimiento de mi hijo no volví a ello, quizás tenía miedo que la operación no hubiese funcionado no tenía miedo que si lo hacía me separaría más y más del niño.  Me di cuenta que me había metido en el mundo de recuerdos demasiado pronto y podía ocasionar un problema, pero al girarme para disculparme pude ver que mis suposiciones eran ciertas, el hombre observaba con deseo queriendo devorar a esas jovencitas con su mirada.

Un leve bufido salió de mis labios y una vez que conseguí que el hombre despertase de ese momento y conseguí guiarle a la mesa de juegos pude escuchar la voz de un hombre en la que pedía  por empezar-Siento el retraso -dijo  el hombre sin dejar de observar a los que iban a ser sus compañeros de juego para luego mirarme a mí . Insinuando que había sido culpa mía, rodee los ojos sin poder evitarlo, era él el que llegaba tarde y era culpa mía ...

Aún así me disculpe con una leve sonrisa -Perdonen no suelo venir a lugares así y me ha resultado gratamente sorprendente - murmure, cuando lo único que quería decir era jodido pervertido si se te caía la baba mirando a las bailarinas
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Alex Van Der Hoeven el Vie Nov 15, 2013 10:13 pm

No pasaron ni dos minutos desde que hice la pregunta cuando llega otro sujeto disculpándose de buenas a primeras por haber llegado tarde. Nos mira a todos y luego mira a su acompañante, una joven señorita que podía notar que luce serena ante la escena pero podría apostar que se siente algo intimidada. Seguro no está acostumbrada a pisar el casino, pero no soy quien para indagar en asuntos ajenos, más cuando no conozco a nadie

- No se preocupe, creo que ya estamos todos listos para jugar -dije amablemente para luego ver que el croupier comienza a repartir las cartas y luego coloca el trío en la mesa. Mi mano no es nada mala, un ocho de espadas y un dos de corazones. El trío ya incluye un ocho, así que tengo algo de ventaja. El ruso y el viejo de sombrero vaquero se retiran de la ronda, el recién llegado hace su parte, y el chico decide arriesgarse y soltarlo todo ¿En serio? ¿Tan suertudo se siente? Niego con la cabeza conteniendome la risa mientras suelta la cuarta carta, un tres de corazones, tengo par de ochos y par de corazones, una excelente mano, pero luego llega la última carta, un Rey de Tréboles. El chico está que no lo puede creer, respirando agitadamente cuando muestra sus cartas, un par de doses. Yo muestro las mías, pensando que la primera mano va a mi lado, pero el recién llegado muestra su mano...ocho de diamantes y Rey de Corazones, su par me gana al mío, así que él gana la primera ronda y el chico está casi que se desmaya, así que sin mediar una palabra se levanta y sale del lugar, provocando las risas de parte de los presentes

- Ese chico si que acabó prematuramente...y lo curioso es que no fue provocado por una sexy señorita -veo que comenta mirando a su acompañante ¿De verdad este tipo hizo un chiste a expensas de su acompañante y teniéndola al lado? Sabía que habían pelmazos en este mundo, pero no esperaba toparme con uno, así que solo suspiro y miro la mesa- Felicidades por su victoria...pero la suerte nunca está por tanto tiempo al lado de alguien, así que aprovechalo mientras dure colega -respondí mientras el croupier hace la siguiente ronda


avatar
Alex Van Der Hoeven
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Director Ejecutivo de TelKorp
Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 16, 2013 12:48 am


No puedo evitar sentir como la molestia se hace eco en mi piel, tras la insinuación de ese hombre de mi supuesta tardanza, cuando él es el culpable de todo esto, él ha sido quien ha llegado tarde y  si así le añadimos que ha perdido el tiempo observando los movimientos de esas bailarinas, las cuales con tanto afán en sus movimientos distraen a los que con diversión juegan sumas cuantiosas de dinero, para hacer que la "banca" siempre gane .

Aunque tampoco puedo evitar sentirme intimidada en este gran lugar, cuyas risas repletas de diversión llegan a mis oídos, cuyas voces gritan felices tras conseguir ese "dinero" . Me siento intimidada así como me gusta, pero lo que más me gusta es los movimientos sensuales ,misteriosos y hermosos. Por lo que mis ojos dejan de observar como ese aprendiz de "caballero" juega a lo que considera juegos de mayores con palabras absurdas y tratamientos aún más absurdos, mis ojos observan las mirada de esas bailarinas y el deseo de poder hacer lo que ellas hacen viaja por mi cuerpo, deseando poder cambiar el puesto y sentir la música vibrando en mí. Aunque si soy sincera el leve murmullo de las canciones llaga a mí y mi pie derecho se mueve solo marcando el ritmo de esta sin darme cuenta.  

Quizás no era mala idea intentar volver, el medico me dijo que fuese con calma que debía empezar de cero y que el dolor remitiría y si no era así debía dejarlo, pero nunca volví a ponerme en contacto con él después del parto de mi hijo , para saber si mi lesión en la espalda se había resentido. Pero esperaba que no fuese así...Aunque si era sincera debía pensar en mi hijo y siendo sinceros guía turístico era mejor para poder estar con él ¿no?. Me veo obligada a salir de mis divagaciones cuando escucho la voz de ese hombre hacer un comentario bastante desafortunado al joven que ha perdido en el que yo soy el objetivo de las burlas, mis ganas de darle un puñetazo crecen , bueno aumentan y miro a la gente como preguntando ¿se notara si le doy en la cabeza ? Aunque la respuesta era clara , no se notaría, pues no tenía cerebro, no podía ser borde, pero tampoco iba a dejar que un idiota me humillase.

Sabía que si decía algo indebido podía ser echada a la calle, pero si me callaba, no yo no había sido educada para callar lo que me dolía, era más bien digamos retorcida y cuando algo me hacía daño acababa soltando algo que ocasionaba un fuerte dolor de cabeza a ese hombre, no sin antes evaluar la forma que yo no saliese perjudicada. Fingí una sonrisa ante su chiste , un chiste ridículo en mi opinión cuando sentí las miradas en mí. Escuche el comentario del hombre, el cual intentaba cortar esa conversación, ese chiste malo, para luego pedir por las cartas, pero no pude evitar responder.  -Creo que se equivoca señor mi trabajo es de guía turístico no dama de compañía, aunque si así lo fuera no se preocupe por la duración del joven si no de la suya - dije con un tono relajado y tranquilo y es que él joven no me había contratado, pero él si y eso fue lo que di a entender con esas palabras.  vale no había evaluado mucho, pero es que ese idiota no tenía ningún derecho a decir eso y menos cuando para mí era un tema delicado, temía sentir las mejillas rojas debido a la vergüenza , pero fue mejor que eso ya que gire mi mirada a lo que antes ocupaba mi atención, ahora si que sentía las miradas más puestas en mi que ese comentario, al igual la leve risita mal disimulada que se formo, pero no me importo.

Un bufido salió de mis labios, quizás si me iba a tomar algo mientras esperaba que este idiota terminase sus juegos sería mejor ya que yo aquí no pintaba nada, solo viendo como jugaba a ser el pavo real extendiendo sus hermosas plumas, al igual que él desplegaba su chulería, pero lo que él no sabía que en realidad era un simple pájaro , de estos que tanto odiaba yo que cuentan sus cuentos y sus hazañas con esa sonrisa prepotente. Decido esperar a que la siguiente partida acabe , para así poder disculparme y no molestar , cuando eso pasa le miro con una sonrisa   -Perdone señor, pero creo que como usted ha dicho puedo resultar bastante distracción y es lo que menos deseo, así que iré a tomar algo  ya tiene mi teléfono por si necesita algo - murmure, cuando lo único que quería decir mira que te dejo con tus juegos de hombre y yo me voy para allá que te aguanten ellos, este no hizo nada por impedir mi partida lo que me resulto como decirlo perfecto  ya que no estaba dispuesta a soportar estar con él, me comporte de forma correcta y educada no tenía pegas...

Con pasos lentos , pero seguros dirigí mis pasos a la barra, tras quitarme mi gabardina deje a la vista el hermoso vestido negro . Observe con atención cada una de las bebidas de la carta, buscando una que llamase mi atención y que se ajustase a mi bolsillo, pero las dos cosas eran imposibles, pero mis ojos vieron Shirley Temple y una leve sonrisa cubrió mis labios ya que no llevaba alcohol y era mejor , no quería llegar a casa borracha, no solía beber , por no decir que no bebía casi nunca.  El camarero no tardo en ponerme el coctel sin alcohol y tras darle un sorbo y sentir como los sabores nadaban por mi paladar, sonreí levemente , mire mi teléfono por si tenía mensajes no había ninguno , era tarde para llamar a mi hijo por lo que opte en no hacerlo mientras mi vista se dirigía al fondo de pantalla en el que salía mi niño y yo juntos. 
 
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Alex Van Der Hoeven el Sáb Nov 16, 2013 4:32 pm

El juego progresó con buen ritmo, aunque no pude evitar mirar de reojo a la chica que acompañaba al que ahora denominaré "Boca Floja" tomar ruta hacia la barra, normal, luego de aquel comentario, quedó totalmente incómoda y lo peor es que "Boca Floja" ni se da cuenta. Dos manos más se juegan, el ruso y el vaquero juegan calmados y "Boca Floja" hace movimientos más arriesgados, he de admitir que este tipo sabe jugar, pero luego vino mi turno de tomar las riendas. Mi mano fueron dos ases, en el trío llegó un as más, cuando llegó la cuarta, jugué todo...cosa que provocó que el ruso también hiciera lo mismo. La quinta carta fue el último as, así que revelo mis cartas, ganando el pote. El ruso suelta unas palabras en su idioma natal y se larga, así que ahora solo quedamos el vaquero, "Boca Floja" y yo

- Necesito un amuleto de buena suerte...¿Dónde demonios está esa chica? -pregunta el Boca Floja- A salvo de tu palabrería -dije susurrando al vaquero, quien suelta una carcajada. Niego con la cabeza y miro al croupier, deteniéndolo antes de repartir la siguiente ronda- Caballeros, debo avisarles que debo retirarme, el deber de un empresario nunca acaba, así que les dejo la mesa, y que gane el mejor -dije para luego rodear la mesa y hablar con el único que me cayó bien en esa mesa, el vaquero- Acaba con él sin piedad -luego del comentario emprendo camino hacia la barra. En verdad quería retirarme, no voy a pasar toda la noche aguantando palabrerías absurdas de parte de un idiota, y eso que ni siquiera está borracho. Gente como él son expertos en arruinar un buen juego. Tomo asiento en la barra, notando que a mi derecha se encuentra la señorita que acompañaba a "Boca Floja". Miro al bartender para pedir un whisky, el cual recibo en cuestión de segundos- Lamento que tengas que aguantar a semejante pelmazo -le dije buscando hacer conversación, aunque era verdad lo que le dije, es triste que ella tenga que aguantarlo


avatar
Alex Van Der Hoeven
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Director Ejecutivo de TelKorp
Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Invitado el Dom Nov 17, 2013 12:59 am



 No me resulto para nada complicado alejarme de ese idiota y es que a pesar de decir esas palabras , él estaba demasiado pendiente de una partida que deseaba ganar, pero que si soy sincera deseaba que perdiese,  tenía la necesidad de que lo hiciese quería que sufriese la humillación de quedar tan idiota como era en realidad por que a parte de cerdo , salido , bocazas era un completo inútil.

Con tranquilidad bebí nuevamente del cóctel que había pedido, el sabor de este me encantaba, bañaba cada parte de mis labios , cada parte de mi boca, sentía la necesidad de tener ese sabor inundando mis labios, lo sentía  aunque sabía que esta bebida no contenía alcohol necesitaba olvidar todo eso que me había pasado con ese idiota, cada vez que lo recordaba sentía ganas de volver y golpear su cara hasta que fuese convertida en un mapa. 

Cuando mi mirada fue a parar a la foto del móvil, la foto en la que estaba con mi hijo una leve sonrisa cubrió mis labios, una sonrisa dulce que me hizo olvidar ese momento, me sentía tan idiota , me sentía idiota por no decir a Alessandro que él era mi hijo , que esa mujer que murió en realidad era su abuela, pero no podía decirle nada no ya era tarde para eso, no podía hacer eso. Ahora solo me quedaba ser una buena madre-abuela con mi hijo, ahora solo debía hacer eso. La voz de un hombre me hizo alzar la mirada y cerrar al instante el móvil para que la foto no fuese vista y le mire con una leve sonrisa.  -Si bueno tienes razón, pero usted le ha aguantado más en la mesa de juego , dígame ha perdido alguna partida - murmure mirándole a los ojos con una sonrisa coqueta , deseando escuchar si ...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Alex Van Der Hoeven el Dom Nov 17, 2013 3:05 am

La noche pintaba bien, aún a pesar de haber lidiado con aquel pelmazo en la mesa de poker, pero confío en que tarde o temprano, terminará con los bolsillos vacíos, aparte de tener la satisfacción de al menos haberle ganado una mano. Una risa leve se escapa al recordar aquel momento justo cuando me sirven el whisky, tomando un sorbo del dulce licor para luego mirar a la señorita quien responde a mi comentario previo, notando ese toque de coquetería en su pregunta, aunque he de admitir que no luce nada mal la señorita, por lo que le devuelvo el gesto con una sonrisa sin dejar de mirarla

- Si, de hecho antes de retirarme le gané una mano...el pensaba que cuatro ases no ganarían a dos pares, pero creo que le falta mucha práctica en el mundo del Poker -respondí riendo para luego tomar otro sorbo de mi whisky- claro, lamentablemente eso no le quita lo idiota que es aquel sujeto, pero al menos pude darle un pequeño golpe a su ego, pero reitero en que es una lástima, aunque este es un casino enorme, no creo que él note que hayas desaparecido en otra de las tantas mesas -respondi amablemente, manteniendo con comodidad la conversación- soy Alex -comenté extendiendo mi mano, el tradicional gesto de cordialidad, cosa que me faltó hacer desde que comencé la charla


avatar
Alex Van Der Hoeven
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Director Ejecutivo de TelKorp
Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Invitado el Dom Nov 17, 2013 4:16 pm

 La verdad no entendía esta situación, no entendía como de la noche a la mañana todo esto había cambiado tanto, como por un momento en el que era totalmente feliz viviendo con mis padres y de la nada estos me fueron arrebatados, ellos murieron y mi hijo había sido a mi cargo y después de eso todo fue mal, ese hombre se puso en mi vida hablando de un pasado que deseaba olvidar, pero no podía hacerlo, no podía olvidarle y menos ahora que este había vuelto a aparecer en mí vida.

Observo cada uno de sus gestos y una leve sonrisa cubre mis labios al escuchar sus palabras en las que había dejado en ridículo en ese inútil, me supo mejor que el sabor que esta copa contenía, el rico liquido que hizo por un momento que me olvidase de lo que ese hombre me había dicho, pese a saber que había ganado, no sabía como lo había echo, no sabía como había ganado la partida ya que no sabía jugar a ello. Le mire a los ojos , con una leve y dulce sonrisa.  -No se jugar al Póker la verdad, pero me conformo con saber que le ha ganado -dije con diversión y le mire  a los ojos con una sonrisa, era bastante torpe con las cartas, aunque bueno no es que era muy buena en ello.

Reí divertida cuando me dijo esas palabras, ese hombre para mí si que era un idiota y por lo visto no era la única persona que lo pensaba, escuche sus palabras en las que argumentaba que podía perderme y la verdad no era mal plan, podía hacerlo, podía perderme en ese enorme lugar.  -Pero yo le he dicho que venía aquí -dije con sinceridad, era sincera ante el echo de que le había dicho que vendría a la barra para no molestar.  Le mire a los ojos cuando se presento con el nombre de Alex y mi mente solo pudo pensar en mi hijo, cuando extendió a modo de presentación yo estreche mi mano con la suya y con una leve sonrisa .  -Prudence -
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Alex Van Der Hoeven el Lun Nov 18, 2013 2:58 am

- Bueno, me alegra que el premio de consolación sea haberle dado la satisfacción de ganarle, aunque espero que el vaquero termine el trabajo y lo deje servido en la mesa -le dije de forma divertida, manteniendo amena la conversación, ya notando que he logrado en cierta forma relajarla un poco, se le notaba un tanto nerviosa, quizás molesta cuando estuvo en la mesa aguantando las palabras del idiota. Luego ella se presenta como Prudence- Prudence, lindo nombre -respondí amable mientras estrecho gentilmente su mano y luego retomo mi copa tomando un sorbo- Si, aunque de nuevo, ahora mismo anda tan distraído con su juego que dudo que le preste atención a todo lo que le rodea, es más, si él llega a decir algo, hasta yo puedo asumir responsabilidad...así tu no tomas la caída, creo que cualquiera acá presente puede ser mejor compañía que un cavernicola que hace chistes malos a tus expensas -respondi con total sinceridad mientras termino mi copa y luego miro a Prudence, viendola ya más calmada, aunque podría apostar que tiene dentro ese nerviosismo de abandonar al sujeto y meterse en problemas por no acompañarle- ¿Puedo preguntar porqué lo acompañas?


avatar
Alex Van Der Hoeven
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Director Ejecutivo de TelKorp
Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 20, 2013 11:18 pm

 Le mire divertida cuando dijo esas palabras, la verdad es que era cierto que ese era el premio de consolación ya que aunque no pudiese ver como ese hombre perdía su dinero , aunque sabía que acabaría perdiendo no solo esa partida si no varias, debido a las continuas miradas que echaba a las guapas bailarinas que movían sus cuerpos con deseo de ser vistas. Le mire a los ojos y asentí. 
Me aproxime levemente a él, no mucho , pero tampoco estaba lejos y le mire con diversión -Si debe ser así ya que el verdadero premio es usted y bueno el saber que son será esa la única partida que pierda-susurre , como si fuese un secreto  en mis labios esa sonrisa divertida permanecía y no pensaba desaparecer.

La verdad es que era la primera vez que oía que Prudence era un nombre bonito, es más a mi no me gustaba, ni si quiera se por que me fue puesto ese nombre tan absurdo , pero como otras cosas no podía tener respuesta, además ya me había acostumbrado a ello. Me acordaba ligeramente como al despertar una niña rubia me dijo Prudence, yo la mire como si ella fuese loca , luego descubrí por esa misma niña que ella era mi hermana y que ese nombre que había oído nada más despertar era el mío. -Gracias creo, pero si te soy sincera no es de mis favoritos el nombre de Prudence.-dije volviendo a centrar mi mirada en el liquido que contenía mi copa, no había nada más interesante que hacer, para mí ahora mismo. Aunque quizás el echo de que los comentarios que salieron de la boca del hombre que tenía a mi lado, sobre ese hombre que más que un hombre era un cerdo, podían ser lo que se dice una forma de entretenimiento y si soy sincera estaba totalmente de acuerdo, pero no podía hacer nada ya que él solo era un cerdo que me había contratado. Y más cuando este se ofreció a ser mi compañía esta noche, le mire con una ceja enarcada sin entender por que lo haría, pero su pregunta me evito hacer una pregunat que me podía haber echo quedar como una tonta..

-No lo hago por que valore el placer de la compañía de ese mal cómico, si no por que me ha contratado y el trabajo es el trabajo .-dije clavando mi mirada en la suya , así sonaba lo que no era , pero me importaba poco lo que este pensase.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Alex Van Der Hoeven el Jue Nov 21, 2013 11:15 pm

El momento se volvía más agradable, de hecho pude notar que ella se acercó un poco, aunque la distancia tampoco es que era amplia estando a un taburete de espacio, por lo que simplemente la miro con una sonrisa para luego terminar mi copa dejándola en la barra- Lo imagino, estar trabajando para alguien tan molesto es duro, pero considerando lo visto puedo imaginar que es la típica situación de "Me toca tragar orgullo para poder mantener el trabajo", pero ¿Sabes? Pienso que no deberías tragar orgullo, porque si él te hace algo, estás en tu derecho de denunciarlo, no mereces lidiar con esa clase de pelmazos -le dije cerrando con un pequeño guiño para buscar sacarle una sonrisa y luego volteo la mirada hacia la mesa...el vaquero se levanta, aunque algo me dice que este no es un "final feliz", lo que se me confirma cuando puedo notar que nuestro "Boca Floja" se levanta y hace como una especie de gesto triunfante...grandioso, el tipo ha ganado su encuentro y para variar, emprende ruta hacia acá. Odiaría que nuevamente Prudence siga lidiando con alguien como él pero de pronto pasa lo que yo llamaría una "Intervención Divina", y Divina es, un conjunto de cinco bailarinas camina atravesándose en la ruta del "Boca Floja"; provocando que él desvíe su mirada hacia ellas. Conozco perfectamente la escena, he de admitir que hasta yo la he vivido, se queda pensando unos segundos, mira su reloj y ni corto ni perezoso decide seguirlas, al fin y al cabo, ganó la ronda de poker, ahora toca celebrar- No se tu querida Prudence, pero creo que nos acabamos de ganar un par de horas de libertad, ¿Qué tal si nos damos una escapada por el lado opuesto del casino y buscamos algo con qué entretenernos? -le pregunté mirándola con una sonrisa, esperando ver si acepta mi propuesta


avatar
Alex Van Der Hoeven
туристы-1
туристы-1

Empleo /Ocio : Director Ejecutivo de TelKorp
Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 22/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por шеф el Miér Dic 04, 2013 3:47 am


Tema Cerrado

avatar
шеф

Mensajes : 440
Fecha de inscripción : 25/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Hagan sus Apuestas! (Prudence Smargard)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.