Relax {Bosco I. Virsham}

Ir abajo

Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Invitado el Mar Nov 05, 2013 2:36 pm

El día anterior había sido bastante complicado, entre la conversación de Dan sobre su hermana y la mentira que deberíamos de contar a Ashley cuando viniera a la isla, para que no cayera en esta espiral de ilegalidad que se producía en aquella isla. Había sido difícil pensar en todo aquel entramado, para mi no era nada sencillo tener que mentir y mucho menos a alguien como ella. Aún la tenía cariño, es cierto que hacía demasiado tiempo que no la veía ni sabía nada de ella pero...cuando eres un crío y pasas tanto tiempo con alguien, se te hace difícil poder olvidar a alguien. Y por si fuera poco, aquella mañana no me habían dejado en paz ni un momento. Me habían llamado a mi habitación, pidiendo mis servicios. Pensaba que sería algo rápido, acudiría allí como gigoló y tras satisfacer las necesidades de mi cliente volvería a mi habitación, pero no. Aquella vez fue diferente, me tuvieron toda la mañana tratándome como un vulgar esclavo en una cabaña llena de chicas. Tenía que vestir con un tango de color rojo, mientras me ponía a hacer todas las cosas que ellas me pedían sin rechistar. Era una especie de fiesta de pijamas, solo que con gente demasiado mayor para hacerla y que era por la mañana. Aquello me dejó agotado, y sin ganas de nada. Solo quería recostarme en la cama, y pasar allí el resto del día pero había un problema ¿Y si volvían a llamarme? No podía seguir trabajando aquel día, necesitaba un respiro y lo tendría.

Así que sin más acudí a la playa, a tumbarme sobre la cálida arena para descansar y así poder estar a punto para esta noche. Seguro que hoy no podría escabullirme más de aquello. Al entrar en la playa, respiro de forma profunda cogiendo el aroma de la sal y el agua. Quito mis zapatos, metiendo mis pies entre la arena y me pongo a andar por la playa. Sentir el contacto de la arena sobre mi piel era algo extraño, aunque agradable a la vez, hacía que me sintiera como un niño pequeño. Tras ponerme a andar por aquella playa durante unos diez minutos, me tumbo sobre la arena quitando mi camiseta. Pongo la camiseta debajo de mi cabeza, y me quedo allí mirando el mar.

No se cuanto tiempo pasé allí tumbado, de hecho pensé que me había quedado dormido o al menos eso creía. Me había despertado al escuchar unos pasos que se acercaban hacia mi. No había visto antes a nadie en la playa cuando llegué, aquello estaba desolado aunque claro que con este tiempo aún la gente podría aprovechar de la playa y todas las actividades que se pueden hacer aquí. Lo que no entiendo es como no había nadie antes por aquí, son un poco sosos. Ladeo un poco mi cabeza, intentando poder ver a la persona que se acerca aunque con el sol no soy capaz de ver nada más que una simple silueta ¿Quién será?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Bosco I. Virsham el Mar Nov 05, 2013 5:28 pm

En realidad, ser intérprete no estaba mal. Acababas conociendo a mucha gente que, si sabías ganártelos, acababan pagándote básicamente por ser su colega. Como los turistas nunca faltaban en Krakoa, y él manejaba un rango de idiomas considerable, el trabajo no solía faltarle. Así, sabía que los nórdicos eran bastante dados al nudismo, lo que podía acabar siendo problemático; que los alemanes practicaban un turismo más sedentario; que los ingleses eran felices con alcohol barato y chicas fáciles; y que italianos y españoles no veían una amplia playa paradisiaca sino, inexplicablemente, un campo de fútbol. Ya que como sicario había decidido tomarse una temporada de perfil bajo después todo el jaleo con lo de Hopkins, estaba centrándose en su apariencia como intérprete. Eso lo llevó a prácticamente custodiar a dos italianos, directivos de una marca de deportivos de lujo, que se habrían llevado más de un guantazo si Bosco no hubiera suavizado eso que ellos llamaban piropos y halagos a la hora de traducirlos. Pero bien, debía reconocerlo: eran gente simpática.

Así, aquella tarde acabó en la playa jugando una pachanga de fútbol con ellos en la arena húmeda. La marea estaba baja, así que fue sencillo dibujar una raya que suponía la portería y liarse a esas competiciones de gallitos donde lo único que importa es creerse Messi por un rato y restregar entre risas las victorias. Nadie reconocería al centrado sicario conocido por la masacre de la que era su mafia en aquel hombre que jugaba de forma distendida con unas bermudas de dudoso gusto, por no decir horteras, y que habían sido el regalo de una de  tantas clientas a las que, finalmente, se había trajinado. Reía, porque pulir a dos italianos con más ego que habilidad siempre era divertido. Uno de ellos se cabreó después del enésimo gol que tuvo que encajar del georgiano y le dio una fuerte patada al balón enviándolo hacia donde estaba uno de los pocos que aquel día habían decidido a ir a la playa. Con buen humor, decidió ir a por aquel balón viendo entonces a una de tantas cosas pendientes. Gabriel. Sopesó la situación por un momento y lanzó el balón a los italianos como si estuviera sacando un corner, indicándoles que luego se unía a ellos. Después, con el sol a la espalda, se acercó al chico que estaba tirado al sol como una lagartija.

- ¿Te pillo en mal momento?- preguntó en forma retórica una vez estuvo frente a él, tomando asiento en la arena, guardando cierta distancia porque lo único que sabía de aquel chico, era que había sido amigo- o algo así- de Misha. Su hermana. Lo supo cuando se conocieron, en una de tantas fiestas que se celebraban en la isla. Solo que cuando iba a preguntarle, alguien reclamó sus servicios. Después de eso, y con todos los conflictos de su trabajo negro, esa  conversación había sido algo que Virsham había pospuesto. Hasta entonces-. Supongo que ya sabes lo que quiero- dijo. Bosco no es conocido por andarse por las ramas.


virsham

ყველა თქვენი ტკივილი შერეული იმდენად სიამოვნება

Biohazard:
avatar
Bosco I. Virsham
мафия-2
мафия-2

Mensajes : 254
Fecha de inscripción : 27/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Invitado el Mar Nov 05, 2013 7:53 pm

Entorno un poco los ojos, intentando poder ver la figura que se acerca hasta mi. Estoy convencido de que me está buscando a mi, o al menos que se ha interesado por mi al verme, ya que he visto como lanzaba una pelota hacia otras personas que se encuentran más alejadas jugando al fútbol. Seguro que eran turistas, solo a ellos se les ocurría hacer aquella clase  de cosas en la playa. La verdad es que a veces me daba envidia verles disfrutar de esa forma del deporte, pero...yo nunca me atrevía a ponerme con ellos a chutar el balón ni a hacer esa clase de cosas. Me daba algo de vergüenza hacer aquello, además temía lo que me pudiese hacer la mafia si me veía simpatizar con aquellos que no debía. Todo era demasiado complicado en esta isla, no tenía nada que ver con el mundo exterior y nada que envidar al mundo del cine. Aquí ocurrían las mismas historias que en la pantalla, solo que en este lugar se convertían en verdad. Cuando consigo enfocar al chico que se acercaba a mi, la garganta se me saca y no por el calor o la falta de agua. Aquel chico se llamaba...¿Bosco? ¿Ese era su nombre? Hace un tiempo nos encontramos en una fiesta, y empezamos una conversación que por desgracia no pudimos terminar. Sabía lo que significaba que estuviese allí, y no era un tema agradable para hablar ni mucho menos.

En aquella conversación que se produjo entre el humo, el ruido de la música y de la gente que nos rodeaba, había tomado un cariz que no me esperaba en absoluto. Resulta que era el hermano de Misha, una de las prostitutas que trabajaba a mi lado en aquella isla. Éramos muchos los que trabajábamos de aquello, pero al final había hecho buenas migas con ella hasta que un día...todo terminó. No me imaginaba que pudiera tener familia que se preocupase por ella y mucho menos que viniera aquí a buscarla. Ahora yo debía de dar explicaciones a alguien que no conocía de nada, y de algo de lo que yo no tenía ninguna culpa. Se sienta enfrente de mi, y comienza a hablar.

- Yo...bueno...no. Supongo que cuanto antes...mejor. - digo tragando saliva, mirando a aquel chico. Asiento ante la siguiente frase que dice, mientras me incorporo para poder hablar con él como una persona normal y ver su rostro mientras hablamos. El tema es demasiado importante, como para tomárselo a la ligera. - ¿Quie...quie...quieres hablar de tu herma...herma...hermana? ¿No? - digo tartamudeando, nervioso por aquello. - Lo siento pero...no me gusta hablar de ese tema, aunque...supongo que necesitas saberlo. Pero...no se por donde empezar, pobre Misha. - digo recordando su rostro y algunos de los momentos que pasamos juntos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Bosco I. Virsham el Miér Nov 06, 2013 3:01 am

El georgiano baja la vista para ver cómo la fina arena seca se escurre con facilidad entre sus dedos, que para llenar el tiempo intentan apresarla sin ganas. Una forma de mantener la mente entretenida a pesar de la tormenta de sentimientos que le despierta estar más cerca de la pista de Misha en mucho tiempo. Expira marcadamente para alzar la vista y mirar a los ojos a ese chaval. Gabriel. Sabe su nombre porque se ha dedicado a recopilar alguna información sobre él, pero ninguna le ha resultado realmente relevante.

- Posponer lo inevitable no es demasiado práctico- comenta convencido y vuelve a mirar aquella arena, conocida desde hace mucho. La sensación es la de encontrar algo que llevas tiempo buscando y, entonces, cuando casi puedes acariciarlo con las yemas de los dedos, dudar. Porque quizás, la búsqueda se ha convertido en la meta, y finalizarla no es tan grato como lo habías imaginado. Le vino a la cabeza el rostro de su hermana y supo que, al precio que fuera, tendría algún día la sangre aún caliente de quien la mato adornando sus manos desnudas. No, lumbreras. Quiero hablar del tiempo es un pensamiento irónico que no trasciende al rostro de Virsham, que se limita a asentir.

¿Quieres la verdad? Siente ganas de incrustar la cabeza del tal Gabriel contra la arena hasta que se haya tragado toda la de la playa. Bosco necesita respuestas, no la compasión de ese pobre Misha, ni evasivas del tipo no me gusta hablar de ello. Tose suavemente, cubriéndose los labios con el canto de su puño, su personal forma de carraspear.

- Una vez la maté- comenta, buscando atraer su atención, quizás shockearlo y borrar así cualquier rasgo de nerviosismo de Gabriel. Lo mira y en los ojos del georgiano no se muestra ni el menor atisbo de remordimiento. Repetiría lo mismo que hizo una y otra vez-. Ella me lo pidió, no con palabras, le bastó con mirarme. Misha no quería esa vida, no quería continuar siendo una moneda de cambio que tiene que saltar de cama en cama sonriente o recibir una paliza tras otra- se encogió de hombros y suspiró-. Hace más de diez años de eso- doce, para ser exactos-. No teníamos apenas relación, éramos esclavos y nos mantenían separados. Me pidieron que la ejecutara, fue mi prueba de fuego- y ahí, ya le estaba dando a entender al chico cual era su verdadero oficio. Virsham pensaba que sería un buen entendedor, porque conocía el mundo de las mafias-. No iba a hacerlo, sabía que me costaría la vida y me iba a negar a apretar el gatillo. Pero entonces me miró, pidiéndome que lo hiciera y disparé sin dudar- emitió una risa breve y amarga-. El arma estaba descargada.

Es un episodio que ha guardado con celo todos estos años. Solo lo ha compartido con Alana, con un amigo que tenía en Londres y con otro sicario que compartió con él una situación parecida. Ahora, también con él, pero no iba a aclararle lo reservada que era esa información.

- Hace tiempo que todos los que nos hicieron eso están muertos. Creo que ella nunca llegó a saberlo, porque hace un año, once meses y veintiocho días, la encontraron muerta en esta isla- llevaba la cuenta, se arropaba de ese dolor porque no quería olvidarla. Hasta el momento, eso solo le había traído problemas pero no importaba-. No la conocía casi nada, no sé si prefería la vainilla o la canela, si le gustaba más el rosa o el rojo, ni siquiera sé si alguna vez fue feliz. No quiero una bonita conversación que sirva de in memoriam, quiero saber todo lo que recuerdes de sus últimos días.


virsham

ყველა თქვენი ტკივილი შერეული იმდენად სიამოვნება

Biohazard:
avatar
Bosco I. Virsham
мафия-2
мафия-2

Mensajes : 254
Fecha de inscripción : 27/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Invitado el Miér Nov 06, 2013 7:02 pm

No sabía nada del chico que tenía delante, y aunque normalmente confiaba en todo el mundo, e intentaba darle una oportunidad, últimamente me costaba más de lo normal. Supongo que a todos se nos acaba en algún momento ese lado "bueno" que tenemos, pero la verdad es que yo no quería perderlo por nada del mundo. No me quería convertir en aquellas personas que me mantenían esclavizados en este lugar y que me obligaban a hacer cosas, que odiaba. El caso es que aquel hombre, me daba algo de lástima, no sabía su historia ni nada sobre su vida. Pero el ser el hermano de Misha, me hacía sentir una especie de vínculo hacia él. No le conocía pero con su hermana había compartido muchas cosas, muchas horas juntos contando nuestras penas e intentando pasar de alguna forma nuestro día a día sin acabar más deprimidos de los normal. Éramos amigos, personas que se necesitaban mutuamente para poder seguir viviendo de una forma más normal posible hasta que...todo terminó para uno de los dos.

Asiento con la cabeza al escuchar aquellas palabras de su boca, supongo que si yo estuviera en el lado contrario también me gustaría saber todo lo que haya sucedido. Es una lástima que no supiera quién es el que ha hecho esto pero...puede que al final consigamos averiguar algo juntos, bueno él lo conseguiría cuando le fuese contando lo poco que se. Cuando el chico comienza a hablar, me quedo prendido en aquellos ojos que se clavaban en los míos. Me recordaban aquellos ojos que tantas veces había visto en su hermana. Muevo la cabeza a un lado y a otro, intentando centrarme en las cosas que dice. Abro los ojos como platos al escuchar sus palabras y me quedo con la boca abierta. No sabía como reaccionar ante aquello, ¿Había dicho que había matado a su hermana una vez? No tenía sentido nada de aquello, yo la conocía. En lugar de hablar, escucho su historia entera antes de romper mi silencio de nuevo. No me esperaba nada de aquello, no creía que aquel chico hubiese sufrido también de aquella manera.

- ¡Vaya! No sabía nada de eso, la verdad es que tu hermana no contaba muchas cosas de su vida pasada. De hecho...creo que no te nombró ninguna vez, ni mucho menos eso que me has contado. - digo tragando saliva, había contado algo que seguro que fue difícil para él. Me sentía más cómodo allí sentado, si alguien se abría así la primera vez no tenía sentido hacerme daño luego. A no ser que sea un tema delicado de la mafia y esa clase de cosas. Y al parecer él estaba metido en eso, de lleno. - ¿Eres mafioso? Es...raro. - digo encogiendo los hombros, ahora se había convertido en aquellos que le habían atormentado tiempo atrás. - Creo que yo nunca sería capaz de matar a nadie ni siquiera después de todo lo que me han hecho. - digo entiendo su situación, aunque no llegando a compartir aquello. Por mucho que me suplicase alguien aquello o supiese que va a sufrir...no sería capaz de apretar el gatillo ¿O si? Danielle dice que uno tendría que verse en esa situación antes de saber como reaccionaría.

Suspiro, aunque sus palabras parecieran salir de su boca como si no importase y su rostro no se inmutase ni lo más mínimo, sabía que no debía de ser nada fácil para él pasar por esto. Intento acercar mi mano a la suya, y la coloca encima por un breve lapso de tiempo. No se como puede reaccionar la gente ante esas cosas, así que lo acabo retirando de forma brusca y rápida, haciendo como que no había pasado nada. - ¿Fuiste tú? ¿te vengaste de ellos de esa forma? - pregunto, intentando averiguar más sobre el hermano de Misha. Aunque al momento caigo en la cuenta de que era mejor ver, oír y callar. Preguntando solo acabo metido donde nadie me llama. - Lo siento, no hace falta que contestes no es de mi incumbencia. - digo bajando mi vista al suelo. - No puedo contarte mucho sobre tu hermana, bueno al menos no mucho de lo que pasó. Éramos amigos, pero no podíamos vernos mucho tiempo, ya sabes. El día de antes estuvimos hablado y...bueno, no me dijo nada extraño ni fuera de lo normal en esta isla. Aunque...puede que estuviese un poco nerviosa, la echo de menos ¿sabes? - digo secando con el dorso de mi mano una lágrima que corría por mi mejilla, desde que pasó aquello temía amanecer un día igual que ella. -¿Por qué no me vas haciendo preguntas y yo contesto? Así...me será más fácil.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Bosco I. Virsham el Sáb Nov 09, 2013 4:49 pm

Una vez obtuvo la atención de Gabriel, contó aquel episodio. Muchos dicen que compartir un episodio farragoso es como quitarse un peso de encima, pero si le preguntas a Bosco, él te responderá que es una forma innecesaria de exponerse que solo vale para revivir aquello que deseas olvidar. Aún así, lo contó porque era una de las pocas vivencias que había compartido con su hermana, porque necesitaba mostrarle al chaval la importancia que tenía para él encontrar al responsable y aplicarle la Ley del Talión.

- Supongo que querría dejarlo todo atrás- no sonaba apesadumbrado o arrepentido-. Y eso me incluía a mi- encogió los hombros. No valía la pena engañarse. Los hermanos Virsham habían sido separados por la mafia que los crió para utilizarlos y si bien el georgiano sentía una deuda para con Mischa por llevar la misma sangre, era también porque él había huído a Europa Occidental y también se había olvidado de ella. Si la hubiera buscado, si hubiera llegado a Krakoa unas semanas antes... ella seguiría viva. Creía que buscaba venganza cuando en realidad necesitaba la redención. Miró a Gabriel cuando este le preguntó si era mafioso. Virsham frunció el ceño-. No exactamente, pero parecido- Bosco trabajaba como sicario, pero no rendía pleitesía a ninguna familia u organización concreta. Su lealtad tenía precio, principio, final. Las mafias ya le habían robado demasiado, así que ahora limpiaba sus trapos sucios cobrando a lo usurero-. ¿No?- preguntó escéptico cuando le dijo que él no podría matar a nadie. Rió negando y perdió la vista a un lado-. ¿Y si es matar o morir?- volvió a mirarlo, divertido porque esa era la historia de la vida del georgiano- ¿Tampoco?- un instinto de supervivencia tan fuerte como el de Bosco no contemplaba otras opciones.

Asintió cuando Gabriel le preguntó si había sido él quien aniquiló a los albano-kosovares. No era algo que compartiera a la ligera o de lo que enorgulleciera, sin embargo, esa solía ser su mejor carta de presentación, la que lo identificaba en según qué círculos como El Lobo. Restó importancia a las excusas del chico con un movimiento tranquilo de su mano, y al escucharlo lamentarse de que la echaba de menos se sintió hastiado. Quiero respuestas, no hacerle un homenaje. En cambio, su rostro permaneció con una expresión neutra hasta que terminó, sin conmoverse en absoluto por su lágrima. Solo pudo pensar que Gabriel habría sido carnaza en donde él se crió.

- Sospecho de algún cliente, o de alguien que no tuviera ni idea de su relación conmigo- habían pasado años sin verse, así que no tenía sentido de que si querían putear a Bosco atacasen por ahí-. ¿Sabes si había alguien con quien se llevara mal?


virsham

ყველა თქვენი ტკივილი შერეული იმდენად სიამოვნება

Biohazard:
avatar
Bosco I. Virsham
мафия-2
мафия-2

Mensajes : 254
Fecha de inscripción : 27/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Invitado el Dom Nov 10, 2013 7:08 pm

La verdad es que aquel hombre era demasiado raro, ¿Cómo podía estar seguro de que todo lo que decía era verdad? Al fin y al cabo, era un mafioso como muchos de los que habitaban en esta isla. Estaba cansado de tener que convivir con gente como ellos, cansado de sus mentiras y sus chanchullos en los que al final siempre me veía envuelto. Aunque no quisieses hacer algo con aquella clase de gente, era imposible negarse. Nunca aceptaban un no como respuesta y siempre se guardaban un as en la manga, por si te atrevías a contradecir sus órdenes. Y aquel chico era igual que ellos, no se parecía a Misha y..¿Quién sabe? Lo mismo hasta me está mintiendo sobre su vida y sobre su supuesta hermana. Nadie a la primera de cambio cuenta todo aquello a una persona que ni siquiera conoce, a no ser que busque algo a cambio o que todo lo que suelta por su boca sea mentira. Pero hay un pequeño problema, yo no desconfío de la gente ni siquiera de él. Aún no me ha dado ningún motivo para desconfiar y...aunque lo hiciera seguiría aquí sentado. Si es cierto que intenta encontrar a la persona que mató a Misha, se lo debo a ella. Alguien tiene que pagar por lo que la hicieron, aunque no creo que tenga que hacerlo con la misma moneda eso nos convierte en sus iguales.

Suspiro, si toda su vida es cierta es bastante triste y extraña. Aunque aquí nadie le envidiaría por ello, aún no he conocido a nadie de aquí con una historia normal y cotidiana. Todos y cada uno de nosotros ha sufrido de una forma u otra, y quién más y quién menos ha pasado por algo parecido a lo que le ha pasado a Bosco o a mi. Cuando dice que es algo parecido a un mafioso, pongo cara de no haber entendido aquello, aunque me corroe la curiosidad no se si es buena idea seguir preguntando. Me han enseñado a no meterme donde no me llaman pero... - ¿Algo parecido? No llego a comprender aunque...no quiero sobrepasar ningún límite ni meterme donde no me llaman, así que si no quieres contestar... - digo tragando saliva. Tener a estos tíos delante mía me seguía poniendo nervioso, si no hubiese pasado todo aquello sería muy diferente. Las cosas entre Sean y yo serían diferentes, y seguro que hasta tendría algún amigo entre ellos. Me quedo un rato pensando en lo que dice y niego con la cabeza. - Creo que ni por esas. Yo...bueno no creo que te importe, pero estoy aquí porque mi padre me vendió a la mafia y luego esa misma mafia mató a mi pareja, el hombre que me compró. Y ahora...me obligan a trabajar aquí. Los veo todos los días y no he hecho nada nunca así que...¿De verdad crees que la cosa cambiaría si me ponen una pistola en la cabeza? - digo encogiendo los hombros y poniendo una sonrisa triste en mis labios.

No envidiaba a esa clase de gente, bueno ni esa ni a ninguna. Pero a veces me gustaría ser un poco más como ellos, poderme tomar las cosas tan a la ligera sin que todo me importe. Ellos miran todo con detalle y luego simplemente aprietan el gatillo, son chicos duros. Yo no me considero débil, pero si me pareciera un poco más a ellos hubiera hecho como Bosco. Hubiese acabado con todos esos capullos que me retienen contra mi voluntad y mataron a la única persona que he amado en mi vida. Luego volvería a buscar a mi hermano y a mi padre, y mataría a este último por haberme hecho pasar por todo esto. Él era el único culpable de todo esto y seguro que el suertudo seguiría con vida por ahí, disfrutando ¿Me había inmutado algo al saber lo que Bosco había hecho? No ¿Para qué? A saber a cuantos otros habría matado.

Nos centramos de nuevo en el tema de su hermana, la verdad es que no entendía por qué había venido a vengarla si parecía que la importaba más bien poco. Niego con la cabeza ante su pregunta. - No. Tu hermana no parecía tener ningún enemigo aquí ni nada por el estilo. Los que trabajábamos con ella, nos llevábamos bien. Y no recuerdo haber tenido alguna queja de ningún cliente sobre ella. Sinceramente todo fue muy raro. - digo recordando más de aquel día. - Dan y yo hablamos después, era tan extraño haber estado juntos el día de antes y luego...ya no estaría más ¿Estás seguro que nadie sabía que era tu hermana? bueno...no sé a lo mejor los de la mafia a la que pertenecías se cubrieron las espaldas más de lo que pensabas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Bosco I. Virsham el Miér Nov 13, 2013 7:00 pm

- Juego a lo mismo pero con reglas distintas- acotó el georgiano, sin llegar a dar más detalles de si era o no un mafioso. Ya que no hay ninguna real academia que acuñe los límites del término, había un componente personal para decidir si lo era o no. Virsham no diría tal sobre sí, él era un sicario. Sin familia, sin credo y sin organigrama. Libre para casarse con quien pagara mejor y con pactos nacidos con fecha de caducidad. Lo prefería después de todo lo vivido.

Así que eres una víctima, pensó Bosco escrutándole con los ojos fijos en cuanto Gabriel aseguró que si no había matado a nadie ya no creía que lo hiciera. Virsham no podía entender cómo alguien podía mostrarse tan pasivo ante ofensas que clamaban venganza, en cambio, sí pudo comprender lo que Misha había visto en él. Ese chico se asemejaba con escalofriante exactitud a la imagen que él tenía sobre su hermana. Una sufridora nata.

- Siempre que te apuntan a la cabeza con una pistola, la cosa cambia. Cómo lo haga depende de lo que hagas tú- exacto, Bosco tampoco concibe que haya gente que se atreva a apuntar con un arma si no tiene la intención de dispararla.

De vuelta a hablar de Misha, Bosco mantiene todavía ese aspecto desenfadado. Alguien que no los escuchase, solo vería a dos hombres manteniendo una conversación distendida. Pero el georgiano no podía limitarse a esos términos cuando el tema era su hermana, e internamente sentía esa furia ciega de la que no había logrado desprenderse desde que puso un pie en la isla. Misha no tenía enemigos... Bosco exhaló el aire, frustrado. Bajó la vista, pero tuvo que alzarla rápidamente ante el nombre Dan. Vale que Krakoa no era tan grande, pero Dan era un nombre unisex y seguro que había unos cuantos pululando por Krakoa. Aún así, se le puso la carne de gallina ante el peor de los presentimientos.

- ¿Qué Dan?- preguntó, con una expresión ambigua que también habría sido válida cuando te cuentan algo que no acabas de creerte. Colocó las piernas ante sí, flexionadas, y las rodeó con sus brazos para mirar al chico con la imperturbabilidad de quien se considera infalible-. Todos los que sabían que Misha era mi hermana, estaban muertos cuando la asesinaron. Todos- allá, en Kosovo, Bosco no había dejado títere con cabeza. Su sed de venganza siempre se mostraba ávida, egoísta, hacer algo por debajo de la perfección nunca había sido una opción hasta que, al llegar a Krakoa, sus arduas búsquedas e intensas ganas no le sirvieron para descubrir qué había pasado con Misha, y sobre todo, quién había acabado con ella. Ahora, un par de años después, encontraba una nueva pista y la sed volvía a materializarse-. Dices que mi hermana- el posesivo siempre sonaba más intenso cuando hablaba de ella- no tenía enemigos. Entonces, solo se me ocurre que fuese el medio, no el fin. Que la hayan matado para hacerle daño a otra persona. Y ya que no pudo ser por mi... ¿alguien estaba enamorado de ella? ¿obsesionado?


virsham

ყველა თქვენი ტკივილი შერეული იმდენად სიამოვნება

Biohazard:
avatar
Bosco I. Virsham
мафия-2
мафия-2

Mensajes : 254
Fecha de inscripción : 27/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por шеф el Dom Ene 19, 2014 12:38 am


Tema Cerrado

avatar
шеф

Mensajes : 440
Fecha de inscripción : 25/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relax {Bosco I. Virsham}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.