Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Ir abajo

Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Dom Nov 03, 2013 4:51 am

Resultaba increíble como los hilos de la vida se entrelazaban y finalmente terminaban de tejerse en este estúpido pasar del destino, o eso es lo que pensaba Ashley mientras trapeaba un lujoso piso de marfil que formaba parte del más exclusivo ferry que en la vida pensó conocer. Este barco conectaba la isla de Krakoa con el continente, y de vez en cuando los turistas o huéspedes de la isla le usaban, y rara vez le utilizaba gente que venía desde afuera, puesto que el acceso a ese recóndito lugar del mundo estaba estrictamente vigilado, y era muy exclusivo su acceso, es por eso mismo que le resultaba extraño pisar una cubierta como esa, aunque fuese parte del staff, casi se sentía indigna por formar parte de la tripulación, pero allí estaba, todo por su padre.

De vez en cuando, la rubia, se pasaba una mano por sus cabellos rebeldes que insistían en salir del rodete que por obligación debía usar, casi como si se tratara de una parte más de su uniforme, lo cual detestaba, y junto con sus nuevas obligaciones en la apariencia estaba, además la del maquillaje que no estaba acostumbrada a llevar, y es que en un sitio como este hasta las personas que retiraban la mierda de los lujosos huéspedes de la susodicha isla debían lucir perfectos, a pesar de no serlo. Ashley se sentía el más vivo ejemplo de esa última frase, pues parecía increíble que cada vez que su vida comenzaba a tirar pinta de ir bien algo la hacía retroceder y parecía no ser casualidad que la familia siempre estuviese involucrada en todo, de no ser por su padre ni siquiera estaría fingiendo ser una sirvienta de porcelana perfecta como los perfectos jarrones de lujo que se exhibían en cada esquina del recinto flotante, esos que nadie notaba y que a Ashley le tocaba pulir y sacudir todos los días desde hace solo unas cuantas horas. Así es, este era el primer día, y para variar estaba sola en el bar-restaurant justo antes de abrir. Solo le rogaba a alguna cosa en el cielo para que su torpeza no le jugara una mala pasada. Ya era bastante incómodo llevar faldas, maquillaje y zapatos de tacón cuando no acostumbraba siquiera a arreglar su cabello.

De pronto, una tonada en la música ambiente del salón le pareció familiar– Just a small town girl - murmuró mientras trapeaba el piso, ahora más energética. Esta canción le gustaba, era de Journey, pertenecía a una de sus más selectas playlist para esas largas noches de programación en la universidad, cuando solía estudiar y no debía trabajar limpiando pisos. Se sonrió al recordar esa época en que por primera vez se sentía libre y felíz, no pudo evitar tomar la el trapero por el mango, para bailar con el mientras  tarareaba la canción al mismo tiempo. Tenía una pésima voz y su ritmo daba pena. Estaba claro que dentro de las hermanas Hudson ella era la que menos gracia tenía, no sabía cantar, ni bailar, ni siquiera tenía talento para pintar o esculpir, o tocar algún instrumento. Nada. Por años fue tachada como la aburrida de los Hudson, la que solo tenía muy buenas calificaciones y llegó a Standford cuando ella solo quería brillar por lo menos una cuarta parte de lo que su hermana mayor lo hacía al bailar, pero sabía vivir con ello, de hecho se estaba acostumbrando a ser esta chica aburrida de siempre, lo tenía asumido, y no era un gran tema para ella, no a esas alturas de la vida. De pronto y en una vuelta algo exagerada de su baile improvisado, justo en la parte de “Strangers waiting…” nota la figura de una persona, que rogaba al cielo no la hubiera visto en ese patético lapsus – Ahm… - murmuró cortada y sorprendida por la presencia de una segunda personas - Lo siento, estamos todavía a una hora de abrir… - dijo con voz temblorosa al muchacho a lo lejos, mientras algunas de sus partículas de sangre se abalanzaban unas con otras corriendo rápidamente para inundar cada folículo de piel que terminaba por cubrir sus mejillas y cara en un vergonzoso sonrojo de mejillas. Era bastante indigno para la menor de las Hudson, y esa escena solo formaba parte de su primer día. Un perfecto primer día en la vida de Ashley, bastante típico para ella, siempre metiendo la pata. – Necesita algo? – preguntó sosteniendo el mango del trapero, fingiendo naturalidad.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Dom Nov 03, 2013 5:46 am

Palmee mis manos mientras me ponia un poco de gel en mi cabello mirandome al espejo a mi siempre me gustaba salir bien vestido y por lo menos que no me colgara ningun mechon en mi cara eso se debia a que tenai el pelo muy ondulado casi tirandole a chino lo cual no me gustaba pero tampoco me parecia hacerme una permanente si bien el gel siempre habia sido mi salida y lo seguiria siendo, no entendia como habia hombres que se alaciaban el pelo eso se me hacia un poco de maricones, no lo soportaba mas que yo era un macho y hasta cierto punto sentia que era homofobico aunque no me habia tocado conocer todavia algun gay ¿sera por mi forma de evitarlos a toda costa? no sabia ni me importaba. Segui peinandome mientras me colocaba mi chamarra arriba de una polo color guinda, ese dia iba a ir al ferry ese bendito ferry que todos hablaban pero yo no habia tenido oportunidad de pisar, sabia que juntaba la isla con el continente asi que veria que tan bonito era o por lo menos no tenia nada que hacer asi que lo vi como una buena oportunidad de probar algo nuevo aqui que si bien no tenia ganas ni de ir al mirador mucho menos a la cascada y encerrarme en la cabaña no era una opcion asi que me dije ¿porque no?; camine hasta mi carro yendo a la estacion o al menos terminal donde sabia que se compraban los boletos.

Llegue y aparque todavia no estaba muy lleno por lo que me considere con suerte pues me habian dicho que aqui se llenaba siempre, compre mi boleto y sin mas ni mas se lo di a la persona que estaba recibiendo diciendome que podia pasar pero solo a lo que era la parte exterior pues la interior todavia no la abrian ya que estaban haciendo una limpieza a lo que asenti me imaginaba que me dejo entrar porque me vio todo solo ahi y aburrido; ni modo a lo que el cliente pida pues su unico deber es tratarnos bien, no recordaba haber estado en un bote o ferry como le llamaban ni siquiera en un barco me daba mucho miedo si bien recordaba las peliculas ambas titanic y poseidon y me daba un poco de pendiente el pensar que eso me podia pasar claro no dejando de lado esa pelicula de terror barco fantasma que me habia dejado un poco traumado por la forma en que murieron. Negue un poco con la cabeza pues sabia que eso no me podia pasar aun asi no me sentia muy agusto viajando en barco, me acerque a la cubierta principal caminando hacia la proa cuando escuche una cancion a lo que me quede pensando que habian dicho que no se permitia estar en el interior del ferry camine un poco para darme cuenta que era una chica en el otro extremo haciendo quehacer, escuche tararear la cancion mientras expulsaba el agua del trapeador por lo que me cruce de brazos recargado en la puerta. Cuando escuche que se quedaba seria sonrei y me acerque a ella escuchando lo que decia asenti -si lo se me dejaron entrar porque al parecer me vine muy temprano y no querian dejar a un cliente alla fuera esperando- senti que se le caia el trapeador por lo que se lo sostuve de un lado, caminando un poco lejos de ahi escuchando lo que me preguntaba, hice una mueca -estaba viendo la vista- en ese momento no se me antojaba nada me imaginaba que una vez que se moviera el ferry quiza alguna bebida no me hacia mal pero por ahora solamente estaba admirando la vista que tenia. Extendi mi mano -me llamo Max- era una chica muy joven demasiado a decir verdad le tiraba unos 19 o 20, me quede pensativo ya que quiza ella trabajaba aqui y en las noches de otra cosa pues me habia tocado ver a una que otra que trabajaba en el club dando placer por asi decirlo -¿no eres muy joven para estar trabajando aqui?- le dije confundido por el lugar en el que estaba.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Dom Nov 03, 2013 6:54 am

Frunció levemente el entrecejo, sin entender bien quién podía haberle dejado pasar, pues como era el primer día de la rubia, no sabía bien si la versión del chico era posible, ni siquiera conocía a sus compañeros de trabajo, solo había cruzado dos palabras con su jefe directo quien había sostenido un monologo de aproximadamente dos horas de puros tecnicismos y protocolo del ferry, que en seguida se le habrían olvidado. Tal vez más adentrada la tarde podría echarle un ojo al manual de buenas costumbres que debía memorizar para el mejor trato con la distinguida clientela, de momento solo la mantendrían al margen cumpliendo labores de aseo y si se presentaba un caso aislado debía cumplir con satisfacer cualquier necesidad del cliente. No parecía muy difícil, sobre todo cuando esa posibilidad se veía remota. Jamás pensó que a tan pocas horas de haber iniciado se vería forzada a actuar sin haber leído el manual de protocolo y buenas costumbres. Esperaba no sonar demasiado “campesina” para esa gente.
Se sentía algo nerviosa, casi temblorosa, pues se había puesto en evidencia, y detestaba hacer el ridículo aunque sin siquiera pedirlo siempre terminaba en situaciones extrañas donde se veía en la obligación de hacerlo, a veces ni siquiera se daba cuenta. Es por eso que prefería andar por la vida de bajo perfil, sin llamar mucho la atención. Era esa una de las razones por la que escogió una carrera que no tuviera trato con la gente, donde podría brillar de forma anónima, encerrada en cuatro paredes.
Sintió como el trapero se le resbaló, y el muchacho de forma ágil lo tomó, Ashley parpadeó rápidamente volviendo al planeta tierra. El chico amablemente le devolvía su herramienta de trabajo y Ash por primera vez le veía a los ojos. Parecía un chico joven, como ella, pero definitivamente no era como Ash, seguramente pertenecía a este mundo de lujo y diversión. Tenía un perfil y porte que lo confirmaban, pues jamás había visto un chico como él en su universidad. Tal vez en la isla, pero vamos, que no es difícil encontrar chicos guapos en una isla como Krakoa donde la perfección llega a ser monótona.
-Es una hermosa vista- probablemente la más bella que ella jamás vio. Pues venía de una fría y gris ciudad como lo era Londres, que contrastaba al cien por cien con Krakoa, o Seychelles, que estaban cerca.
El chico parecía no querer nada, y Ashley estaba a punto de volver al trabajo cuando él volvió a acercarse, extendiendo su mano en señal de saludo, se estaba presentando y Ashley volvía a alzar la mirada para encontrarse con su rostro. Estaba algo sorprendida, no sabía si esto atentaba contra el dichoso protocolo, “debía haberlo estudiado antes de comenzar a trabajar”, pensó, pero era demasiado tarde pues antes de siquiera cuestionárselo ya le estaba estrechando la mano – Ashley… - musitó mientras sostenía su mano y la agitó ligeramente mientras pestañeaba extrañada. No pensaba que un cliente la trataría como igual, menos en tan pocas horas del día. Ojalá todas las personas que tratase Ash en el futuro, fuesen así con ella- Bueno, no es como si tuviese muchas opciones…- se permitió decir mientras se sostenía en el mango del trapeador – Créeme si fuese por mí, estaría ahora mismo en la facultad de tecnología de Oxford trabajando para un proyecto que saldría en dos semanas más, pero… la vida da vueltas... Hace unos días atrás ni siquiera sabía que este lugar existía… - dijo casi como si la mente se le hubiese ido en el recuerdo. Sonrió ligeramente, y negó con la cabeza. Ni siquiera sabía si se le permitía dialogar así con clientes – Lo siento – se disculpó sin saber muy bien por qué – Ha sonado inadecuado? – preguntó acercándose todavía más susurrando – Es que es mi primer día en el barco – se limitó a decir a modo de secreto, casi de confesión. Tal vez la estaba regando al delatarse con un cliente, pero solo quería hacerlo lo mejor posible, pues de eso dependía el tratamiento de su padre.


Última edición por Ashley D. Hudson el Miér Nov 06, 2013 4:37 am, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Lun Nov 04, 2013 5:01 am

Me gustaba mucho la vista que tenia frente a mi me imaginaba que una vez que el ferry se pusiera en marcha iba a disfrutar de una vista mas hermosa ya entrando mas al fondo del mar, era algo simplemente bello como lo llamaba, no me habia equivocado al venir y eso la verdad que me ponia en un conflicto pues no sabia si regresar al mundo real o simplemente quedarme aqui. Por otro lado veia a la chica que estaba a mi lado pues parecia estar completamente confundida quiza no habia creido lo que le decia pues no sabia si era al primer cliente que le decian eso pero es que habia llegado muy temprano por no saber los horarios de las salidas que ahora me habia fijado por primera vez en el board; la veia de reojo viendo como estaba pasando un poco de dificultades con el trapeador quiza no era su fuerte. Me presente con ella y escuche su nombre sonriendole y alejando mi mano de ella para regresarlas a mis bolsillos mientras veia alrededor, estaba haciendo mucho aire y veia que la chica solo estaba con su uniforme no sabia si tenia frio o no pero es que aun era muy temprano y a esta hora la isla estaba muy fria al menos para mi gusto.

Me respondio mi comentario o mas bien pregunta sobre el porque trabajaba aqui si al menos yo la veia muy joven, escuche lo que me decia mientras me recargaba en la puerta que daba al interior del barco, asenti levemente pues no me imaginaba que estaba pasando por una mala situacion aunque podia juzgarlo por la forma en la que estaba trabajando que en primera el platicar con un cliente estaba prohibido o al menos asi lo sabia yo mas en este tipo de lugares aunque yo no diria nada, si bien yo habia sido el primero que le habia hablado y la verdad es que la chica no me parecia mala persona. Ahora menos que habia sabido porque estaba aqui, escuche lo que me decia haciendo una mueca pero negando con la cabeza mientras en susurro me decia otra cosa a lo que asenti con una sonrisa enderezandome -no te preocupes yo no digo nada- hice una pausa -pero para que no tengas problemas toma mi consejo no le sigas tanto la platica a un cliente porque es la primer regla Ashley- le dije con una sonrisa sin que sonara como un regaño pues la verdad no lo era, solo le habia dicho eso para que en un futuro no tuviera problemas ya que a lo que me habia dicho era nueva. El aire comenzo a dar mas fuerte por lo que me abroche mi chamarra viendo que quiza ella tenia frio seguramente me moriria despues, me quite la chamarra extendiendosela -¿tienes frio? porque si es asi ten- le dije amablemente; no podia creer que con esta chica estaba sacando mi lado humano por asi decirlo si lo que menos era, era eso no me gustaba dar a conocer ese lado que tenia, simplemente porque muchas personas lo podian ver como una debilidad o defecto mio, pero con ella me estaba naciendo me habia podido mucho el comentario que me dijo me imaginaba que la habia pasado mal y bueno ¿quien no la ha pasado mal en esta vida? si algo sabia bien era que nadie se libraba de esa mala suerte que alguna vez nos cargabamos. Meti mis manos a los bolsillos regresando a un tema que me habia llamado la atencion -asi que Standford, es una buena universidad lo has dicho porque querias entrar ahi ¿o estabas ahi?- pregunte curioso ya que si era cualquier de las dos queria decir que esta chica era bastante inteligente sobre todo por la materia que me habia comentado.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Miér Nov 06, 2013 4:36 am

De pronto se le venía una leve sensación de absurda vergüenza, ¿Cómo era que se le había ocurrido preguntarle a un cliente sobre su trato?, tal vez había pecado de inocente al pensar que se trataba de una buena idea, y estaba a punto de negar con la cabeza, disculparse y seguir con sus actividades, pero el muchacho parecía divertido, por la mueca que Ashley reconocía en su rostro. Pestañeó un par de veces confundida mientras que él se sonreía, lo cual Ash tomó como una buena señal y sonrió también entendiendo que su acto había sido algo tonto. Él dijo que no diría nada, y Ash dejó escapar una leve risita que ocultó con la muñeca izquierda, pues la otra sujetaba el trapero. – Sí, ha sido una pregunta un poco torpe – Alzó las cejas sonriendo mientras vigilaba el suelo y se balanceaba contoneando los tobillos haciendo que su cuerpo se desplazara levemente hacia arriba y hacia abajo, solo porque se sentía algo nerviosa. Max, como así se había presentado, le daba a entender que, en el fondo, no era bien visto seguirle tanto la plática a un cliente en horas de trabajo, él debía saberlo bien, pues se veía como un chico que se relacionaba con camareras y gente del servicio todo el tiempo. Lo mejor sería hacerle caso. – Ok, no hablar con clientes… anotado – dibujó un check imaginario en el aire con sus dedos, y rió -… Lo siento, es que estaba un poco nerviosa y eres el primer cliente que me toca atender – dijo como si confesara el más grande de los secretos, aunque estaba segura que era bastante evidente su inseguridad, pero se consolaba pensando que sentirse así el primer día era totalmente normal. Se llevó una mano a la frente sonriendo y negando con la cabeza, en señal de autoreproche.
El viento mecía el cabello de ambos, pues se cada vez se acercaban más a tomar la brisa marina, sobretodo él que contemplaba el mar con mucha ilusión. Ashley le miró curiosa mientras se abrazaba a si misma de forma instintiva por el frío viento, y él la volvió a mirar, haciendo que ella casi que se sintiese mal por haberlo mirado dos segundos sin que él se diera cuenta. Él le ofreció su chaqueta, y Ashley no podía creerlo, la verdad era que si tenía frío, era normal, pues estaban a la intemperie en un barco que estaba a punto de comenzar a moverse, pero titubeó entre decir sí, o no, pero él casi no le dio espacio de respuesta a la rubia, pues ya estaba volviendo a hablarle. – Así es, Oxford… - respondió asintiendo y tomando su chaqueta entre sus manos observándola – Es una buena universidad… - reflexionó pensativa mirando la chaqueta de Max – no cualquiera entra allí ¿sabes? – alzó la vista para mirarle y sonreírle – y porque he logrado entrar allí, no podría aceptarte esta chaqueta, sobretodo luego de que me hallas dicho que no podía seguirle tanto la plática a un cliente, tendría que ser estúpida para aceptar esto, por muy buen gesto que sea -  dijo rechazándola aunque se moría de frío de solo estar parada allí. Se sonrío nuevamente entregándosela – eso de que las rubias son estúpidas es solo un mito Max – carraspeó un segundo para corregirse – Señor Max – sonrió. Era un buen empleo y no podía arriesgarse a perderlo con pequeñeces como esa- Tal vez guste de beber un café adentro, asi ambos no pasaremos frío, le apartaré un lugar cerca de la ventana y así no podrá perderse de nada allá afuera – dijo pensando en que querría verlo, pues se había dado cuenta en cómo miraba el océano.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Miér Nov 06, 2013 10:10 am

Sonrei cuando le di los consejos me recordaba a mi hermana, algo tenia de ella quiza lo inocente aunque sabia que mi hermana no era inocente y con CJ y conmigo si lo era debido a que eramos sus hermanos mayores y no debiamos saber sus cosas "oscuras" por asi decirlo, escuche lo que me dijo despues asintiendo con una sonrisa -no te preocupes no lo tome a mal para tu suerte yo no soy como los demas clientes- le hice saber que por mi parte no habia problema si hablabamos o no, a mi me gustaba socializar y nunca era tan alzado con las personas que trabajaban de intendentes o camareras siempre me gustaba mantener una amistad o por lo menos una platica amena con esas personas. Por otro lado no era la primera que hacia eso pues ya antes me habian hecho platica y no eran primerizas pero eso ya era por otra cosa querian ir a la cama conmigo o simplemente buscaban una buena propina, lo que Ashley se veia que no era asi, por lo que no me estaba pesando entablar una conversacion con ella.

Era nueva en esto lo habia dejado claro solo esperaba que no se encontrara a personas que la hicieran menos o le dieran su regañada porque en si, esto ameritaba ser regañada no podia pensar que alguien lo hiciera pues se veia que la chica era buena y apenas se estaba ambientando a lo que habia aqui; le di mi chaqueta por el frio que estaba comenzando a hacer escuchando lo que me comentaba de la universidad, pues sin duda era muy inteligente, asenti haciendo una mueca -se que es una de las mejores lo cual me impresiona- recibi de nuevo la chaqueta al escuchar su otro comentario me imaginaba que ya no le habia parecido que le hicera platica o por lo menos vio a alguien detras mio lo cual no era asi. -Me parece bien vayamos adentro asi nos calentamos un poco de este frio- camine con ella hacia el interior del ferry pues lo que mas queria era sentarme ya no me habia parecido estar afuera con el frio que aunque la vista era hermosa no podia negar que me gustaba mas estar comodo disfrutando de ella. Me le quede viendo mientras preparaba el cafe o por lo menos lo servia me acomode en el asiento -y digame señorita Ashley siendo una de las mejores universidades ¿que hace aqui? deberia estar estudiando ahi- me habia dejado en claro que habia entrado mi pregunta era ¿porque no aprovechar una oportunidad asi? entre cerre los ojos para verla mejor, parecia una chica que tenia miedo de todo y a la vez de nada, una chica que no sabia ni lo que estaba haciendo aqui pero no la iba a hostigar con lo mismo por lo menos si queria desahogarse yo estaba aqui y ahora no me pesaba nada de lo que me pudieran decir, estaba en un humor neutral con todo. Recibi mi cafe y empece a tomarlo viendo la vista desde adentro aunque no podia negar que afuera se veia mejor, me gustaba mejor estar asi mas comodo y sin el frio que estaba empezando a hacer afuera, mucho menos escuchando como el viento movia una de las campanas que estaban al otro extremo causandome un poco de molestia.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Jue Nov 07, 2013 3:46 pm

Casi que se sentía mal por haber tenido que devolver su chaqueta, pues en la vida un chico la trató de esa forma, suponía que era por la prestancia y clase que se respiraba en Krakoa. Debía acostumbrarse a la gente diferente de la que habitualmente conocía en reino unido, aunque vamos, que tampoco era como si conociera muchos chicos. Su círculo en general siempre se reducía a no más personas de las que pudiese contar con sus dos manos, y eso no cambió con la universidad.

Le alegró saber que su idea, al menos, fuera aceptada. Y enseguida asintió llevándose el trapero tras la cocina. Al menos así no se sentía descortés. Se veía que era un chico amable, y que tenía razón a que no era como el resto de los clientes, porque aunque no tenía claro como eran los demás, Danielle le había hecho una clara descripción de como la trataría, y además incluyó a su terrible descripción una especie de manual de supervivencia, que Ashley detestó por lo poco auténtica que este trabajo le permitía ser. Al menos con este chico, se sentía más a gusto de ignorar algunas de las cosas que su hermana mayor le había advertido.

-¿Cómo le gusta el café señor? – dijo tras el mostrador, encendiendo las máquinas que hacían el expreso, la espuma de leche, y la normal, pero antes él ya le había preguntado otra cosa más, a lo que Ashley respondió con una mueca en primer lugar,
-bueno… no tiene mucha ciencia- tomo aire – mi padre ha enfermado de cáncer, y necesitaba dinero para su tratamiento. Así que… congelé mis estudios, y busque un empleo. Pero los trabajos a los que aspiraba sin profesión no alcanzaban para pagar ni la mitad de sus medicinas. Y bueno, tenía una media hermana, es una bailarina en esta isla. Habíamos perdido el contacto con ella desde hace casi seis años. Si de algo sirvió que estudiase informática, fue para localizarla de nuevo. Ella me trajo a este sitio, a trabajar de lo mismo que hubiese podido trabajar en Londres, pero los sueldos acá son ridículos. Mi hermana de bailarina, gana casi 2 veces lo mis dos padres hacían en un mes. Lo ridículo es que lo hace en una semana – se sonrió mientras ponía agua a hervir. No tenía mucha gracia, pues era la realidad de bastantes estudiantes. Negaba con la cabeza. Y acaba de percatarse que sonaba algo resentida, con una persona que pertenecía a este mundo de lujo – No… no quiero decir que sea malo, o ridícula la isla – se corrigió sin saber bien por qué aunque así lo pensara – Es solo que este sitio parece un tremendo paréntesis al resto del mundo. Creo que habemos muchos que viviríamos nuestra vida tranquilos sin siquiera percatarnos de la existencia de este pseudo paraíso terrenal. Digo, mírelo – señala la ventana que daba hacia las inmediaciones de la playa, y el puerto. Que más que un puerto parecía un club social de yates – Es perfecto, hasta la gente del servicio vive bien. – sentenció – me pregunto por qué el ejemplo de esta isla no se replicaría en el resto del mundo? – se preguntó en voz alta desconociendo de tomo y lomo de dónde provenía la principal fuerza económica de la isla. Otros sitios, de peor funcionamiento la obtenían del turismo, pero claramente esta isla no era como las demás, y Ashley todavía no conocía el porqué de la diferencia de esta isla con otra paradisiaca isla en Centroamérica. – Pero bueno, seguro tu conoces muchas como esta – se sonrió – digo usted – se corrigió – ¿Es su primera vez abordando el ferry?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Vie Nov 08, 2013 9:02 am

El haber entrado no me habia parecido una mala idea ya que estaba mas caliente y bueno me podia por lo menos sentar que me imaginaba ya el ferry no tardaba en abrir aunque veia que era el unico que estaba dentro de, pues habia eschado ruidos abajo y era la gente que todavia no dejaban entrar, sonrei porque se me hacia que este dia habia tenido suerte pues no estaba esperando alla abajo como todos ellos, escuche lo que me pregunto y sonrei negando con la cabeza -llamame Max y normal digo con dos de azucar- para no hacersela mas dificil solo le dije eso. Le habia preguntado que hacia aqui pues se me hacia raro que hubiese dejado una oportunidad de estar en una de las mejores universidades a solo venirse a esta isla a estar trabajando en un ferry eso si me hacia algo incoherente al menos a mi punto de vista; me imaginaba que le habia pasado algo malo pues mucha gente dejaba su futuro y tal por problemas de salud, familia o simplemente porque huyo de casa que sentia por ahi iba la cosa con Ashley.

Tome de mi cafe escuchandola no podia creer que le habia pasado algo asi pero eso hablaba bien de ella que queria salir adelante por su padre, al tener esa enfermedad si me daba una idea de cuanto costaban las medicinas y tal -lo siento- me limite a decir escuchando que seguia la conversacion contandome de su hermana; por lo menos le habia ayudado a conseguir un trabajo y bueno aunque no era un trabajo hermoso o bonito de hacer, me imaginaba que le iban a pagar bien pues estaba en uno de los lugares mas exclusivos. Me quede serio escuchandola renegar del mundo entero, me imaginaba entonces que ella no sabia que tipo de isla era esta y quienes eran los dueños pero en una parte tenia razon, en el mundo no habia este tipo de oportunidades y al menos a mi me causaba un poco de tristeza saber que en donde si las habia en una isla como esta, estaba bajo el mando de personas que simplemente no eramos "dignas" de estar aqui, me inlcuia tambien por el trabajo de traficar droga no era el mejor y eso lo sabia. -Entiendo tu punto pero a ver si hubiera este tipo de oportunidades en el mundo, las personas no harian caso a la educacion, necesitamos profesionistas y ve aqui, un botones gana bien, una camarera ¿te imaginas si el mundo fuera asi como en esta isla? nadie estudiaria- me limite a decir era una chica inteligente asi que entenderia mi punto. Tomaba de mi cafe asintiendo quemandome un poco pues no habia tenido cuidado, sonrei tomando una servilleta ya que se me habia caido un poco -si, me habian recomendado el venir y bueno no habia la verdad no habia tenido oportunidad- cai en cuenta despues de esta respuesta que no le habia preguntado nada sobre su padre y tal por lo que me atrevi a preguntar -¿cuanto es lo que se necesita para el tratamiento de tu padre?- curioseaba un poco.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Invitado el Mar Nov 12, 2013 3:57 am

Le vio de reojo en un par de ocasiones mientras buscaba y ponía en orden todos los utensilios necesarios para abrir la cafetería del Ferry. Era inevitable no mirarle con curiosidad si es que cada vez que le espiaba sin que él se pudiese dar cuenta encontraba atributos positivos. Él le invitaba a llamarle por su nombre, muy natural y Ashley ahora se encontraba en la disyuntiva sobre si hacerle caso a él o al protocolo. Entrcerró sus ojos de forma sospechosa pero divertida y buscó su mirada con la suya
-¿Esta seguro que el señor no es algo así como un cliente espía para evaluar mi trabajo?- sonaba estúpido para ella, no imaginaba que eso fuera posible en un trabajo real y no en uno sacado de una película o novela, aunque en la vida normal se hacía bastante. Para Ash sonaba algo ridículo. Comenzó a reírse ligeramente notando que el café de la cafetera estaba llegando al punto acordado por su jefe y lo sirvió tal cual Max lo había pedido. – Aquí tiene – lo sirvió, aunque todavía no estaba entrenada para ello. Estaba a punto de pegar una media vuelta para continuar con sus labores y no interrumpir su merienda, pero él hacía ver un punto sobre lo que anteriormente conversaban y Ashley le escuchó atenta ladeando la cabeza levemente y mientras él concretaba su idea ella arrugaba el ceño – yo si estudiaría - respondió rápidamente en cuanto el chico terminaba la idea – y aunque probablemente gane el doble de lo que en la vida ganaré como informática, estudiaría nuevamente.- pestañeó segura de lo que decía – pienso que en la vida todos tenemos un sitio y algo que aportar para que la sociedad funcione, pero también tenemos un valor propio. Creo que conozco mi sitio – se limitó a decir, pues pensaba fehacientemente en que si bien, para que el mundo funcionara la clase trabajadora debía existir, no estaría demás que las condiciones y salarios fuesen mejores que en el resto del mundo. Para ella ser camarera no era una opción, sabía que en algún momento saldría de ese sitio para continuar con su vida tal cuál la dejó. Creía en un mundo de oportunidades e igualdades, y este sitio le parecía el perfecto lugar para corroborar sus ideas, sin embargo lo hacía con una venda bajo los ojos, porque el paraíso escondía mucho más de lo que Ashley presentía.
-Pero bueno, ese es un tema que supongo da para largo rato- se excusó aleteando una mano deliberadamente en el aire y sonreír mientras abrazaba su bandeja- Eh?- una nueva pregunta del moreno la sorprendió al punto de no entender el porqué de su curiosidad con ese tema – Bueno… la es bastante… - comentó todavía sorprendida por su curiosidad – creo que andaba cerca de… 90 mil, de los grandes… - asintió mientras meditaba entrecerrando sus ojos con la mirada perdida en el techo como si tratara de leer la cifra exacta en ese lugar – pero suma y sigue, solo fue una consulta, y me gustaría intentar con medicina natural… - negó con la cabeza – yo no se… pero mientras más reunamos será lo mejor – Dejó la bandeja del café en la barra y se apoyó en ella. –Afortunadamente mi hermana ya ha cubierto gran parte de los primeros gastos…- pensó en voz alta y luego volvió menear la cabeza – ¿Por qué? – preguntó sin pensarlo demasiado – No será que tiene a algún cercano que padezca la enfermedad también – se alertó preocupada.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por шеф el Dom Ene 19, 2014 12:41 am


Tema Cerrado

avatar
шеф

Mensajes : 440
Fecha de inscripción : 25/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un extraño primer día de trabajo {Maximilian Vaughan}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.